Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

20 de abril de 2018

COMPARTIR


PARA  OTRO  MUNDO   POSIBLE
-1-

Comenzamos  el blog anterior  presentando el nuevo trabajo de portada con este nombre: 
Para otro mundo posible, y decíamos que  el tema que comenzamos podría llamarse  COM: porque   el mundo nuevo que pensamos posible se dará   cuando adquiramos  la conciencia de unidad  universal.

Cuando el  yo particular de cada ser humanos se vaya trasformando en  el YO universal  que no abarque a  todos.


En el   capítulo anterior presentamos  como un índice  de los  COM…  que vamos  desarrollar en diversas semanas: 






Compartir, convivir, colaborar, construir, compañeros,  comunicar, comunidad, comunión, conversión…    y más que tal vez  aparezcan
Pues  demos el primer pasó y abordemos

COMPARTIR
Soñamos que tendremos las manos tan abiertas
Que no se cerrarán sobre una cosa
Más que  usando esa cosa
Como si fuera él mismo
Y si dice “Esto es mío”
Le temblará  la voz  como diciendo:
“Bueno, es mío…
Pero tuyo también”
Ya no tendremos miedo
De emplear la  palabra “comunismo”
Cuando nos vuelva limpia
De violencia, rencor y dictaduras
Pues pasarán los bienes
De unas manos a otras
Sin que en el intercambio la astucia se aproveche
Del pequeño  o del débil.
Circularán los bienes
Como sangre
Que anima  cada rincón del cuerpo.

Muchos piensan que cuanto más tienen más son y  los que no tienen no son nadie
A los faraones egipcios, a los reyes mayas les enterraban con joyas, con máscaras de oro… y hasta con  los esclavos que les pudieran servir (¡) en la tumba
Pero lo cierto es que nacemos desnuditos y si se nos cae un botón de la mortaja  nadie nos lo va a coser.

Cuentan de un millonario  que pidió lo enterrasen con un  famoso cuadro de su propiedad…   Ese instinto que  empieza por tener cosas para vivir se convierte en vivir para tener cosas.
Para mantener dicho impulso   ha sido y es la causa de  debates,  enfrentamientos, disensiones familiares, guerras y asesinatos
¿Cuándo fue la primera vez  que dijimos, cuando aprendíamos a hablar, cuando dijimos con nuestras media lengua: “eto ee mío” y cuando nos dimos de trompicones con un  amiguito o vecinita  porque nos querían quitar un juguete  que era “mío”
Al ir creciendo  hemos tenido  experiencias de todo tipo. Hay casos, poco frecuentes en que unos padres con una profunda formación humana  han ido enseñando a  sus hij@s a compartir- Alguna vez los carteles de una asociación  benéfica como Cáritas nos echan al rostro una molesta pregunta: “¿lo tuyo es tuyo”?   En los  conventos y monasterios  se  escucha que las personas hacen voto de pobreza. En alguno de ellos  nadie se atreve a decir  “esto es mío” y   dicen “está a mi uso”, “lo estoy usando yo”.  En algún país  latinoamericano  cuando alguien  invita a otra  persona    dice: le invito venga a la casa de usted…  esta es su casa. Son expresiones de cortesía porque como dice el refrán: “cada uno en su casa y Dios  en la de todos”.
Aquí estamos poniendo sobre la mesa lo que se llama propiedad privada que se convierte para muchos en privados de propiedad.
Necesitamos tener lo necesario para vivir… pero para asegurar eso necesario  los humanos  necesitamos la salvaguarda de unas reservas con las que  vivir en  eso… en seguridad aunque cerca de nosotros vivan muchos en la más completa inseguridad.
No se intenta aquí hacer un tratado de economía, de sociología o de política (lo que hace  mucha falta, naturalmente)  Queremos quedarnos en el espíritu  de sentirnos seres  en relación unos humanos con otros y en relación con cosas que comemos (o pasamos hambre), nos ponemos (y nos quitamos) usamos (o  echamos en falta)… o almacenamos en la  casa, en el banco o bajo un ladrillo y procuramos que nadie sepa dónde está.
Pero levantamos la cabeza y miramos alrededor. Se nos enciende la memoria   y recordamos desde nuestra infancia escolar cuando nos  enseñaron  los < pronombres posesivos>: mío, tuyo, suyo, nuestro, vuestro, suyo. Esa es la primera clase de economía política.
Segunda clase  es la importancia que damos, o nos dieron a cada uno de esos pronombres o adjetivos. Dicho de otro modo: cómo defendemos  cada uno de nosotros lo mío, lo nuestro, lo de él, lo de ellos…
La tercera clase es más compleja. Una vez que la aprueben  ya pueden ir a la universidad pero para aprobarla tienen antes que leer un cuento y ver un pequeño documental-
Primero  lean despacio  este cuento y mediten 3 preguntas que se les plantean al final

HISTORIA DE LA ISLA  (así  empezó todo)
 Érase una isla desierta. Una maravillosa isla desierta.  Aunque por los bordes de la isla el terreno era rocoso  y pobre. 

