Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

14 de julio de 2019

El Señor es mi Pastor


El Señor es mi pastor/pastora ( salmo 22 )



El Señor es mi pastor,

y es también mi pastora.

La pastora conduce sabiamente;

el camino se hace corto,

porque entretiene con sus canciones y leyendas.

Cuando hay que pasar por senderos difíciles,

ella va delante, quitando los miedos;

en los tramos peores

me toma en sus brazos,

haciéndome sentir todo su cariño.

La pastora capta enseguida el peligro

y defiende al rebaño con inteligencia,

y si es preciso con la fuerza,

como una madre delante de su cría.

Distingue claramente las hierbas venenosas,

anuncia los caminos de los tiempos

y sintoniza con la naturaleza.

Conoce a cada oveja por su nombre,

la conoce por dentro,

y encuentra la palabra y el tono para comunicarse.

¡ Me conoce ¡

Sobresale, sobre todo, por su amor.

Está hecha para dar vida.

Prepara la mesa abundante y bonita,

con alimentos bien condimentados,

con vinos escogidos,

con abundancia de flores y perfumes,

y la música que embelesa.

Está hecha para dar la vida,

en la vigilancia y en el desvelo,

en la preocupación entrañable,

en la entrega cotidiana.

Ama especialmente a las ovejas desvalidas

a las heridas y a las enfermas.

Ella misma, de si misma,

a todas alimenta.

Yo sé que me ama,

que su misericordia me acompaña.

Sé que no me va a faltar

la luz de su mirada,

el zurrón de sus regalos,

el perfume de su ternura,

y viviré para siempre en su palacio.
Martín Irure. Sacerdote