Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

14 de mayo de 2016

Laudato Si: 7. HERMANOS PECES



Las redes que echan al mar son tan grandes que arrastran todo lo que encuentran. Destruyen el fondo del mar, donde crecen las algas… Destruyen los bosques de coral… Atrapan pulpos, anguilas, cangrejos, tortugas, esponjas, erizos, estrellas de mar… ¡Todo!






FRANCISCO ¡Paz y felicidad para ustedes, que me escuchan! Soy Francisco de Asís. Viví hace muchos años en Italia, cuando el mundo era más tranquilo. Pero ahora he sido contratado por mi tocayo el Papa Francisco, que también vive en Italia, para conocer y dar a conocer los problemas urgentes, muy urgentes, que están poniendo en peligro nuestra casa común. ¿Saben dónde estoy? En las costas de un país llamado Chile… A orillas del mar… Al sur, bien al sur, lo conocen como Puerto Montt… A este muelle llegan los barcos de los pescadores… Pero yo quiero hablar con los pescados… bueno, con los que todavía no están pescados. En mi tiempo yo hablaba con los peces del lago Trasimeno. Voy a sentarme y a esperar… ¡Ey!... Este pez no lo conozco… A ver si salta otra vez… Psst… psst… Acércate y dime quién eres…


MERLUZA           Soy una merluza. ¿Y tú?

FRANCISCO        Yo vengo de lejos. Me llamo Francisco. Y estoy buscando noticias de lo que pasa en estos mares.

MERLUZA Pues yo estoy buscando a toda mi familia, mi familia de merluzas.

FRANCISCO ¿Qué le pasó a tu familia?

MERLUZA           Están dentro de aquel barco… ¿lo ves? Todas fueron capturadas, todas murieron. Pescaron a casi todo mi grupo.

FRANCISCO        Muchos anzuelos tendrían esos pescadores…

MERLUZA           No, Francisco. Ahora pescan con redes gigantes. Salen al mar con barcos enormes. Mira a aquél que tiene una bandera roja… Y aquel otro con la bandera blanca y la bolita roja….

FRANCISCO ¿Y qué hacen esos barcos?

MERLUZA           Las redes que echan al mar son tan grandes que arrastran todo lo que encuentran. Destruyen el fondo del mar, donde crecen las algas… Destruyen los bosques de coral… Atrapan pulpos, anguilas, cangrejos, tortugas, esponjas, erizos, estrellas de mar… ¡Todo!

FRANCISCO ¿Y todo eso se come?

MERLUZA           No, solo les interesan los peces grandes como nosotras las merluzas. Lo demás lo arrojan por la borda, los peces pequeños, todas las criaturas del mar. Unas vivas, la mayoría ya muertas. Pesca de arrastre y descarte, así la llaman.

FRANCISCO Ah, descarte también en el mar… Lo que dice el Papa…

MERLUZA Los pescadores artesanales se están quedando sin trabajo…

FRANCISCO Hermana merluza… y ese otro que se acerca, ¿quién es?

MERLUZA           Ese es el famoso congrio chileno…

CONGRIO           Puedo hablar contigo también. Ya me enteré que te llamas Francisco. Pues sí, soy el congrio. Conmigo puedes hacer un caldillo riquísimo, que te chupas los dedos.

FRANCISCO ¿También vienes a buscar a tu familia?

CONGRIO           No, vengo a buscar comida.

FRANCISCO Tú plateada, hermana Merluza, y tú dorado, hermano Congrio… hermosas criaturas de Dios. Y dime, ¿se te acabó la comida en un mar tan inmenso como éste?

CONGRIO           Nuestras desgracias son grandes, Francisco. Esas redes de arrastre que dice mi colega la merluza son asesinas, acaban con todo. Me quitan también la comida. Rompen la cadena.

FRANCISCO ¿De qué cadena me hablas?

CONGRIO           Dentro de poco, ustedes los humanos no tendrán ni caldo ni caldillo, ni pescada ni pescadilla. El mar se va a quedar sin peces.

MERLUZA           Atiende, Francisco. La vida es como una cadena. Cada eslabón sostiene al eslabón siguiente y se sostiene en el de atrás. Si se rompe un eslabón, cualquiera, los demás desaparecen.

CONGRIO           El mar donde nadamos está lleno de unas plantitas chiquitas. Ni las ves. Plancton las llaman. Son algas pequeñitas que comen luz, se alimentan de los rayos del Sol.

