Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

13 de abril de 2018

OTRO MUNDO POSIBLE



PARA  OTRO  MUNDO   POSIBLE

Presentación:
 Nuestro blog Todos somos uno,  quiere cambiar su programa de portada, dejar en el baúl de los recuerdos las historias llamadas “lo que va d ayer a hoy” y  empezar a hablar con ustedes  sobre algo que nos inquieta. 
Hace tiempo publicamos    un libro llamado
  PARA QUE OTRO MUNDO SEA POSIBLE. 

Algunos animadores de grupos utilizaron  ese libro que  se hizo pensando en  asociaciones juveniles, en comunidades populares, en equipos de reflexión.

Se habla mucho por ahí de que  “otra  sociedad es posible”, de que otra iglesia es posible y hasta de que otro Dios es posible.

Aquí queremos reflexionar,  no  de si es posible otro mundo sino de”” qué debemos  hacer 
PARA QUE  SEA POSIBLE OTRO MUNDO.

¿Qué  se puede hacer de manera que  ese  sueño  vaya haciéndose realidad?
En el libro susodicho les ofrecemos un poema  que aquí pueden ver en video. Empieza suplicando  al espectador:
 ¡DÉJENNOS SOÑAR! 
Sobre ese sueño vamos  a detener nuestro blog  porque, si queremos que  vaya naciendo un mundo nuevo necesitamos  primero  soñar con Él.
Para ayudarnos  dejémonos interrogar:


Nos dirán que es  peligroso eso de soñar... Como decían  estos versos   puede ser que soñemos pero luego, cuando nos abramos los ojos “sea duro el despertar y nos peguemos de golpe con la 
vida”.  Hay quienes son tan  desconfiados  que  se ríen de los soñadores. Lo mismo ustedes recuerdan la historia bíblica de aquel hijo preferido del patriarca Jacob (gen 37 18…20

Tuvo José todavía otro sueño, y también se lo contó a sus hermanos: «Tuve otro sueño; esta vez el sol, la luna y once estrellas se inclinaban ante mí.»  Su padre, que también lo escuchaba, lo reprendió y le dijo: « 
¿Qué sueño es ese que has tenido? ¿Acaso yo, tu madre y tus hermanos tendremos que inclinarnos ante ti?»  Sus hermanos se pusieron envidiosos con él, mientras que su padre conservaba esto en la memoria.

Pero los  hermanos no se lo perdonaron
 Sus hermanos habían ido a apacentar el rebaño de su padre a Siquem,  e Israel dijo a José: «Tus hermanos están cuidando las ovejas en los pastos de Siquem; ven, que quiero mandarte donde ellos.» Contestó José: «Aquí estoy.»  Su padre le dijo: «Anda a ver cómo está el rebaño y cómo se encuentran tus hermanos, y ven después a contármelo.» Lo envió, pues, desde el valle de Hebrón, y José fue a Siquem.
 ………………………………
 Al verlo desde lejos, y antes de que llegara, se pusieron de acuerdo para matarlo.  Se dijeron: «Allí viene el soñador.  Este es el momento: matémoslo y echémoslo en un pozo cualquiera, y diremos que algún animal feroz lo devoró. ¡Ahí vamos a ver en qué quedan sus sueños!» 

 Al oír esto, Rubén quiso salvarlo de sus manos y les dijo: «No lo maten.»  «No derramen sangre, échenlo más bien en aquella cisterna allá en el desierto, pero no pongan las manos sobre él.» Esto dijo para sacarlo de sus manos y devolverlo después a su padre. 

 Fue así que cuando José llegó junto a ellos, le sacaron la túnica con mangas que llevaba puesta,  lo tomaron y lo arrojaron a una cisterna que estaba seca, sin agua.

Se sentaron para comer, cuando alzando los ojos, vieron una caravana de ismaelitas que venía de Galaad, con sus camellos cargados de goma, de bálsamo y de resina que llevaban a Egipto.  
Entonces Judá dijo a sus hermanos: « ¿Qué ganamos con matar a nuestro hermano y tapar su sangre?  Mejor vendámoslo a esos ismaelitas y no pongamos nuestras manos sobre él, pues es nuestro hermano y carne nuestra.» Sus hermanos le hicieron caso,  y al pasar unos madianitas, que eran mercaderes, sacaron a José del pozo. Lo vendieron a los madianitas por veinte monedas de plata, y éstos llevaron a José a Egipto…. 
Ahí viene el soñador, matémosle
A cuántos soñadores han matado  por salirse de “lo normal” 
 A Ese tal Jesús, también su familia le consideraba, no sólo soñador, sino loco

MC 3, 21… Vuelto a casa, se juntó otra vez tanta gente que ni siquiera podían comer.  Al enterarse sus parientes de todo lo anterior, fueron a buscarlo para llevárselo, pues de cían: «Se ha vuelto loco.»  Mientras tanto, unos maestros de la Ley que habían venido de Jerusalén decían: «Está poseído por  el demonio  Beelzebul, jefe de los demonios, y con su ayuda expulsa a los demonios.»

Pero fíjense que en todo este poema hay una sílaba que se va repitiendo  Co, Com… es  una sílaba que implica relación entre dos o más personas: Todo gira en torno al pronombre CON  o alrededor del pronombre  CONTRA  
Observen, empezando por lo negativo: Contrario. Competir,  contrastar, colisión, conflicto,  contubernio, combate…
Pero lo que ahora nos importan para el oro mundo que buscamos es  el  sentido positivo: compartir, convivir, colaborar, construir, compañeros,  comunicar, comunidad, comunión, conversión…
Esto es como el índice de  los temas que vamos a desplegar en los destinos tema en los siguientes días en  este blog.
Comprenderán que  todo tiene relación  con el título TODOS SOMO UNO.     Y si es verdad  que todos somos uno  todos vivimos con…
Por eso  en esta  serie lo primero que encontramos en la extraña palabra: CON-SOÑAR.  Porque  no se trata del sueño  individualista  de los físicamente  dormidos  sino del sueño que se
sueñan en común, que  se comparte y que se intenta convertir en realidad.   

Podríamos decir  que lo opuesto a este  sueño no es  estar despierto  sino estar  pasivo. Es el  “siempre se ha hecho así” y la repetición. Es el conformarse, no sólo con las ventajas personales  sino con un mundo de  desigualdad e injusticia  contra el que no  intentamos reaccionar.

Todos esos con, o COM  que hemos presentado, y alguno más que aparezca  son como el índice de  las reflexiones que intenta poner  en común con ustedes.

Se aceptan y son bienvenidas opiniones, sugerencias, temas de diálogo… La puerta está abierta.…