Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

14 de febrero de 2020

Palabras a voleo


 PALABRAS A VOLEO
Aquellos de ustedes que empiecen a leer nuestro blog TODOS SOMOS UNO si   conocían nuestro anterior dibujo de portada se sorprenderán de que la conocida pintura de 


Maximino Cerezo, aquella cena ecológica, de Jesús con sus apóstoles y apóstoles a la sombra de unos árboles, aparezca ahora flotando entre estrellas y galaxias; se ha cambiado la cena en el
universo, con el permiso entusiasmado de nuestro amigo Mino.  En el número anterior ya les explicamos por qué.  Les contamos que en el título de nuestro Blog el TODOS es un todo de verdad. No hablamos de todos los seres humanos del universo sino de TODOS LOS SERES DE LA CREACIÓN, los que son producto del   BIG BANG   que según la última teoría de los sabios produjo esa explosión de la que nació el universo entero.

Naturalmente que el día que   dicha teoría se pasó a otra, que todo puede suceder, veremos cómo cambiamos el dibujo de Cerezo que esperamos no le cansemos con tantos cambios… Pero por hoy permitan, que nos quedemos en este levantamiento a las alturas, de miles de años luz, y aprovechemos para hablar hoy de eso, de
 LEVANTAR y LEVANTARSE


Se trata de dos palabras y aunque parecen iguales son bien distintas como nos dijo nuestro jefe y amigo
<El que se levanta será humillado y el que se humilla será levantado>. ¡Hala!

acaso tengamos que pensar que se trata de una nueva creación, de otro big-bang:  los que somos amantes del jazz nos atrevemos a llamarlo la big band de Jesús. Total, se trata de cambiar una letra:

BIG BANG por BIG BAND   así jugamos   un poco con las palabras y cambiamos el universo de la creación por el universo de la música. (que es otra creación) El jazz que empezó siendo la música de los pobres…  le pasó como el mensaje de Jesús, que luego…
Pero estábamos hablando de LEEVANTAR Y LEVANTARSE  

El Big bang hizo surgir el universo y a lo largo de miles y millones de años fueron surgiendo materias nuevas, seres nuevos, vidas nuevas, “instrumentos” visuales y sonoros nuevos, nuevas estrellas, nuevos seres atómicos y subatómicos… lo que es, hablando globalmente, LA CREACION  

Seres que piensen y hablen, que amen y odien, que canten y rujan, que besen y muerdan… lo que tenemos más cercano es el ser humano… porque como de lo que hay más allá no lo sabemos todo…

Nos conformamos con pensar en los seres humanos entre los que unos han pasado su vida siendo humillados, esclavizados, abajados y otros han conseguido elevarse, levantarse, levantar sobre la tierra maravillosos monumentos, obras de arte, objetos que han mejorado la vida de la humanidad, aunque no de TODA…  mientras la vida de muchos, la mayor parte, ha quedado abajo, sin medios para levantar su nivel, su riqueza, su cultura, su bienestar, su voz.

El universo, -  todo él -  sigue cambiando, progresando… aunque los seres conscientes que en él viven y que no conocemos, porque no llegamos al limite los habitantes de esta pelotita, la tierra, la única que conocemos entre los millones de astros que vamos descubriendo allá a lo lejos, lejos, lejos. solo tenemos a mano y a pie  ésta:  la tierra.

Los pocos saltos que han dado algunos seres humanos, los de la NASA y semejantes, han sido ridículos en comparación con lo que   se ha vislumbrado desde los más avanzados telescopios.

Solo la altura moral, intelectual, ética de   personas que conocemos en esta tierra nos acerca a elevarnos como hormiguitas sobre la tierra miserable.

Lo que llamamos conciencia humana de los que se humillan con el amor en sus manos son cono nos decía el carpintero de Nazaret, (y con él otros seres buenos y humildes,) que sigue el universo elevándose, aunque continúan demasiados humanos que se creen listos y poderosos destrozándose y hasta destrozando esta pequeña tierra con la ayuda de gente como un tal Trump, por decir algún nombre.

Por eso lo poco que podemos hacer nosotros, hormiguitas de la tierra, es levantar la imagen de esos comensales    a las alturas, a millones de años, aconsejarnos cariñosamente que quien se quiera levantar que se humille y que sigamos mirando a esta tierra, la del Amazonas y el Sahara, del pan y el vino compartidos.    Y de vez en cuando un poco miremos a las estrellas, que levantemos los ojos, o los bajemos al pobre de aquí al lado, que es lo mismo…

LEVANTATE