Era una isla desierta… Hasta que un día en las proximidades de la isla, un barco fue víctima de la tempestad y se hundió. 

Sólo tres náufragos consiguieron llegar a esa isla que desde ese momento dejó de ser desierta.
Los náufragos, al encontrar ese lugar maravilloso, no quisieron volver a su tierra.


Construyeron unas chozas y se quedaron allí. Era tan maravillosa la isla que no hubo para ellos problema de reparto  Una sola isla para tres personas.

Claro que la fama de la isla fue corriendo por  otros lugares…






Y empezaron a aparecer nuevos habitantes en la isla.

Algunos de los que vivían allí empezaron a preocupase: “no sabemos si a este paso  habrá lugar y alimento para todos. Habrá que precaverse. 








Los más rápidos y astutos una noche construyeron postes y alambradas en torno a los mejores terrenos de la isla.

 A la mañana siguiente, cuando los demás habitantes se levantaron a buscar su comida diaria encontraron Las alambradas y en torno a ellas carteles explicativos




PROHIBIDO EL PASO
PROPIEDAD PRIVADA
Los  que buscaba tierra, y comida  se quedaron desconcertados.
Muchos quisieron encontrar sus propiedades privadas. Los más rápidos consiguieron cercar trozos de terreno para ellos. Otros tuvieron que contentarse con los barrancos, las rocas, el terreno seco. 

Se quedaron muchos en la miseria mientras detrás de la alambrada la vida seguía tranquila y feliz.

Los que  se quedaron  sin nada  se decían: ¿Y ahora qué hacemos? Dentro de las alambradas hay tierra, techo y trabajo  abundante para todos, pero los dueños del terreno prefieren que se les pudra a
compartirla.

Los dueños les dijeron: ¿Si quieren comida trabajen Para nosotros. Y en premio por su trabajo les echaban un poco de comida por encima de la alambrada. No demasiada, para que no se les quitasen las ganas de trabajar.

Los de fuera  no se conformaron. Empezaron a reunirse en pequeños grupos  para  ver el modo de quitar la alambrada y poder comer. Se dieron cuenta de que ellos eran más  y todos unidos podrían igualarse con los que  estaban dentro de la alambrada  satisfechos y contentos
Pero ellos, los de, se dieron cuenta de lo que tramaban los de fuera.

Entonces por la noche, llamaron a los más fuertes, a los más pendencieros,    .Les dieron armas   y les dijeron: Si ustedes se vienen con nosotros y defienden nuestra propiedad privada nosotros les dejaremos entrar en la alambrada y les facilitaremos la comida que quieran. 
Y los fuertes entraron en la alambrada y  se ocuparon de defenderla con todo lo que allí había.

Por si  acaso eso no era suficiente llamaron también los de dentro a los más inteligentes de los de  fuera y les prometieron: Podemos darles posibilidad para estudiar. 

Les enseñaremos muchas cosas y ustedes también enseñaran a los demás. Les enseñarán que tienen que obedecernos y hacernos caso porque eso es lo mejor para la isla y sus habitantes.
Y les edificaron escuelas y universidades, y les dieron imprentas y emisoras… y así  para poder  vivir bien, los inteligentes se pusieron de parte de los de dentro y pudieron entrar en la alambrada.

Pero el hambre del pueblo crecía cada vez más y al ver que no se acababan de conformar, los dueños del terreno alambrado llamaron a  los más piadosos de los de fuera, a los creían en Dios y rezaban con frecuencia y les construyeron templos y seminarios. 

Allí les enseñaron cómo hablar a los pobres: les dirán que no se preocupen de esta tierra, que es un valle de lágrimas. Que piense en la vida eterna,  en  el cielo que es otra isla mejor.


Y en premio por su piedad les daremos donativos para sus obras piadosas y sus limosnas. Y muchos
de los piadosos entraron  en la alambrada y enseñaron a los de fuera lo que les decían los de dentro.
Pero no todos los fuertes, listos y piadosos fueron así-

Algunos fuertes se dieron cuenta de que tenía más valor la  unión de los pobres que todas sus armas. Y se salieron con los de fuera.


