Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

31 de octubre de 2016

Los fabricantes de la opinión pública



La opinión pública consiste en las creencias fuertes sostenidas por un público en cierto momento. Se forma a través de la conversación de vecinos, en las escuelas, reuniones diversas y por la influencia que ejercen los medios de comunicación, sobresaliendo sus piezas de infomerciales, que no son sino espacios de propaganda disfrazada de información.
De esta manera, los medios de comunicación fácilmente se convierten en fabricantes de la opinión pública.

El Papa Paulo VI dijo en una ocasión que, los medios de comunicación no son solamente espejos pasivos, sino maestros activos, pues estimulan el pensamiento, sugieren lo que es preciso decir, modelan las ideas, animan a la acción, y forman la personalidad.
Según el periodista francés Jean Schwoebel, del periódico Le Monde de París, la libertad de prensa no es más que la libertad de los propietarios de los periódicos y noticieros audiovisuales.

En un estudio que el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, publicó el año 2004 bajo el título de La Democracia en América Latina, se destaca la estrecha vinculación entre grupos económicos y medios de prensa.

En este escenario, el riesgo es que los medios fácilmente pueden cumplir el papel de reproductores de mentiras. Un ejemplo concreto es el caso de la actual situación política de Venezuela.

Algunas agencias de noticias han estado difundiendo información sesgada. Solo publican los puntos de vista de la oposición, que claramente responde a un guión diseñado en el Norte para derrocar al gobierno del presidente Nicolás Maduro.
Han ocultado que al descubrir un escandaloso fraude electoral, los tribunales de justicia de Venezuela, anularon el mecanismo de recolección de firmas para pedir un referéndum revocatorio del período del presidente Maduro.

Según el Alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, la oposición entregó un millón 957 mil firmas, pero el 30 por ciento eran fraudulentas. Se encontraron datos de 1,337 cédulas inexistentes y más de tres mil pertenecientes a menores de edad. Lo más grave es que 11 mil personas fallecidas aparecen como firmantes.

Asimismo se ha minimizado que está en proceso una iniciativa de diálogo entre la oposición y el gobierno, promovido por el Papa Francisco y la Unión de Estados del Sur, Unasur.