Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

17 de octubre de 2015

Tu cuenta de facebook



Cómo afecta la política hegemónica y monopólica de Facebook al proyecto de Telefonía Celular Comunitaria de Rhizomatica /y a otros proyectos comunitarios de tecnologías libres. 

Por Loreto Bravo Muñoz. 

Hace algunos días publiqué en mi muro de Facebook el anunció del reconocimiento que el MIT (Massachusetss Institute of Technology) otorgó a Peter Bloom por ser un joven innovador, fundador de la organización Rhizomatica que trabaja con las comunidades indígenas de Oaxaca implementando redes de telefonía celular comunitarias y autogestionadas.
24 horas después de haber realizado la publicación tenía cientos de “me gusta” y decenas de comentarios entre los que se puede leer frases como:
“...son mi ejemplo de mundo esperanzador”
“...gracias por darnos ese toque de esperanza que se necesita tanto”
“Si algo necesitan!”

El mismo día que hice la publicación me enteré que Facebook compró la empresa Endaga, con quienes Rhizomatica venía colaborando desde hace aproximadamente poco más de un año. Los cuatro jóvenes miembros de esa empresa, doctorados en ciencias de la computación, se dedicaban a desarrollar tecnologías para la implementación de telefonía celular comunitaria. Ahora los 4 jóvenes son parte del equipo de Facebook. 

Enterada de esta noticia pregunte a mis amigas y amigos de Facebook ¿Qué harían si yo les dijera que el proyecto de telefonía celular comunitaria está siendo amenazado por el gran monopolio del internet y que la mejor manera de apoyar es cerrando las cuentas Facebook y Twitter?
Mi post causó desconcierto y ahora las personas me preguntan ¿cómo puede afectar o amenazar Facebook al proyecto de telefonía celular comunitaria emprendido por Rhizomatica? ¿Cómo se relacionan estas dos cosas?

Esta es mi respuesta: “El futuro (y presente) del Internet esta en la telefonía celular.”
         Existen 8 veces más teléfonos celulares en el mundo que computadoras (hay más celulares en este mundo que seres humanos).
         7 mil millones de seres humanos
         8 mil millones de celulares
         1 mil millones de computadoras
         2 mil millones de personas no tienen acceso a Internet
         1 mil millones de seres humanos no tienen acceso a ningún tipo de conectividad ni servicios básicos como agua.

De cada 100 personas que actualmente tienen acceso a Internet 60 tienen cuenta en Facebook. La empresa Facebook no esta interesada en invertir dinero para convencer a las restantes 40 personas para que abran un perfil en Facebook sino que esta interesada en invertir para que las 2 mil millones de personas que no tienen acceso a Internet (de los cuales 1 mil millones no tienen acceso ni siquiera a servicios de agua potable y salud) cuenten con una infraestructura a escala local que les permita acceder a Facebook a través de sus celulares. Uno de los proyectos para lograrlo es Internet.org, ahora llamado FreeBasics. 

En el caso de México son al rededor de 50 mil los poblados y comunidades que no cuentan con ningún tipo de acceso a celulares debido a que la ley Telecom no obliga a los grandes consorcios de telecomunicaciones como Telcel o Movistar a dar conectividad a poblados de menos de 5,000 personas, sobre todo, si se trata de regiones rurales marginalizadas por el sistema económico neoliberal. 

Una vez más nos enfrentamos a los inescrupulosos principios de Facebook y su lider Mark Zuckerberg a quién sólo le importa llevar Facebook a todos los rincones del mundo, algo así como la Coca Cola que se encuentra hasta en los lugares más inhóspitos de este plantea. No le importa si las personas de esos rincones marginalizdos por el sistema neoliberal mundial no tienen agua, comida o servicios de salud y educación, que estén viviendo una guerra, que estén siendo desplazados, lo único que le importa es que consuman Facebook para poder retener nuestros datos y convertirnos en productos ofrecidos al mejor postor. Facebook como toda marca comercial invierte mucho dinero en marketing con el objetivo de generar una sombra y que la mayoría de las personas creamos que no hay otras alternativas de redes sociales en Internet. 

