Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

17 de diciembre de 2016

¿A quién están buscando?



Sobre la piel del mundo
hay un niño perdido,
un niño perdido…¡y no lo busquen en el templo entre doctores!








No lo busquen tampoco
en pueblos que se dicen cristianos
Ni en tierras protegidas con postes y
alambradas.









No pregunten por él ni a pastores ni a magos.

No vayan a Belén
ni a cualquier pesebre con luces y estrellitas.

No lo busque ahí





Sálgan afuera.
Fuera de lo que llaman centro.

Fuera de los abetos de madera
o de plástico.

Salgan a lo que llaman periferia.




Pero no piensen que tienen que andar lejos
La periferia está a la puerta del templo.


En los seres humanos
que se dicen pueblo.

Está fuera de postes y alambradas,
escarbando la tierra para entrar por debajo.






O está en la periferia campesina 
entre los pastores y labriegos
sin finca y con finquero.




Está el niño perdido

Esperando a la puerta
de donde se reúnen los magos y los brujos, inventándose leyes
que transformen
los panes en metal
y el agua en hidroeléctricas.



No vayan a Belén,
sino a las ruinas de Alepo
donde el niño perdido después del bombardeo busca si algún pesebre tiene algo que llevarse a la boca.



A ese niño perdido
con su padre y su madre
flotando en el océano
tal vez le queden fuerzas
para, si lo encontramos en esas periferias, desearnos:




Felices navidades
con la voz que le queda.






Aunque tal vez nosotros sintamos
que en realidad nos dice
antes de tiempo
en contra de costumbres
navideñas 



 ¡Feliz resurrección!

Eso les desea nuestro blog,

TODOS SOMOS UNO deseando que lo seamos.

Martín Rosario Freddy