FRANCISCO Lo mismo que hacen los árboles en la tierra… Eso me lo explicaron en los llanos de Venezuela.

MERLUZA           Vas aprendiendo muchas cosas nuevas, Francisco. Pues resulta que esas plantitas las comen animalitos más grandes. Sobre todo, el krill.

FRANCISCO        ¿Y ese krill quién es?

CONGRIO           Son unos camaroncitos pequeñitos. Hay millones y millones. Los comen los peces grandes, las focas, los pingüinos, las gaviotas, a las ballenas les encantan… ¿te decimos un secreto?

MERLUZA           Ese Papa amigo tuyo que vive en Roma toma todos los días en su desayuno aceite de krill. Por eso tiene tanta energía.

FRANCISCO ¿No me digas? Pero sigue, sigue con la historia de la cadena…

CONGRIO           Pues que el krill come algas y los peces comen krill y los tiburones comen peces y… si falta un eslabón en esa cadena se mueren todos.

FRANCISCO        Ah… y la cadena la rompen esos barcos malditos, los que acabaron con tu familia, hermana merluza.

CONGRIO           Y hay otro problema, Francisco.

FRANCISCO ¿Otro más?

MERLUZA           Que el mar se está calentando por esa enfermedad del cambio climático.

FRANCISCO Ya me hablaron de ella… ¿y en qué les afecta a ustedes, hermanos peces?

CONGRIO           Que cuando el mar se calienta, se mueren las algas pequeñitas que viven en la superficie, que son las que alimentan al krill que nos alimenta a nosotros.

MERLUZA           Y aunque son tan pequeñitas, esas algas son las que limpian el aire del mundo.

PERIODISTA Se calcula que la mitad de los gases de efecto invernadero responsables del calentamiento global es absorbida por las algas que viven en la superficie de los mares. Ellas convierten el aire contaminado en oxígeno limpio.

CONGRIO           Si las algas mueren ya no pueden limpiar nada… Y el agua de los mares se enferma, se vuelve ácida…

PERIODISTA Estudios realizados por Jacques Costeau demostraron que la pesca de arrastre y la contaminación han hecho desaparecer el 40 por ciento de las criaturas marinas. Si esto sigue así en 25 años más no habrá vida en los océanos.

CONGRIO ¿Te das cuenta de lo importantes que son las algas pequeñitas?

FRANCISCO Sí, y veo que la “cadena” siempre se rompe por lo más débil.… Ustedes qué creen, hermanos peces, ¿estaremos a tiempo?

MERLUZA           Depende de tus hermanos humanos, Francisco…

CONGRIO           Si no cambian, ¿qué van a comer? Si no cambian, ¡hasta tu tocayo de Roma se quedará sin desayuno!

Dice el Papa Francisco en la encíclica Laudato Si, Alabado Seas:

La vida en los ríos, lagos, mares y océanos, que alimenta a gran parte de la población mundial, se ve afectada por el descontrol en la extracción de los recursos pesqueros, que provoca disminuciones drásticas de algunas especies. Todavía siguen desarrollándose formas selectivas de pesca que desperdician gran parte de las especies recogidas. Están especialmente amenazados organismos marinos que no tenemos en cuenta, como ciertas formas de plancton que constituyen un componente muy importante en la cadena alimentaria marina, y de las cuales dependen, en definitiva, especies que utilizamos para alimentarnos… En algunas zonas costeras, es preocupante la desaparición de los ecosistemas constituidos por manglares… Muchas de las barreras de coral del mundo hoy ya son estériles o están en un continuo estado de declinación: ¿Quién ha convertido el maravilloso mundo marino en cementerios subacuáticos despojados de vida y de color? (Laudato Si 40, 39, 41)

Y dijo el Papa Francisco en el Encuentro con los Movimientos Populares en Bolivia:

La primera tarea es poner la economía al servicio de los pueblos: los seres humanos y la naturaleza no deben estar al servicio del dinero. Digamos NO a una economía de exclusión e inequidad donde el dinero reina en lugar de servir. Esa economía mata. Esa economía excluye. Esa economía destruye la Madre Tierra.

PREGUNTAS PARA EL DEBATE

1- ¿Qué peces se comen en la zona donde vives? ¿Sabes con qué método los pescan?

2- ¿En tu país hay leyes que regulan los métodos de pesca (arrastre, dinamita y otros dañinos al medio ambiente)?

3- ¿Puedes describir la cadena alimenticia que te alimenta a ti y a tu familia? ¿Dónde comienza? ¿Qué eslabones tiene?