Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

10 de junio de 2017

Lo que va de ayer a hoy CATECISMO PIES EN TIERRA.7

Lo que va de ayer a hoy
Historias bíblicas de ayer que se repiten hoy
Nueva Serie

Catecismo pies en tierra 7


Ayer
Para abordar el tema de hoy. Antes de dejar hablar a U.P y EMI tenemos que hacer una vieja distinción.
Los seres humanos según avanzaban en conocimiento  y en orientación, iban  avanzando en conciencia de lo que podían y tenían que hacer.  Eso les pasa a personas y animales. La diferencia es que unos hacen   lo que hacen por puro instinto. Suponemos, porque no nos   han dicho, que actúan  sin motivos conscientes y otros, los que nos creemos inteligentes con  motivos, objetivos, reflexión, conciencia…

Hay que ver los planes, proyectos, decisiones  que vamos tomando, por lo general, aunque todos sabemos de acciones espontáneas, irreflexivas, instintivas que nos  mueven. Aquí sicólogos y siquiatras se ceban analizando la conducta humana. Desde el pequeñín caprichoso que… “por qué hiciste eso?” – “porque sí”…  Hasta le mente retorcida que busca motivos y explicaciones para hacer o no hacer lo que hace.  Aunque otra mente más retorcida que le conoce, está pensado que eso que llama motivo no es más que un pretexto, una escapatoria pero que en realidad hay fuerzas distintas que lo están…, que nos están moviendo en nuestras acciones.
Simplificando toda esta filosofía me atrevo a decir que  todo lo que hacemos en nuestra vida personal y en nuestros grupos  se puede dividir en acciones y actividades.
Las acciones  son  trabajos  que se plantean con un motivo consciente  más o menos importante, pero importante,  de servicio a la sociedad que si no se hacen  o se hacen mal, algo  falla, algo  falta, … y si se hacen bien se consigue un beneficio real  para los demás. Esas son acciones conscientes
Las actividades son   movimientos personales que no tienen excesiva importancia, que pueden ser más o menos interesantes, pero que no tienen excesivas consecuencias para la vida personal o colectiva.
En los grupos relacionados con alguna religión, como tratamos ahora,   se dan casos de personas muy activas y personas muy activistas (y , claro, otras  pasivas, pero de esas mejor no hablar ahora)
Lo que llamamos religión  tiene ese grave peligro del activismo  donde algunos no paran de  hacer ”cosas” mientras otros se preguntan: ¿y para qué?.
Lo que  los seres humanos  hacen, con muchos matices se pueden dividir, simplificando, en acciones  y actividades. Y después de esta pequeña clase de  sociología podemos ya pasar al

Hoy

  DE LO QUE EL CRISTIANO HACE
(O tendría que hacer, que no es lo mismo) – Dejemos hablar a U.P y EMI
U-P.-¿CUÁLES son los deberes del cristiano?

*EMI-- EI cristiano no tiene "deberes".

- U.P.-¿No? ¿Y dónde dejas los mandamientos?

*EMI.- Los mandamientos no son propios de los cristianos, son del Antiguo testamento y de todo ser humano: no matar, no robar, no mentir...

- U.P.-Bueno, pero el cristiano tendrá algunas obliga­ciones.

*EMI.- Si hace las cosas "por obligación" no es cristiano.

- U.P.-Es difícil entenderse contigo, hermana. El cristiano tendrá que hacer algo para ganar méritos para el cielo.

- EMI.-EI hacer cosas por "ganar méritos" no es cristiano.

- U.P.-Me rindo. Entonces, ¿cómo actúa el cristiano?

- EMI.- EI cristiano actúa por gracia, vive en gracia. 0 sea: gratis, por agradecimiento.

-U.P.- Muy idealista me parece. En este mundo no se da nada gratis
.
-*EMI.-No. Eso es lo raro del cristiano, o del que vive como cristiano, y de otros que sin llamarse cristianos para mí lo son: que se entregan gratuitamente a hacer el bien.

