Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

28 de enero de 2017

Cuento infantil: Todos necesitamos compañía

Todos necesitamos compañía
Rocío Aliñado    9 años

Había una niña que no tenía papas. Estaba triste porque estaba sola en la calle. Un día encontró algo de dinero y se puso feliz. Fue corriendo a la tienda y compró unos chicles y dulces, solo para eso le alcanzaba y los fue a vender. Con cada día que le fueran pagando iba a comprar más, el vendedor la conoció entonces le bajaba un poco el precio. Ella se hizo amiga de algunas personas. Una vez vio a una persona que tenía mucho dinero y le preguntó ¿Disculpe no quiere dulces para sus hijos? “No, yo tengo que pensar en mucho para que compre dulces de la calle” le contestó.

La niña se puso muy triste al saber que solo le importaba el dinero. Entonces la siguió y vio que vivía en una casa muy grande y por una ventana vio que vivía sola y no tenía ninguna foto de sus familiares. La niña pensaba que necesitaba a alguien que estuviera con ella. La niña tocó la puerta… toc toc, la señora de limpieza abrió y preguntó ¿Quién eres?, la niña le contestó “Soy amiga de la señora”, “Bueno ahora la llamo” “gracias”-.

La señora le preguntó ¿Qué haces aquí? “La vine a acompañar” dijo la niña. Y platicaron un rato. Después la señora le dijo “Necesito a alguien que me acompañe a los lugares a donde voy, pero todos mis familiares siempre están tan ocupados”. La niña le respondió “yo la puedo acompañar señora” la señora le dijo “está bien yo quiero compañía”. Desde ese día las dos estuvieron felices y compartían dulces y comida con otros niños necesitados.


FIN
    
Rocío Aliñado    9 años