Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

21 de junio de 2017

NUEVA SERIE CATECISMO PIES EN TIERRA. 8 Y 9

Lo que va de ayer a hoy
Historias bíblicas de ayer que se repiten hoy
Nueva Serie

Catecismo pies en tierra 8 y 9

SACRAMENTOS Y COMUNIDAD

 Creer  hacer y…
Celebrar
AYER

Celebrar, conmemorar, festejar, recordar, soñar…
Las sociedades humanas han sido, son y serán gente con  recuerdos del pasado que quieren hacer presente o con sueños de futuro que quieren hacer realidad . Algún zoólogo dirá que también los animales celebran, hacen fiesta... Yo solo conozco a los elefantes en la novela de Kipling y el pequeño Toomai, reuniéndose a danzar de noche en un claro de la selva.

Pero los animales humanos desde tiempo inmemorial se han juntado para celebrar con danzas, gritos y cantos, flautas y tambores, adornos de plumas y vestidos,  comida y bebida  expresando (sacando fuera)  lo que les  bailaba por dentro de su corazón.

Esto se ha relacionado muchas veces con lo que fueron llamando dioses, espíritus, fuerzas misteriosas…
De esas fiestas, celebraciones, han surgido muchas obras de arte, poemas y canciones, bailes típicos, y en algunos momentos la “ayuda” de bebidas, aromas  que sacaban a las personas de sus cabales.


Todas esas celebraciones empezaban siendo espontáneas  según lo que se le ocurría al grupo y a sus líderes, luego poco a poco los escribas. o sea los que sabían escribir, iban fijando muchas de esas palabras y ceremonias en tablas y papiros  y robando espontaneidad a lo que había empezado… así, espontáneamente como digo.  Se fijó, lo que “había que hacer y decir, cantar y gesticular.”  A eso se le llamaba ritos, ceremonias, tradiciones y en algunas religiones se les llamó liturgia, algo muy fijo y sagrado que se  .

conoció como Sacramentos
 Pues de  eso vamos a tratar
Hoy    escuchando a nuestro amigos   ella misma (EMI)  y usted por ejemplo (U.P.)

