Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

28 de enero de 2017

Dios entre la basura

Es posible la esperanza.
De las basuras pueden renacer instrumentos maravillosos, humanidad, bellas melodías vitales... si nos movilizamos para ello y somos capaces de cambiar nuestros caducos esquemas de pensamiento y vida.



Sin duda, es mejor “enseñar a pescar” que “dar” una caña,
pero mientras aprenden
habrá que devolverles la salud con el “pan y el sanar de cada día”
que tenemos y hasta tiramos,
y
a ellos en justicia pertenece
¡Vaya a que no puedan aguantar el hambre ni la enfermedad
...y mueran antes de aprender!
...¡¿para quién, entonces, la caña?!

________________________________
El Padre Pedro Opeka, de a orden de Misioneros Lazaristas de San Vicente de Paul se ha ocupado de regresarles a los más pobres de Antananarivo su dignidad de hijos de Dios con alimento, vivienda, educación y la formación de pequeños pueblos formados y administrados por esos mismos pobres quienes han dejado atrás la vida inhumana que llevaron por muchos años.