Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

23 de noviembre de 2017

BLACK FRIDAY



Día de no comprar: Una protesta contra el consumismo

Rosario Carrera

Esta jornada de protesta nace en Canadá, concretamente en la ciudad de Voncouver. Fue ideada por el artista Ted Dave en el año 1992. Pero este es el primer año que se determina que el Buy Nothing Day será los últimos días de noviembre, debido a que estos son los días en que se realizan más compras alrededor del mundo.


El Buy Nothing Day fue promovido por la organización anticapitalista Adbuster y actualmente se celebra en más de 65 países, incluyendo España. Uno de los mensajes de Adbuster  es “Un objeto nunca te hará feliz”, a la vez que recomienda que si la persona quiere comprar algo, que lo haga en pequeñas tiendas de la economía local.

La organización también aclara que lo malo no es comprar, sino lo que se compra. Hay estadísticas que revelan que los países desarrollados consumen un 80% de los recursos naturales.


 Es un día que se ha destinado para manifestarse contra el consumismo desmedido, que se vive en la
sociedad actualmente, como contraparte al conocido BLACK FRIDAY, en los Estados Unidos, en donde las tiendas aparentemente tienen grandes descuentos, lo que genera más ingresos para ellos, más basura si lo vemos desde un punto de vista ecológico y más ansiedad para las personas que se dejan llevar por la corriente del sistema capitalista, por lo que se busca un consumo más responsable.

Así como la moda, la música, el leguaje, estos y otros parte del fenómeno de la transculturación, en donde también en los países latinoamericanos, existen réplicas del Black Friday, en el caso de Guatemala se mencionan las ofertas del Black week, Black weekend, Black Saturday. En una sociedad en donde existe una distancia abismal entre la pobreza y la riqueza de algunos. En donde las famosas “Pacas” que consisten grandes cantidades de todo tipo de objetos usados, los cuales en su mayoría han sido sustituidos por objetos de nueva tendencia en los Estados Unidos, para ser comercializados en el país.