4.- DE LO QUE CELEBRAN LOS CRISTIANOS
(Y cómo lo celebran)
-U.P.- Además   de lo que un cristiano cree y lo que   hace, ¿qué tiene que celebrar un cristiano?
*EMI.- Tiene que celebrar el amor de Dios.
-U.P. Muy bonito, ¿eso como se celebra?
- EMI.- Pues  con   fiestas. ¿No decimos que un cristiano vive las felicidades, las bienaventuranzas?
-U.P. No veo yo a los cristianos con muchas ganas de fiesta.
*EMI.-  Pues sí… muchas. Sobre todo siete. Se les llama sacramentos.
- U.P.- Oye no me digas que los sacramentos son fiestas. Son ceremonias y bastante aburridas muchas veces.
*EMI.-Los sacramentos son fiestas..., otra cosa es lo que hayamos hecho con ellos. Pero son, o tienen que ser fiestas.
--U.P.-¿Qué es sacramento?
*MI.- Un sacramento es un signo, como  un símbolo, una señal de la gracia de Dios... de la gracia que Dios nos da gratis.
-U.P.  ¿Gratis? Pues yo conozco gente que paga, y le cobran por los sacra­mentos.
*EMI.-  Eso no me hace ninguna gracia ¿Cambiamos de conversaci6n?
-U.P.  No. O sea, que ¿celebrar un sacramento es celebrar una fiesta porque Dios nos ama y nos da su gracia?
*EMI-  Correcto. 
- U.P.Ponme un ejemplo.
*EMI.-Por ejemplo, el bautismo. Celebramos la fiesta porque una persona se convierte y se hace cristiana.
U.P.- ¿Cómo se va a convertir un niño si bautizan a las pobres criaturas cuando tienen unos pocos días?
*EMI.- Pues como de mayores no se conviertan, de poco les sirve que les hayan bautizado. Aunque se dice que para eso está hoy la confirmación.
U.P.- ¿Para qué está?
*EMI.- Para que cuando el patojo   va dejando de serlo, cuando va a poder votar y ser  persona  responsable,  se va dando cuenta de que lo bautizaron  sin contar con él.  Entonces piensa: ¿me olvido del bautismo o quiero hacer mi fe más firme?  Entonces  si se compromete...   confirma personalmente y es confirma­do en esa fe que recibió de niño, llorando cuando le echaban el agua.
U.P.Y cuando  se confirman ya  forman parte de verdad  de la comunidad cristiana?
*EMI.-¿Quieres que te sea sincera?
-U.P.-Por favor…
* EMI.- Pues desgraciadamente  muchos se confirman porque les han dicho, en las parroquia o  el colegio que ya tienen edad, pero  sin estar muy convencidos… ¿conoces el chiste del párroco que tenía  el templo   invadido por  ratones?
-U.P.- No  lo conozco, cuéntame.
*EMI.- Pues que el dicho párroco  echaba matarratas, pero  allí seguían los ratones correteando por la iglesia. Entonces consultó con el obispo,  que le aconsejó.: confírmelos….
- U.P.- ¿Que confirmase a quien?
* EMI.- A los ratones – Le decía el obispo: “verá como una vez  confirmados  ya no vuelven a aparecer por la Iglesia”
-Ja, ja!... O sea  que los llamados  cristianos…
* EMI.- Cuando el  sacramento lo celebran dándose cuenta de lo que hacen  es importante.  Bautizar quiere decir hundir, sumergir… Al prin­cipio el que se bautizaba, persona adulta, se hundía entero en un peque­ño estanque. Era un signo de que se ahogaba su egoísmo y salía un hombre nuevo.
-U.P. Así, es bonito. Pero ¿qué me dices de esos bauti­zos de niños   en que nadie se entera de lo que se hace, que los papás de la criatura  no está nada  preocupados por la fe  y se les ve en la celebración  que no saben dónde están?.   ¿Qué hombre nuevo puede salir de ahí?
- EMI.- ¡No me hables, no me hables…!
-U.P.- Si te hablo,… ¿Qué dices de eso?
* EMI.-  Digo que en el bautismo uno se incorpora a una comunidad, a un grupo de creyentes. Juntos formamos lo que se llama "el cuerpo de Cristo".
U.P.- - ¿Y si no hay grupo de creyentes?, ¿si los padres ni se interesan por la comunidad, ni por la iglesia, ni por nada de nada?
* EMI.- Entonces lo menos que te puedo decir, amigo, es que el bautismo es un abuso, ¿qué pintan allí en esa ceremonia?
-U.P.- ¡Hombre!, borrarle el "pecado original", se dice.
- EMI.- Sí, ¿cómo con un borrador? En el fondo, el pecado original viene a ser el pecado estructural que decíamos; el pecado que flota en el ambiente.
-U.P. ¿Y para librarse de él?
- EMI.- Para librarse de ese pecado hay que convertirse a una vida nueva y unirse a una comunidad que siga al "Gran Rebelde",  el Jesús que empezó a cambiar con sus palabras y con sus hechos esa sociedad; al Jesús que vivió de modo tan distinto  al nuestro que no cedió a los egoísmos, a los orgullos, a las crueldades, a la falta de amor..., al “pecado original” de la sociedad.
-U.P.- ¿Por eso se bautiza uno?
*EMI.-  Ese es el único motivo: unirse  a la comunidad de seguidores de Jesús, de los que quieren que “venga su reino”, el nuevo mundo de Dios.
U.P.- Pero  muchos bautizan a su niño solo para que no se enojen los abuelitos.
* EMI.-  Pues sí.
-U.P.- ¿Y los otros sacramentos? ¿Son todos  fiesta?
- EMI.-  Todos: La reconciliación, signo de alegría del perdón de Dios; el matrimonio signo del que Dios está en el amor de la pareja; la ordenación signo del que se consagra al servicio de la comunidad; la fracción del pan. ..
-U.P.- ¿La qué?
- EMI.-La fracción del pan.
- U.P.-Vamos primero con la confesión.
* EMI.- La reconciliación.
- U.P.-La confesión.
*EMI.-  ¡La fiesta de la reconciliación!
-U.P.- ¡Vaya fiesta! Tener que contarle a un sacerdote una bolsa de pecados.
* EMI.-  No es eso.  En los dos mil años de historia se ha celebrado esa reconciliación de muchas maneras.  A veces algunos padres, poco paternales,  han usado la confesión, como tú dices, como un modo de tener asustada a la gente, como  un juicio donde se imponía un castigo… Pero eso va cambiando.

