Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

23 de julio de 2016

Laudato Si: 14 HERMANA AGUA


Me malgastan. Abren el grifo y dejan chorros desperdiciándose… Los ricos tienen piscinas, campos de golf y jardines que riegan con miles de litros de agua… Lavan sus autos con cantidades de agua.



 

FRANCISCO Bendiciones, paz y bien para todos mis hermanos y mis hermanas. Ya conocen mi voz, ya saben que soy Francisco el de Asís, delegado por Francisco el de Roma, para recorrer la hermana Madre Tierra y hablar con sus criaturas… Ahhh… Nunca me he sentido tan feliz como hoy con la tarea que mi tocayo me encomendó. ¡Las cataratas del Iguazú!… Ni en sueños había imaginado tanta belleza. Y bueno, después de contemplarlas por aquí y por allá, he venido a descansar junto a un manantial, que está del lado del Paraguay…
AGUA           ¿Mba’éichapa nde pyhareve?

FRANCISCO ¿Qué? ¿Quién me…?

AGUA           ¿Mba’éichapa nde pyhareve?

FRANCISCO Ah… Si eres tú... Buenos días, hermana Agua… Creo que me hablas en guaraní, ¿no?


AGUA ¿Mba’éichapa reiko?

FRANCISCO Me preguntas que cómo me ha ido…

AGUA           Sí...

FRANCISCO            Pues te diré, hermana Agua, que mejor imposible. Estar aquí es sentirse
como al principio de la creación, cuando el espíritu de Dios aleteaba sobre las aguas.

AGUA ¿Le cantaste a las cataratas? Porque sabemos que eres cantante y todas las aguas del mundo se saben tu canción, hermano Francisco.

FRANCISCO Sí, alabé a mi Dios por ti, por ser tan humilde y tan preciosa. Pero ahora no he venido a cantarte. Quiero escucharte. ¿También tú estás en peligro, como las criaturas con las que he hablado estos días?

AGUA           Sí, Francisco. Pero son tus hermanos, los hombres y las mujeres, los que están en mayor peligro. Dime una cosa, en aquellas locuras de ayunos que hiciste en tu vida, ¿dejabas de tomar agua?

FRANCISCO No, nunca. Pan no comía, pero agua siempre bebía.

AGUA Y por eso no morías. Es ley de la naturaleza: cada hijo, cada hija de Dios necesita beberme todos los días. Sin agua no hay vida.

FRANCISCO Y Dios quiere que tengamos vida, y vida en abundancia. Y para eso, también necesitamos agua en abundancia.

AGUA           Pero debes saber, Francisco, que una buena cantidad de las criaturas humanas no tienen agua en su casa, no tienen un pozo cercano. Y son millones las mujeres que cada día se agotan caminando leguas, horas y horas para encontrar un poco de agua limpia para beber, para cocinar, para limpiar…

FRANCISCO Eso lo vi en mi tiempo. Pero no pensé que ocurriera también hoy. Con tantas mejoras y tanto progreso…

AGUA La prosperidad, Francisco, ha llegado de la mano del derroche. Me malgastan. Abren el grifo y dejan chorros desperdiciándose… Los ricos tienen piscinas, campos de golf y jardines que riegan con miles de litros de agua… Lavan sus autos con cantidades de agua…

FRANCISCO Me contaron que las que más malgastan son las empresas mineras… Gastan en un día más agua que la que bebe un pueblo entero en un año.
AGUA           Nada les importa. Hasta un lago tan inmenso como el Cocibolca, allá en Nicaragua, lo quieren destrozar con un canal…

FRANCISCO ¡Irresponsables! Si esto sigue así, llegará un día en que no tengan ni un vaso de agua para beber.

AGUA           Para mucha gente ya llegó ese día, Francisco.

LOCUTOR En 2015, 1,200 millones de personas, una quinta parte de la humanidad, vivía en lugares con escasez de agua.

LOCUTORA En 2025, serán 1,800 millones.

LOCUTOR    En 2030, será la mitad de la población mundial.

LOCUTORA Cada año mueren 6 millones de niños y niñas por diarreas y cólera, por el agua mala que toman.

LOCUTOR    Cada día, hoy, hoy mismo, morirán 20 mil.

FRANCISCO ¿20 mil?... No puede ser… Mi pueblo de Asís no tenía tanta gente. No puede morir todo un pueblo en un día por falta de agua.

AGUA           Pues mueren. Los ríos están contaminados, los pozos secos. Y como yo me estoy acabando, como cada vez soy más escasa, las empresas vienen y me compran.

FRANCISCO ¿Comprar agua, cómo es eso?

AGUA Aquí en Paraguay, bajo la tierra, hay un manto de agua enorme, extraordinario, el Patiño lo llaman. Unos poquitos han hecho su fortuna conmigo. Me compraron, me convirtieron en un negocio.

FRANCISCO Pero el agua es un bien común, un regalo de Dios. Nadie puede ser dueño del agua.

AGUA Pues estos se adueñan de mí. ¿Sabes cómo hacen? Como ese manto inmenso de agua está bajo tierra, las empresas compran esos terrenos y abren pozos y más pozos… Y sacan agua y más agua, sin control, sin pagar nada.

FRANCISCO ¿Y qué hacen con el agua que sacan?

AGUA Me meten en botellas que luego venden o hacen jugos, cervezas, bebidas oscuras… Unas bebidas dulces que no alimentan, pero vendiéndolas ganan millones.

FRANCISCO ¿Y cuando tú te acabes, hermana Agua?

AGUA           Harán guerras por mí. Ya no les importará el petróleo, porque el petróleo no se bebe. Pero sin agua no se vive. Matarán por unos sorbos de agua.

FRANCISCO Pobre hermana, ya no me cuentes más. Veo los atropellos que están cometiendo contigo.

AGUA Quiero decirte, y sin ninguna arrogancia, a ti hermano Francisco, que el secreto de la vida soy yo. Yo estuve en el principio de la vida. Hasta tú empezaste tu vida en una cuna de agua en el vientre de tu madre. Si no me cuidan, Francisco, habrá muerto la vida.

FRANCISCO Me llamaste cantante, pero veo que eres poeta, hermana Agua. ¡Brindemos, brindemos ahora con el agua de este manantial para que estemos a tiempo de salvar la vida salvándote a ti!

Dice el Papa Francisco en su encíclica Laudato Si, Alabado Seas:

El acceso al agua potable y segura es un derecho humano básico, fundamental y universal, porque determina la sobrevivencia de las personas, y por lo tanto es condición para el ejercicio de los demás derechos humanos. Este mundo tiene una grave deuda social con los pobres que no tienen acceso al agua potable, porque eso es negarles el derecho a la vida radicado en su dignidad inalienable. (Laudato Si 30)

Y dijo el Papa Francisco en el Encuentro con los Movimientos Populares en Bolivia:

La medida del cumplimiento de la nueva Agenda para el desarrollo será el acceso efectivo, práctico e Inmediato, para todos, a los bienes materiales y espirituales indispensables: vivienda propia, trabajo digno y debidamente remunerado, y agua potable; libertad religiosa, y más en general libertad de espíritu y educación.






PREGUNTAS PARA EL DEBATE

1- ¿Cuánta agua desperdicias en tu vida diaria?

2- ¿Qué porcentaje de la población en tu país no tiene agua potable?

3- ¿Tomas gaseosas embotelladas o prefieres jugos hechos con las frutas de tu país? ¿Qué crees que pasaría si el gobierno prohibiera las gaseosas?