Algunos inteligentes se dieron)  

                                                    
 TawakkulKarman (periodista

Cuenta que fuera de la alambrada había unos valores de unión y solidaridad que no estaban en sus libros y en sus emisoras y se salieron para aprender de los de fuera.

Algunos de los  piadosos se dieron cuenta de que el Hijo de Dios Había nacido en una cueva  

Fuera  de las alambradas y había muerto en una cruz fuera de las murallas y que estaba de parte de los pobres… y se salieron a vivir con ellos.

Además algunos de los hijos de los que vivían dentro, se asomaron fuera, a pesar de que sus padres no se lo permitían.

Entonces  aquellos jóvenes  avergonzados intentaron  salirse fuera. Pocos lo consiguieron. 

Lo de dentro les atraía demasiado. Entonces  dijeron que cuando fueran mayores quitarían la alambrada y  mientras tanto, para prepararse, se fueron a la universidad. Lo malo fue que al salir de ella, ya se habían olvidado de sus proyectos, en cambio habían aprendido a reforzar maravillosamente las alambradas.

También sucedió al revés. Algunos hijos de la gente pobre de fuera, con ayuda de obras benéficas consiguieron entrar  a estudiar en la alambrada. 

Pero en cuanto estuvieron dentro  se olvidaron de sus compañeros de fuera. Al contrario   colaboraron también para reforzar las alambradas.






También hubo otros tipos curiosos: los líderes.  Los líderes hablaron con la gente de fuera para organizarles y destruir las alambradas. 

Pero cuando lo consiguieron ellos y los de su partido construyeron otra alambrada a su gusto; y  el pueblo… siguió muriendo entre las rocas  y barrancos  de fuera. 





Tuvieron que pasar muchos años  en que corrieron lágrimas, sudor y sangre  para que,  en aquella isla,  se fueran uniendo los campesinos, los vagabundos, los albañiles, los religiosos, los


Poetas, las amas de casa,  los músicos,  las maestras…miles de  mujeres y hombres se juntaron contra la alambrada y…
????????????????????????????????????
Pero para qué seguir hablando de la isla y sus alambras, de los de dentro, de los de fuera, porque…
Porque esto tal vez solo sea un cuento.
Déjenme que les haga tres preguntas:
*¿Verdad que no conocen ningún lugar donde suceda esta historia de la isla?
*Pero, si sucediera, usted que lee esto ¿dónde cree que está: dentro o fuera de la alambrada?
*Y, además si sucediera, ¿qué podemos hacer para destruir las alambradas, o dejamos que todo siga como  siempre?
 *   *   *
Este cuento o historia  se le ocurrió a un soñador en un país europeo  en el siglo pasado. No sé lo que  ustedes habrán pensado, si es cuento o historia.  Alguien, ignoramos quién fue,  porque se nos ha aparecido como documento  anónimo,  hizo en el siglo presente, como continuación,  un añadido a esta narración. Simplemente la  compartimos  con ustedes y  piensen lo que les parezca.
 
HISTORIA DE LA ISLA,  siglo XXI
(Lo que cuenta esta historia, que se escribió sobre una isla que empezó siendo desierta…  hoy a comienzos de un nuevo siglo nos llena de nostalgia e  intriga
¿La recuerdan?
 Aquella historia,     avanzado el siglo XX, terminaba así:
Tuvieron que pasar muchos años manchados de  lágrimas sudor y sangre   para que en aquella isla  se fueran uniendo  los campesinos , los vagabundos los albañiles, los poetas las religiosas, las vendedoras , las amas de casa,  los músicos,    los periodistas, miles de hombres y mujeres se juntaron contra la alambrada y…
Así terminaba  ¿Pero hoy?
Parecía que la alambrad se iba a  destruir y las tierras fértiles se iban a poner en  común entre  todos, todos podrían cultivar los campos, y tener bellas casas, elegir   un gobierno de  las más prudentes y justos de la isla. Parecía que ayudarían a un  reparto equitativo de todos  los bienes de la isla.
Fueron muy ingenuos los que   se acercaban en  una masa esperanzada a  destruir  la alambrada.
Rápidamente se  reunieron los  privilegiados de dentro  y  planificaron para que sus fuerzas defensivas tuvieran mayor eficacia,

Vieron que entre los  hombres fuertes que  defendían  su propiedad privada, no necesitaban tanto  número sino mejor  técnica. 

Buscaron especialistas que 
preparasen instrumentos más 
modernos para que con gases, vehículos, cámaras de vigilancia,… 

con menos  “mano de obra”  fueran más eficaces  en la defensa contra  las masas de las masas indignadas. 

