Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

17 de mayo de 2018

COMPAÑERA, COMPAÑERO


PARA  OTRO  MUNDO   POSIBLE

                      5
COMPAÑERA, COMPAÑERO



En nuestras reflexiones  sobre el COM  esta vez  nos toca  hablar sobre algo que se relaciona con el encuentro de las personas y su vida en común.



No es bueno que el hombre esté solo  leemos en el Génesis.





Ese camino que es la vida humana necesitamos hacerlo acompañados… de muchas maneras.  Conscientes de  la variedad que tienen  ese encuentro entre la personas condicionadas según  los distintos géneros. En este caso nos ponemos frente a frente de...


COMPAÑERO – COMPAÑERA y lo hacemos desplegando una serie de situaciones- concretamente, que marcan distintas maneras de afrontar ese  CON

Distintas expresiones  que se nos escapan fácilmente.

Ante un niño llorando: los hombres no lloran!

¿A qué juegan niños y niñas?…:¿Pero tú Chepito jugando a las cocinitas?.¡Eso es de niñas!

Ante los estudios de los hijos: Mi hijo seguirá estudiando bachillerato. Pero mi hija aunque sacó buenas notas, le basta con la primaria, luego que se case y sea  buena ama de casa.

Esa mentalidad no es solo de hombres; también muchas mujeres están contagiadas.

En los libros  se dice que detrás de un gran hombre ha una gran mujer… pero ¿no sucede a revés aunque no se quiera reconocer?

En el evangelio:
Iban con Jesús  los  doce y algunas mujeres  (Lucas 8,1.3 )

Aunque se extrañaban los  discípulos de verlo hablar con una mujer (Juan 4, 7-42)
El tuvo que enfrentarse con la mentalidad del país y de la época.

Será bueno que para tomar distancia  e imaginar la relación compañero compañera:
Cambiemos los papeles


Pero después de  poner los papeles cambiados o deformados...

Es bueno que terminamos con el sueño de la compañera, el compañero  que se sienten en la vida  no como  individuos aislados, sino “mucho más que dos” en el poema  del poeta uruguayo  Mario Benedetti.



Te quiero 
Estación de Buenos Aires

Si te quiero es porque sos 
mi amor mi cómplice y todo 
y en la calle codo a codo 
somos mucho más que dos.

Tus manos son mi caricia 
mis acordes cotidianos 
te quiero porque tus manos 
trabajan por la justicia.

Si te quiero es porque sos 
mi amor mi cómplice y todo 
y en la calle codo a codo 
somos mucho más que dos.

Tus ojos son mi conjuro 
contra la mala jornada 
te quiero por tu mirada 
que mira y siembra futuro.

Tu boca que es tuya y mía 
tu boca no se equivoca 
te quiero porque tu boca 
sabe gritar rebeldía.

Si te quiero es porque sos 
mi amor mi cómplice y todo 
y en la calle codo a codo 
somos mucho más que dos.

Y por tu rostro sincero 
y tu paso vagabundo 
y tu llanto por el mundo 
porque sos pueblo te quiero.

Y porque amor no es aureola 
ni cándida moraleja 
y porque somos pareja 
que sabe que no está sola.

Te quiero en mi paraíso 
es decir que en mi país 
la gente viva feliz 
aunque no tenga permiso.

Si te quiero es porque sos 
mi amor mi cómplice y todo 
y en la calle codo a codo 
somos mucho más que dos.

Mario Benedetti