-- U.P.¿No te parece que si no se  mete algo de miedo a la gente se porta peor?
*EMI.-  Qué barbaridad.  La gente se porta mejor cuando  siente   que la quieren  que cuando la amenazan. Y la fe no puede ser cosa de un dios-policía. Es triste asustar a la gente para que tenga fe
-U.P.-- ¿Qué es pues el sacramento  ese de la reconciliación?
* EMI.- Es también fiesta. Celebramos que Dios, que es amor, nos perdona. Celebramos también que nos podemos in­corporar a los trabajos e ideales de la Iglesia  para que vaya creciendo el reino de Dios del que hablamos… 
-U.P.- Es que sobre la confesión hay mucha gente asus­tada y desconfiada.
*EMI.- Mucha. Hay que aclararse y perder el miedo a la penitencia -empezando por llamarla reconciliación-. Dios es amor.
-U.P.- No sales de eso
*EMI.-No puedo
-U.P.- Otra cosa: la misa.
* EMI.- La fracción del pan.
-U.P.- Lo que sea. ¿Hay que ir a misa?
*EMI.-  Los cristianos se reúnen para escuchar la Palabra de Dios, partir el pan en comunidad; para celebrar la fiesta de acción de gracias.
- U.P.- ¿Acción de gracias?
*EMI.- En griego se dice eucaristía.
-U.P.- ¡Ah! ¡Cuánto sabes! ¿Y eso de “partir el pan”?

* EMI.-Así se llamaba al principio lo que hoy llamamos misa. Él -Jesús- en una cena de amigos tomó el pan, lo partió, se lo repartió a los discípulos y les di­jo: Tomen y coman que esto es mi cuerpo
-U.P.  Y ¿ahí, en el pan y el vino, está Jesús?
*EMI.-  Nosotros creemos que Jesús está  presente en muchas partes: allí donde hacemos algo desinteresado por los otros, en nuestros intentos de hacer un mundo en paz, en los ratos en los que nos ponemos en serio a orar y especial­mente cuando nos reunimos en memoria suya: en el pan y el vino que compartimos.  Pero  más especialmente Jesús está  en nuestros  hermanos  desamparados. El lo dijo: “tuve hambre y me dieron de comer, etc., etc. Todo lo que  hagan a alguno de estos mis hermanos  pequeños me lo están haciendo  a mi”. O sea que ahí está. No solo en la misa.
U.P.-  ¿Pero  qué pasa si la gente que va a misa se reúne sin quererse y se aburren sin hablarse y les reparten el pan, pero ellos no comparten nada después  con los demás?
 *EMI.- ¡Eso no puede ser!
- U.P.- No te hagas la distraída… tú sabes que eso pasa
 *EMI.- Bueno… el problema  de los que nos llamamos  cristianos es que a veces tenemos una teoría pero hacemos  otra cosa distinta… Anda pegúntame por otro sacramento.
-U.P.-  No me apetece, ¿por qué tiene que haber tantos sacramentos?
* EMI.- Porque  los sacramentos son como pequeñas fiestas, en las que está presente Dios,  para celebrar  la vida: el nacer, el perdón,  la en­fermedad, la reunión, la comida, el amor...
-U.P.-  El amor: ¿la boda por la Iglesia?, ¿por qué todos tienen que casarse por la Iglesia?
* EMI.- Eso digo yo, ¿por qué?
-U.P.-  ¿Quiénes se tienen que casar por la Iglesia?
*EMI.-  ¡Otra vez con el "tienen que"!.  Celebran el sacramento del matrimonio los que creen de verdad en Jesús y quieren vivir su amor como un signo del amor de Dios a los hombres; los que luego van a formar en familia parte de una comunidad cristiana y van a vivir juntos su fe.
U.P.-  ¿Y quienes solo quieren una ceremonia bonita?
* EMI.- Que no vayan a la iglesia.  Que  se busquen un restaurante bonito, lujoso si quieren y pueden,  y ya está. La boda "vale" igual por lo civil que por la Iglesia, a efec­tos legales.
-U.P.-  Antes  dijiste la palabra "comunidad: eso esta de mo­da, ¿no?
- EMI.- ¡Ojalá estuviera más de moda! Las personas  va­mos cambiando, muy despacito,  de ser individualistas, de poner  la zancadilla a quien  nos hace competencia… vamos pasando, muy lentamente   a ser solidarios y poner nuestra vida  en común, en  comunidad.   Eso nos encargó, con obras y palabras  nuestro   jefe , Jesús.
- U.P.- Muchos jefes  tienen ustedes: el Papa, los obispos, los  padres.
* EMI.- A nadie llamen Padre decía  Jesús
--U.P.- Bueno,  los padrecitos
* EMI.- Así queda mejor.  Tenemos un solo Señor: Jesús. Los demás son ministros, o sea servidores de la comunidad,  presiden, coordinan, explican la buena noticia de Jesús. El que manda es Jesús y es el primero que se puso como servidor.