Si realmente le importara ofrecer acceso a servicios de telefonía e Internet apoyaría con fondos a iniciativas libres como Rhizomatica o Endaga (ellos verían si aceptan o no esos recursos) en vez de comprar las empresas con ofertas tentadoras e ir eliminado esta “competencia” que apuesta por alternativas libres y autogestionadas en vez de tecnologías monopólicas. 

Imagina a Facebook en convenio con el gobierno de México (acuerdos que ya se están cocinando) que lleguen a las comunidades indígenas y campesinas de México a ofrecer subvención para levantar redes de telefonía celular a pequeña escala con tecnología 4G para acceder a Facebook. ¿Qué opinas de eso? ¿Qué crees que van a decir algunas comunidades? ¿Cómo crees que lo van a usar los partidos políticos?.
Imagina a la empresa Facebook ofreciendo inversión a las diferentes compañías y grupos como Open BTS o Open BSC que desarrollan la tecnología que hace posible que estas redes de telefonía celular a pequeña escala funcionen. ¿Hacía donde van a caminar las cosas? El futuro se ve oscuro.

Es verdad que si unos miles de usuarios de Facebook cerramos nuestros perfiles esta batalla no se gana, ni siquiera creo que represente una amenaza para este monopolio hegemonizador. Para muchas personas cerrar su cuenta de Facebook significa la desarticulación de redes pues no sólo están las cuentas personales sino también las de organizaciones. ¿Entonces que hacemos ante una amenaza de esta magnitud?

         Podemos adherir a las miles de campañas que existen en Facebook para crear conciencia sobre lo dañino que es ésta empresa/espacio/red/herramienta. 
         Podemos volver la mirada hacia las redes offline con las que vivíamos antes de que existiera el Facebook.
         Podemos hacer uno uso de Facebook más cuidadoso de los contenidos que colocamos y la configuración de nuestras cuentas para disminuir nuestra vulnerabilidad.
         Podemos migrar a otras redes sociales como Diaspora, N-1 y muchas otras.

Aunque podemos hacer muchas cosas de este tipo creo que la única solución será la de crear otro Internet, uno donde no exista Facebook, ni Twitter, ni Youtube, ni Google, uno donde no tengamos que movernos como si saliéramos en tanques blindados para no ser atacadas, uno donde no nos sintamos como pollos transgénicos de oferta en el Mall, uno donde las mujeres no seamos violentadas, sino que un Internet donde existan claros principios no discriminatorios, incluyentes, respetuosos con las diferencias, pertinentes culturalmente de acuerdo a cada región, uno donde quienes hacemos la red y la usamos decidimos y colaboramos en la producción de los contenidos, un internet donde pongamos en práctica los principios feministas en proceso de desarrollo por la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones. 

Suena utópico pero no lo es. La tecnología para hacerlo ya existe y si nos organizamos está a nuestro alcance, hay lugares en el mundo donde se están construyendo estas redes y tienen más de 40 mil usuarios. Un ejemplo son los nodos libres como Guifi.net o las redes libres que instala AlterMundi. El futuro del internet esta en nuestras manos. Que no nos pase como nos paso con la TV, un invento con tanto potencial y hoy esta convertido en una porquería mediocre llena de farándula y realityshows. Como dijo una hacker feminista “el futuro del Internet es la radio”. What? Eso aún no lo acabo de entender pero cuando lo logre se los platicaré.
¿Ya cerraste tu cuenta de Facebook?
Cada quien sabe lo que hace. Solo quiero invitarte a que seas una persona crítica a que pienses más allá de lo que ves, o de lo que nos dejan ver y la mejor manera de hacerlo es construyendo comunidad, donde a través del compromiso podamos crear la autonomía, la autogestión y la sostenibilidad que necesitamos. Explicado de otra manera, no se trata de que migres de Twitter a Quitter o de Facebook a Diaspora, sino de que resignifiques tu manera de relacionarte con estas tecnologías, con estos espacios digitales y de esa forma construir nuestra soberanía tecnológica.

Loreto Bravo Muñoz
Feminista, hacker y popular. Productora de radio y capacitadora en tecnologías libres. Es parte del Centro de Producción Palabra Radio de Oaxaca, México. http://palabraradio.org/