Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

1 de septiembre de 2017

IMAGENES PARA MEDITAR

TENEMOS VOZ

Sí tenemos voz
para gritar.
Lo que faltan son oídos
que nos oigan.
Aunque somos vulnerables
Ya se está endureciendo nuestra piel.
Se nos curte
gracias a las cicatrices
que nos marcan 
los espinos de metal.
Nuestro rostro se endurece
frente al gesto prepotente
del mandado que anda armado   
y aunque  tiene mujer e hijos a él le pagan

y le mandan
a que corte el paso
de los niños y mujeres
que no tienen
pasaporte de turistas;
pues tenemos solamente
hambre y miedo;
pero eso no se admite
de equipaje.
Sí tenemos voz
Y  nos la escuchan
los oídos de Francisco
y otros cuantos     
que hacen eco a nuestros  gritos.
Pero ese eco 
se evapora en el despacho del ministro
y en los cálculos de los economistas,
que no cuentan como ingreso
que  tengamos cicatrices
Y tengamos voz y angustia.
Solamente confiamos
En que aumenten
Con las nuestras
otras voces:
Las de ustedes 
que esto leen,
los que miran estas fotos
y se sienten conmovidos,
pero callan
y permiten que el ministro
junto a sus economistas
siga calculando el producto interno bruto
y embrutece a los mandados
que protegen  brutalmente
las fronteras.
Sí tenemos nuestra voz
Pero es pequeña,
Si ustedes que esto leen
No se juntan
a gritar junto a nosotros,
Y que mande su ministro
A los mandados bien armados
para que  abran de una vez
tanta alambrada
y podamos abrazarnos
y poner
junto a su oído
nuestra voz agradecida
¡Porque sí tenemos voz!