Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

2 de octubre de 2016

Diálogo Interreligioso:3a. Parte

Hacia un diálogo interreligioso juvenil
para la transformación social
Edwin Roberto Mendoza Hipp.


1.1) Vinculación entre teología del pluralismo religioso y diálogo interreligioso



El proceso de globalización y mundialización que está aconteciendo actualmente ha llevado a tomar conciencia que se vive en mundo cada vez más plural y diverso de lo que se creía. Esta imponente realidad ha abarcado también al mundo de las religiones, las cuales se han ido dando cuenta de la gran pluralidad religiosa en la que se encuentran inmersas.

Ante un mundo donde se han venido multiplicado los conflictos políticos y sociales como la pobreza, el deterioro ambiental, la violencia y las guerras, las religiones han empezado a reflexionar más seriamente sobre el papel tan importante que juegan en la sociedad de hoy. Esto ha suscitado en las diferentes religiones una preocupación por unir esfuerzos para luchar de manera conjunta en contra de todo aquello que atenta en contra de la dignidad del ser humano y la paz mundial.

Para lograr este fin, muchos coinciden en que lo primero es establecer un acercamiento respetuoso entre las religiones que favorezca las relaciones de entendimiento mutuo. De ahí que ha surgido un creciente interés por el diálogo interreligioso tanto desde el sector académico como desde las mismas instancias religiosas. Esta predisposición ha motivado a muchos teólogos y líderes religiosos a reflexionar científicamente acerca de los fundamentos que están detrás de esta compleja inquietud.


Adentrarse en este interesante y novedoso universo de las religiones puede llegar a ser sin duda una experiencia sumamente apasionante, pero ésta requiere a la vez de una conciencia madura de que se pisa en un terreno sagrado, especialmente porque no sólo trata con conceptos y teorías, sino que involucra también aspectos profundos y trascendentes del ser humano: sus aspiraciones, su cultura, sus sentimientos, sus relaciones interpersonales, sus convicciones morales, su visión del mundo y de la vida.

Es por esa razón que la búsqueda de un diálogo sincero entre las religiones, debe conducir a  cada una de ellas a examinar profundamente sus propias actitudes y posicionamientos ante las demás tradiciones religiosas. Ello implica que sus reflexiones deben basarse en valores  fundamentales como el respeto, la igualdad, la tolerancia y la apertura, los cuales son clave para un fecundo proceso de aprendizaje recíproco. Dicho en palabras de Hans Küng: No hay paz  religiosa sin diálogo entre las religiones. No hay diálogo entre las religiones sin estudio de las bases en las religiones.