Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

9 de agosto de 2019

Palabras de a Voleo "LUNA"


PALABRAS A VOLEO

Seguramente se preguntarán  cómo esta palabra de  tan gran actualidad  no lo  había comentado todavía.  Lo mismo podría decir precisamente  que por eso. 

Por la  pesada actualidad,  que  se  nos aparecía en todas partes, hasta en la sopa se suele decir, y es casi verdad.  

 Pero  creo que sí,  que la palabrita se merece   un análisis a pesar de los distintos comentarios que estos días pasados  han llovido,  aunque dicen que allí no llueve. Es que “allí” es precisamente la

 LUNA


Y  esta  vez abundamos en la etimología para sorprenderle  porque se llama luna,  además de la mismísima luna:…

Por extensión, cualquier satélite natural de un planeta de tamaño y forma sustancial.
Sinónimo: satélite
Hiperónimo: astro
Ejemplo: Las lunas de Saturno.

Se refiere a un período de tiempo equivalente a un mes lunar.
  Uso: literario
  Ejemplo: Por muchas lunas.

Antiguamente, nombre dado a la menstruación

Espejo
Tabla de cristal o de vidrio cristalino, de que se forma el espejo azogándola o plateándola por el reverso, o se emplea en vidrieras y escaparates.
1; lámina de vidrio de una ventana.

Cristal o vidrio pequeño que es la parte principal de los anteojos.1
  Sinónimo: luneta
 Ictiología. Pez luna.

Turbación de la personalidad que se atribuía al efecto de la Luna en los faltos de juicio y en otros enfermos.

Todavía  en esta época histórica  conozco un país   donde al presidente se le denomina “nuestro hombre  en la luna”.  Los habitantes de  esa nación discuten si es que el 
mandatario está  sicológicamente  en la luna o  hace  que está por  ahí arriba  como táctica para evitarse responsabilidades.

 La luna es en nuestra  vida social y mental  el símbolo de  la  mente absorta por una gran atracción. 

La persona distraída es en realidad demasiado atenta.  Por algo la luna es el satélite preferido de los enamorados.

Estoy evitando  volver a sacar reflexiones y   fotos del suceso que hace 50 años impactó a la humanidad  como noticia real, o,- en reflexión crítica  de algunos,-  como un gran engaño
de ese país norteño   que  se sentía superado en lo que  parecía un acontecimiento impresionante para mostrar su poder.

 Y es que de verdad sobre  muchos acontecimientos en la historia  universal   con el tiempo nos hemos ido dando cuenta de que eran  distintas lunas evasivas  que nos  habían robado la atención.

Es una pregunta  para seguirnos  haciendo: ¿cuántas lunas en estos tiempos  nos tienen dominados?

¿Cuántas  noches o días  nos han tenido mirando al cielo, a las alturas, a las pantallas del televisor, a alguno de los acontecimientos  que nos metían por los ojos y el cerebro  mientras nos olvidábamos de realidades impactantes, importantes, preocupantes?

La tierra según parece tiene un satélite que se pasea a su alrededor.

¿Cuántos satélites están girando en torno a la humanidad?  ¿Cuántos hechos, noticias, amenazas, sensacionalismos,  nos dejan  cabeza vuelta  al cielo o cabeza a la tierra o fijos en una personaje  que para nosotros en una especie de extraterrestre  hasta que esa imagen se   desvanece y aparece otra?

En YouTube  bailan imágenes  de seres  celestiales  o  seres de las  profundidades  que nos  acaparan la  atención.

Unas  son estudios científicos y muchos otros sensacionalismos.
Mientras tanto la cruda realidad, la que está en lo más profundo de nosotros mismos o la que  atenaza los movimientos y relaciones de nuestra sociedad queda lejos de nosotros.
Estamos en la luna.

Hace mucho escuchábamos decir a los críticos de la religión  que es “el opio de pueblo”  

 Tal vez podríamos decir  hoy  que para  muchos se trata de una religiosidad que es  la luna de los creyentes. Que para muchos   la religión  que practican  es  como una luna que les atrae.

Algunos cantos religiosos nos lo dicen:¡¡ hoy no se puede estar mirando al cielo!!  No se puede estar con actos de piedad  que solo son  evasión de un Dios que  está aquí con nosotros y que nos pide no separar la oración de  nuestro servicio a la  humanidad.