Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

22 de septiembre de 2018

CAMINO, Palabras a voleo

PALABRAS A VOLEO

Hoy queremos ofrecerles para reflexionar una  palabra que usamos frecuentemente  que como muchas de ellas tiene un sentido  humano, frecuente y us sentido que llamaría espiritual. Abarcando los dos  esta palabra tiene con frecuencia un sentido poético.  De que expresión se trata? Vamos a dialogar sobre el



Camino

Dejen que les cuente:

Aquel  pobre hombre  llevaba  tres días  sin comer… El desempleo  lo tenía  echado a la cuneta de la vida. En ninguna parte había trabajo.  Se  fue a sentar en un banco del  parque pero no pudo llegar. Se cayó desfallecido junto a él.

Gente que pasaba se detuvo y se acercó. Algunos quisieron levantarlo pero era un  peso, no muerto, pero mortecino. Alguien le quiso hacer la respiración artificial…

Un estudiante, con su mochila de libros  se abrió paso entre  el grupo de gente preocupada.

-Déjenme por favor… soy estudiante de medicina.

Le dejaron paso. El muchacho sacó de la mochila el  fonendoscopio y empezó a  auscultarlo:


Mmmm, sí, sí, lo que le pasa a este señor es que tiene un problema de digestión. Se  nota que ha comido  mucho y alimentos con grasa. Necesita una dieta y tomar unas pastillas de…






En ese momento el desmayado entreabrió los ojos, miró a los que le rodeaban, miró al improvisado doctor y le dijo con la voz que le quedaba: “ amigo… ¡vaya camino que llevas!”




El camino…

Por  encima de los caminos del mundo, de las carreteras de asfalto y las rutas de terracería, de las sendas de montaña,  todos tenemos por delante y bajo los pies nuestro propio camino. Todos lo seguimos según  vamos cumpliendo años.

Seguramente  que por encima del chiste que les conté están ustedes  esperando escuchar la voz de Serrat cantando a Machado

Aquí lo tienen



Pero en la canción  escuchamos repetir  que no,  que no hay camino. Lo que hay será horizonte.  El camino lo vamos haciendo nosotros  al andar.

El camino no es necesariamente una pista.  La pista nos la marcan y tenemos que seguirla. Los jóvenes scouts utilizan los signos de pista como juego.   Pero el camino que “no hay”, como dice Machado, mirando al  horizonte  que buscamos  es lo que  vamos haciendo según caminamos.

No hay pistas en ese camino pero  hay  pausas,  porque  necesitamos  detenernos y mirar a lo lejos  para asegurarnos de que vamos bien

Cuando descubrimos, generalmente en la juventud, cuál es el camino que queremos, cuál es la voz que nos llama a lo lejos,  qué horizonte vemos en lontananza, hay momentos en que necesitamos  hacer un alto en el camino.

Uno de los más tradicionales caminos es el de Santiago de Compostela, al norte de España.  Los caminantes- peregrinos-  se detienen en los albergues  que acogen  al anochecerá  quienes a pie  van  siguiendo etapas durante  cerca de un mes.

En Guatemala también  los  peregrinos caminan hacia Esquipulas, la capital de la (como si la fe tuviera capital).

Y en muchos países con alguna tradición espiritual existen  otras rutas, los caminos de peregrinos.



Todos estos  son el símbolo del camino que  todos llevamos en el corazón.  Hablo de los que   en un momento de nuestra vida hemos elegido  una senda  especial.