-U.P.- O sea, que ni son todos los que están ni están todos los que son.

* EMI.- Eso.

- U.P.-Volvamos al tema, ¿qué es la gracia?

* EMI.-Su nombre lo dice, es gratis. El don de Dios que es amor. Él se nos da primero. Nosotros le damos las gra­cias, vivimos agradecidos y ponemos todas nuestras gracias, lo que somos y tenemos, gratis, al servicio de los otros.

-U.P.- Pero..., si Dios es amor y vivimos en su gracia, ¿qué me dices de las desgracias? ¿Hace Dios las des­gracias?, ¿hace la maldad y las tragedias del mundo?

*EMI.-  Unas las hace la naturaleza y otras los hombres. Las cosas funcionan a primera vista como si Dios no existiera. Él no maneja al mundo y a las personas como marionetas, tirando de los hilos. Él es a su vez, como te dije, todopoderoso y todo débil. Cuando a su mismo Hijo lo clavaron en la cruz no lo desclavó.

- U.P.-Pues, como te dije, este Dios va a interesar poco a la gente.

* EMI.-Claro... los que buscan un dios "útil", que les sir­va para sus intereses, es mejor que lo dejen. Dios no les vale para eso.

- U.P.-Entonces, ¿para qué vale?

* EMI.- Ante el mal del mundo Él no quiere entrar como el señor influyente al que se le piden recomendaciones. Entra como pobre, compartiendo con los oprimidos y cargando Él mismo con el mal.

*U.P.- ¿Para qué nos resignemos a todo?

- EMI.-  ¡Nooo!, para vivir y enseñar a vivir en solidaridad…

-U.P.- ¡Pues vaya vida! ¿Eso dijo Cristo que es la moral de los que le siguen?

* EMI.-La moral es vivir agradecido y buscando la felici­dad... Cristo nos enseñó las "felicidades".

- U.P.-Explícate. Eso me suena también a nuevo.

*EMI.-Las felicidades: Bienaventurado quiere decir feliz, dichoso… ¿No conoces las bienaventuranzas?

-U.P.- Eso sí me suena. ¡Qué manía tienen algunos de decir lo que todos saben con palabras que nadie en­tiende!

*EMI.- Pues ese es el modo de ser feliz; ésa es la ley de Jesús: las bienaventuranzas van mucho más lejos que los puros diez mandamientos.

-U.P.- ¿Quieres decir que al cristiano se le conoce por el modo como intenta ser feliz?

-EMI.-Correcto. Léete, por ejemplo, los capítulos 5, 6 y 7 del evangelio de Mateo. Ahí tienes lo que hace un cris­tiano para ser feliz.

-U.P.- Ya me suena. Felices los pobres y todo eso... Felices los pobres para que se aguanten con su pobre­za, ¿no?

*EMI.-  No. Felices los que no solo son pobres, sino que además tienen corazón de pobre. Los que no intentan trepar ni pisar al vecino. Los pobres a conciencia; los que se dan cuenta de las diferencias e injusticias del mundo e intentan arreglarlo; pero no para ellos solos si­no para todos.

- U.P.-O sea, que el pobre de Espíritu…

- EMI.- Yo le llamaría el pobre a conciencia: el que se da cuenta de los valores de la pobreza: generosidad, senci­llez, ¡solidaridad!

-U.P.- Pero…

* EMI.- Pero no me interrumpas.  Y también el pobre con conciencia se da cuenta de los límites y males de la pobreza: la opresión, el hambre, la incultura, la destrucción de la persona... Y se rebela y lucha codo a codo con otros para hacerlo desaparecer.

-U.P.- Explícalo un poco más.


-EMI.-  ¿Más todavía? Hay cinco tipos de gente en el mundo. A saber:
Los instalados - Los trepadores – los masificados– los aplastados y los solidarios.