- U.P.- Algunos ministros de la Iglesia se pasan en su poca  responsabilidad, como los otros ministros  del gobierno
* EMI.- Algunos se pasan. Son de carne y hueso. El que pierde la fe por lo malo que hagan los padrecitos o los obispos o cualquier ministro   de la comunidad  es  que no tiene ni idea de lo que es el ser humano. 
- U.P.-  ¿Y los que no son sacerdotes, aquí no importan  nada?
* EMI.- Los cristianos somos todos sacerdotes…. O no lo es ninguno, como lo prefieras.
-- U.P.- .-¿A ver? Otra complicación.  Explícate
* EMI.- En la carta a los Hebreos  so­lo se llama sacerdote a Jesús. Pero en otras cartas de San Pablo,  dice que   nos­otros, los bautizados  somos un pueblo de sacerdotes. En el Evangelio ni Jesús ni nadie de sus discípulos tenían nada que ver con los sacerdotes.
-U.P.-  Pero existen los que llamamos padre…citos;  el sacramento del orden sacerdotal.
* EMI.-Cuando se consagra   a un ministro de la iglesia, o un obispo, se le “or­dena” para el servicio.   Queda consagrado, entregado al servicio de la comunidad.
- U.P.-Pero es que yo conozco  algunos ministros de la iglesia que no parecen servir mucho a la comunidad
* EMI.- Tienes razón.  Pero tenemos que mirar todo esto con ojos de futuro
--U.P.-¿Con ojos de qué?
* EMI.- De futuro. Quiero decir que la manera de ser sacerdotes… ministros de la Iglesia, ha cambiado mucho, unas veces para bien, otras para mal.  Tiene que seguir cambiando para ser fieles a Jesús. Habrá   cambios  en  el futuro de  la iglesia que hoy no nos podemos imaginar y que un día los veremos, nosotros  mismos o quienes  vengan detrás de nosotros.
- U.P.- ¿Por ejemplo?
*EMI.- Eso te lo dejo para que lo imaginen   ustedes en comunidad.
  comunidad
-¿U.P.  ¿Comunidad?  ¿Pero  quién es el responsable de  que  la acción de la Iglesia y sus ministros no sea  como debería  ser?
 * EMI.- Todos somos responsables.  Recuerda lo que te decía al hablar de la Santísima trinidad. Todos a imagen de Dios somos uno y si no, somos responsables
- U.P.-¿Por qué?
* EMI.-Por no ser bastante responsables. Los que tienen algún cargo, porque abusen de su poder, y los que creen que no tienen nsda que hacer en la Iglesia, por hacerse los distraídos, olvidar sus responsabilidades y dejar que todo  lo dirijan  los sacerdotes. Todos tenemos la culpa.


U.P.- - ¿Y  no podrían ir mejor las cosas?
* EMI.-  Pueden ir mejor. Se intenta. Hubo hace años un Concilio, 
- U.P.- ¿Un qué?
*EMI.- Un concilio. Una asamblea de todos los obispos del mundo. En toda la historia    desde tiempos de Jesús ha habido 21 concilios. Unos dos mil  obispos    se juntaron en el último: El Vaticano II
*U.P.- Y ¿todo se resuelve allí en los concilios esos?
* EMI.- No.  Hay   asambleas de cristia­nos en las diócesis o entre varios países como  en Latinoamérica,  Existen  comunidades de base,   congresos de teología..., donde  los cristianos pensamos como debe   ir la Iglesia,  nos autocriticamos e intenta­mos ir arreglando las cosas.
- U.P.- ¿Es difícil eh?
*EMI.- Es sencillo. Todo se arreglaría con conectar estos tres cables: creer, hacer y celebrar. El problema  está en que unos cristianos dicen que creen pero no hacen, otros cele­bran y no se sabe si creen, otros hacen pero no celebran, otros dicen que no hacen pero se creen que celebran, otros no creen ni celebran y...
-U.P.-  Te estás haciendo bolas
* EMI.-  Sí Me estoy  haciendo bolas, pero es sencillo: el cristiano  que sigue a Jesús, cree, hace y celebra, porque si no hace lo que cree cuando ce­lebra, ni celebra lo que hace  cuando cree...
- ¡Buenooo!
***   ***   ***

Al llegar aquí nos callamos y volvemos a leer en la primera página la presentación de todo este diálogo entre la chava que    va siendo cristiana y el preguntón.
Seguramente que a ustedes les habrán dado ganas de volver a pensar sobre alguno de los temas  que tratamos en  este catecismo, sobre lo que  importa  creer,  celebrar y hacer.   Les estará dando ganas de reunirse en comunidad y volver a reflexionar y dialogar para ir siguiendo mejor  el camino de Jesús.

Porque si usted quiere ser cristiano no puede contentarse con lo que le hemos dicho desde estas páginas.  A usted le corresponde seguir profundizando en esa fe que tal vez le empezaron a enseñar en su infancia pero que se le quedó estancada.

Anímense pues.