Los creyentes en “un tal Jesús”, no suelen saber  que al principio de las comunidades de seguidores del profeta nazareno  no se les llamaba con el nombre de cristianos…lean  esa perlitas de los Hechos de los apóstoles:

* Saulo, respirando aún amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, fue al sumo sacerdote  y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, a fin de que si hallaba algunos hombres o mujeres de este camino, los trajese presos a Jerusalén.
*“Un judío, llamado Apolo, originario de Alejandría, hombre elocuente, que dominaba las Escrituras, llegó a Éfeso. Éste había sido instruido en el Camino del Señor y con fervor de espíritu hablaba y enseñaba con todo esmero lo referente a Jesús, aunque solamente conocía el bautismo de Juan. Éste, pues, comenzó a hablar con valentía en la sinagoga. Al oírle Áquila y Priscila, le tomaron consigo y le explicaron con más exactitud el Camino” (Hch. 18, 24-26)


*    “Entró [Pablo] en la sinagoga [de Efeso] y durante tres meses hablaba con valentía, discutiendo acerca del Reino de Dios e intentando convencerles. Pero como algunos se obstinaban, no se dejaban persuadir y hablaban mal del Camino ante la gente, rompió con ellos y formó grupo aparte con los discípulos, discutiendo diariamente en la escuela de Tirano”(Hch. 19, 8-9)
*   “Por entonces (en  Efeso) se produjo un tumulto no pequeño con motivo del Camino” (Hch. 19, 23)
*    Dice Pablo hablando de sí mismo: “Yo perseguí a muerte a este Camino, encadenando y arrojando a la cárcel a hombres y mujeres” (Hch. 22, 4)
*   «En cambio te confieso que según el Camino, que ellos [los judíos] llaman secta, doy culto al Dios de mis padres” (Hch. 24, 14)
* Del tribuno Félix nos dice Lucas:  “Félix, que estaba bien informado en lo referente al Camino” (Hch. 24, 22)
*¡Aspirad a los carismas superiores! Y aun os voy a mostrar un camino más excelente” (1Co. 12, 31).
* “Tenemos, pues, hermanos, plena confianza para entrar en el santuario en virtud de la sangre de Jesús, por este camino nuevo y vivo” (Hb. 10, 19-20).

::: Hasta que llegó un momento en que los seguidores de Jesús , influidos sobre todo por Pablo, empezaron a Llamarlo  mesías, en griego Cristo y ellos a  llamarse cristianos( no se les ocurrió llamarse Jesusenses o Jesuitas).

Hoy los caminos se han multiplicado por el mundo entero. No solamente entre los seguidores de Jesús sino los que siguen a cualquier líder o cualquier  gran idea u horizonte.

Un camino puede ser solitario e individual, puede ser camino en grupo, puede ser, desgraciadamente,  caminos enfrentados en orientaciones opuestas.

Si como dice Machado, el camino se va haciendo al andar, puede ser camino compartido de los que  con senderos aparentemente distintos, se van encontrando a lo largo de ese camino y dándose cuenta de que a pesar de los caminos parece distintos  en realidad llegaba a descubrir que el horizonte es el mismo  aunque la senda  parezca diferente.

Escuchemos a Isaías (55,7…)   "Deje el malo su camino, el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Yahveh, que tendrá compasión de él, a nuestro Dios, que será grande en perdonar. Porque no son mis pensamientos  los pensamientos de ustedes, ni sus  caminos son mis caminos - oráculo de Yahveh -. Porque cuanto aventajan los cielos a la tierra, así aventajan mis caminos a los suyos  y mis pensamientos a los  de ustedes."

Va llegando un momento en que frente a  esos caminos, muchos de ellos  con nombre de religiones, o de  espiritualidades, la humanidad se va dando cuenta de que con nombre distinto son caminos semejantes.

Si, como repetimos en este  blog,  todos somos uno, también  nuestros caminos están unidos aunque aparezcamos por lugares diferentes o con pensamientos distintos…  

Tal vez lo que nos una sea simplemente la única gran fuerza de unión de l existencia,   que se resume  en esa palabra, amor donde se encuentran todos nuestros caminos.

Como un pequeño símbolo de esos caminos que pareciendo distintos son invisiblemente el mismo camino  les ofrecemos el video :”Dos caminos un camino”  en el que dos peregrinas en continentes distintos, hacia lugres diferentes,  se encuentran en el mismo camino. Es símbolo de lo que nos puede suceder a todos siguiendo  hacia un mismo horizonte por distintos lugares y situaciones.

Al revés de lo que dice Isaías,  nuestros caminos distintos  son en realidad un mismo camino.