 Los instalados: Los que están arriba. No tienen que preocuparse más que por mantener su situación y que no les quiten sus privilegios.
Los trepadores: andan conspirando y adulando a los de arriba para su­bir a instalarse.
Los masificados: van tirando. Andan regular o mal, pero se aguantan y se dejan llevar de la vida. ¡Qué se le va a ha­cer!..., son como marionetas. Como la masa de las tortillas que se amasa y así se queda.
Los aplastados: esclavizados, engañados... no tie­nen ni fuerza para rebelarse. Están tan oprimidos… les faltó hasta la alimentación desde pequeños, y la escuela y  el trabajo, y la casa y…

- U.P.-  No te olvides  de los "solidarios".

* EMI.-Los solidarios no se instalan, no intentan trepar, no se dejan manejar y se ponen de parte de los aplasta­dos para que nadie aplaste a nadie. Esos son los pobres de corazón.

-U.P.- ¿Cuál es el sitio de los cristianos?

*EMI.-¿A ti que te parece?, ¿con quienes estaba Jesucristo?

-U.P.- Entonces, si me decías que no hay obligaciones, ¿no existe el pecado?

* EMI.-Sí existe el pecado.

- U.P .¿Qué es el pecado?

* EMI.-El pecado es no amar, no agradecer, no corresponder al amor.

-U.P.- ¿Qué clases de pecados hay?

*EMI.- Hay pecados individuales y pecados colectivos.

- Explícate.

* EMI.-Casi nunca una persona hace el mal ella sola. En esta sociedad los males los organizamos entre muchos.

-U.P.-¿Por ejemplo?

* EMI.- Por ejemplo, cuando alguien asesina o roba no es solo culpa de quien lo hace. Hay muchas malas influencias y falta de cariño que  ha tenido  de los padres, o los vecinos, o los maestros, las leyes..., que se van juntando para que al final alguien se convierta en asesino o en droga­dicto o en...

-U.P.- ¿Y las víctimas?

*EMI.-Las víctimas también son víctimas de muchos. Cuando en el tercer mundo (o en el primero) se muere la gente de hambre, la causa no es sólo de los gobiernos. Nuestro consumis­mo, individualismo, faltas de amor y atención, pasivi­dad... se juntan para que se mueran de hambre los más pobres. Lo que dice el refrán: “Él solo se murió porque entre todos lo mataron.”

- U.P.- He oído hablar del pecado "estructural", ¿qué es?

* EMI.-  El pecado de una sociedad que está mal organizada. Donde hay egoísmo, desconfianza, dictaduras, envidias, recelos, diferencias entre muy ricos y muy pobres, trepadores, instalados, masificados...

- U.P.- Y ¿qué remedio hay contra ese pecado estructural?

*EMI.-  La conversión.

--U.P.- Convertirse es ir a misa¿ verdad?

* EMI.- ¡No!, convertirse es cambiar el corazón y la cabeza.

-U.P.-  ¿O sea?

- EMI.- O sea, pasar de ser un trepador, un instalado a ser persona solidaria... Pero no basta.   No hay verdadero cambio personal si no intentamos librarnos del pecado "estructural". Si no vamos cambiando la sociedad en que vivimos.

-U.P.- Eso me huele a revolucionario.

*EMI.-  Puede que sí. La revolución del amor. La que Jesús anunció y por eso lo mataron

-U.P.-  ¿Qué hay que hacer para conseguir el perdón del pecado?

* EMI.-  El perdón no hay que “conseguirlo”, hay que aceptarlo.

-U.P.-  Pero, la confesión…



- EMI.-  De la confesión hablaremos luego.

- U.P.- ¿Cuándo?

* EMI.- Cuando hablemos de lo que el cristiano celebra.

- U.P.- Pues si ya hemos terminado con lo que hace, podemos pasar a lo  que celebra.

* EMI.- Buena idea.

(continuará)