Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

26 de abril de 2018

10 PASOS POSIBLES ADELANTE


Las diez grandes esperanzas para

una Madre Tierra enferma

En motivo del Día de la Tierra planteamos posibles soluciones a los mayores problemas ambientales del planeta


Lorena Farràs Pérez
21/04/2018 17:21 | Actualizado a 23/04/2018 09:48

Desde 1970 cada 22 de abril se celebra el Día la Tierra, que hoy conmemora también el doodle de Google, una expresión utilizada para referirse al planeta Tierra en diversos países y regiones, lo que demuestra la interdependencia existente entre los seres humanos, las demás especies vivas y el planeta que todos habitamos. Con el objetivo de rendir homenaje al plantea que nos sirve de hogar, planteamos diez posibles soluciones a algunos de los mayores problemas ambientales a los que debe hacer frente la humanidad.

1. Energías renovables y eficiencia energética. “La contaminación generada por la quema de combustibles fósiles es la principal causa del cambio climático así que para revertir esta situación es indispensable dejar todos los combustibles sucios bajo el suelo”, advierte la organización Amigos de la Tierra. Esto implica “transitar cuanto antes hacia un nuevo modelo energético basado en renovables y que incorpore como principios la participación ciudadana, el ahorro y la eficiencia energética”. Las renovables representaron casi dos tercios de la nueva capacidad de generación eléctrica neta en todo el mundo en el 2016. 

2. El vehículo eléctrico. Los océanos absorben alrededor de un tercio de las emisiones de CO2. Al aumentar las emisiones ha aumentado también dicha absorción, lo que repercute en una acidificación de las aguas, afectando al ecosistema marino. La solución pasa por reducir las emisiones. Como los vehículos son uno de los principales contaminantes, proponemos impulsar el vehículo eléctrico.


3. Mayor control ambiental. Aunque el agujero sobre la Antártida se está cerrando, la capa de ozono, que protege la vida en la tierra de la radiación ultravioleta, sigue debilitándose en otras latitudes del planeta. Las partículas de origen industrial y/o el cambio climático parecen ser los culpables. El climatólogo y catedrático de Geografía Física de la Universidad de Barcelona Javier Martín-Vide propone un mayor control ambiental como posible solución. 

4. Purificadores del aire. El aire contiene una variada mezcla de abundantes partículas microscópicas que influyen en el cambio climático y en la salud de las personas. Es lo que se conoce como aerosoles atmosféricos. Tienen su origen en diversas fuentes naturales (plantas, volcanes, fuegos forestales…), pero también en actividades humanas como los motores de combustión, la generación de energía eléctrica o los procesos industriales. En China han construido un purificador que disminuye en un 15% el volumen de partículas peligrosas presentes en el aire.


5. Filtro de grafeno para el agua. El agua potable es un bien escaso y lo será cada vez más como consecuencia del cambio climático. Un equipo de investigadores de la Universidad de Manchester ha creado un tamiz en base al grafeno que tiene la capacidad de filtrar la sal del agua de mar. Según la ONU, un 14% de la población mundial no tendrá acceso a agua potable para el año 2025.

6. Soberanía alimentaria y agroecología. “Más de un tercio de la producción mundial de cereales tiene como destino alimentar al ganado y no las personas; esto supone una sobre explotación de recursos valiosos y escasos como el suelo fértil, el agua y una irreparable pérdida de biodiversidad”, denuncian desde Amigos de la Tierra. “La situación es crítica, pero no significa que no existan soluciones. Es básico avanzar hacia la soberanía alimentaria, favoreciendo la práctica de la agroecología a pequeña escala y local en nuestros territorios”.

7. Desarrollo sostenible. Más de un tercio de las especies están en peligro de extinción y se estima que un 60% de los servicios ecosistémicos de la Tierra se han deteriorado en los últimos 50 años. La causa detrás de esta alarmante pérdida de la biodiversidad es la actividad humana. Como solución el catedrático de la UB Javier Martín-Vide plantea avanzar hacia un desarrollo más sostenible que acabe con la explotación excesiva del suelo, prácticas insostenibles, la contaminación y la introducción de especies invasoras que provocan la destrucción de hábitats y especies, su fragmentación y deterioro.


8. Química verde. El crecimiento urbano e industrial de las últimas décadas ha ocasionado un aumento de la contaminación química. Se estima que cinco millones de personas fallecen cada año por su exposición a sustancias químicas tóxicas. La química verde, que busca nuevas formas de sintetizar sustancias para lograr una química más amigable con la salud y el entorno, se erige como solución a esta problemática. 

9. Una encima que come plástico. “En la UE generamos 30 kilos de residuos de envases de plástico por persona al año”, denuncia Amigos de la Tierra. Ante la ingente cantidad de plásticos que consumimos, un grupo de científicos de Reino Unido y Estados Unidos han diseñado una enzima que come plástico y que en un futuro podría ayudar a la lucha contra la contaminación.

10. Lluvia sólida. El ingeniero mejicano Sergio Rico Velasco ha desarrollado un innovador sistema de riego denominado lluvia sólida. Este transforma el agua en una especie de gelatina que se adhiere a las raíces de las plantas, con lo que estas absorben la humedad de acuerdo a sus necesidades, reduciendo las el gasto de agua en un 90%. Podría ser la solución a la desertización del planeta.

Más información en La Vanguardia