Y al mismo tiempo a los  violentos  más brutos e ignorantes  les echaron fuera de la alambrada.  Esos les sirvieron maravillosamente para crear miedo y violencia entre la pobre gente,  al ver que fuera de   alambrada, entre ellos,  bandas de violentos sembraban el terror 

También pensaron  los de dentro… qué hacer  con aquellos que trabajaban en las escuelas y en  radios, prensa y  emisoras: Vieron que muchos de fuera estaban  enterándose de lo que sucedía y no era bueno que se dieron cuenta.  

Buscaron sociólogos  y publicistas  que  distrajeran la conciencia de los de fuera.  Fabricaron productos químicos que dañasen el cerebro de los de fuera y no les dejasen pensar.
También utilizaron  diversiones que  les  divirtieran y les adormecieran. 

Deportes donde lo importante no era ser fuerte y sano sino  vencer al compañero,  ganar mucho dinero, hacerse más agresivos y así no pensar en quienes manejaban   a los pobres de fuera  que se enfrentaban  por ser mejores que los demás


Y ¿qué decir de los que creían en  un ser supremo  que a algunos les deba energías pata buscar una isla mejor? Pues lo mismo: 
DIVIDE Y VENCERÁS. 
Sembraron aldeas y ciudades de muchas capillas, templos, lugares esotéricos  donde cada líder insultaba y despreciaba a los demás  porque su dios era el único verdadero.

Y por encima y por debajo de estos inventos  con los fuertes, los listos y los piadosos,… 

el mayor descubrimiento fueron   unas casas acogedoras  con mármoles y cristaleras  y  dentro unos robustos  armarios de acero muy bien cerrados.

Los dueños de la isla  dijeron a los de fuera: “amigos  no tienen que preocuparse de que les  puedan
despojar de su dinero.  Aquí tienen lugres donde puedan descansar tranquilos de  sus inquietudes económicas.

 Llamaron esos lugares BANCOS y los de fuera empezaron a dejar ingenuamente su  dinero en  aquellas ventanillas  donde amablemente les recogían  el dinero para que estuviera más seguro, y a la vez  cobrarles unos impuestos por mantener esa seguridad. Y poco a poco esas casas de seguridad fueron haciendo mayor  la riqueza de los de dentro y engañando a los de fuera  que poco a poco veían que el dinero se les esfumaba.

Todos los que cada vez reforzaban  sus alambradas tenían en sus casas, en sus asociaciones, en sus  emisoras y escuelas, en los templos que construía, una frase escrita en letras invisibles. 
DIVIDE Y VENCERAS.


Se reían los de dentro de la alambrada recordando  que  los primeros líderes la gente de fuera les gritaban entusiasmados:   

EL PUEBLO UNIDO JAMÁS SERÁ VENCIDO, 

pero ellos, los de dentro habían sido más astutos. Ellos Se habían unido a la sombra   de los más poderosos y habían conseguido que los pobres de fuera se enfrentasen y matasen entre ellos.

Y en este momento ya casi  se han borrado de la isla las marchas solidarias  de los pobres… Han empezado a  enfrentarse   entre ellos con las armas que les venden los de dentro de la alambrada…
Han empezado a separarse e insultarse a gritos, por altavoces, por pantallas y los más modernos medios… y hasta los inventos de las redes de comunicación les sirven para enredarse y destruirse unos a otros.

Igual que los templos,   los monumentos… los simboles de los  que se llaman creyentes y no creyentes, piadosos, agnósticos o   ateos los van encerrando en un individualismo suicida donde para muchos dios o no dios les sirve también para enfrentarse o  matarse.

Ahora no terminamos esta historia  contando que muchos caminan en masa contra la alambrada  pero sí   les contamos que en esta isla tan conflictiva siguen existiendo individuos y grupos      profetas de un mundo nuevo   que en  muchos rincones de la isla desmontan las mentiras de los bancos, de los falsos líderes, de los  vendedores de armas, de drogas, de religiones, y  en vos baja, ha oído o si pueden   siguen anunciando a la gente que a pesar de todo OTRA ISLA ES POSIBLE,


Documental: la isla de las flores:

CONCLUSIÓN:
En torno a una  sola palabra: COMPARTIR   hemos puesto sobre la mesa una serie de imágenes y reflexiones, preguntas y propuestas   Ahí lo tienen para que ustedes dialoguen y se pregunten  que influencias tiene esta palabra en su vida, qué caminos les  abre, qué cambios les propone…
¿O dejamos que todo siga como siempre?