Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

19 de octubre de 2016

Jacobo Árbenz Capítulo 3


DERROCAMIENTO, EXILIO Y REPATRIACIÓN
 

ver también >>> Jacobo Árbenz Capítulo1
ver también >>> Jacobo Árbenz Capítulo 2


El inicio de la Guerra Fría redefine la política de intervención de los Estados Unidos hacia Latinoamérica al finalizar la II Guerra Mundial. La primavera democrática florece en Guatemala de la mano del Presidente Jacobo Arbenz y toda una generación revolucionaria que concreta la ansiada Reforma Agraria, arranca la
construcción de infraestructura que permitiría competir frente al monopolio de las empresas estadunidenses fincadas en el país. El gobierno de Arbenz define una política exterior soberana que desafía la acostumbrada injerencia de los Estados Unidos de América. El boicot económico, el desprestigio internacional y la amenaza del comunismo internacional en Guatemala son el preámbulo de una intervención. El gobierno del presidente Eisenhower da carta libre a su Agencia Central de Inteligencia (CIA) para que desarrolle y ejecute un plan para derrocar al Presidente Arbenz.  La oposición conservadora nacional junto a la jerarquía de la iglesia católica y miembros de la alta oficialidad del Ejercito Nacional operan en función de los intereses del gobierno estadunidense.




Guatemala se defiende en el ámbito diplomático y Arbenz busca reunir fuerzas democráticas para enfrentar a la oposición interna ante la amenaza inminente. El aislamiento internacional, la conspiración interna y una amenaza velada de ocupación militar de la potencia mundial culminan con la renuncia del Presidente Arbenz.


El tortuoso exilio de Arbenz que inicia en México lo lleva a recorrer el mundo para escapar de los tentáculos de la agencia de inteligencia norteamericana. Su familia lo acompaña por el periplo, María Villanova, su esposa y compañera se convierte en el pilar optimista de la familia en el exilio. Arbenz no muere finalmente en 1971, a Arbenz lo asesinan poco a poco la persecución implacable de la CIA y sus intenciones por escarmentar a una pequeña nación soberana y democrática en un entorno de confrontación global con el campo socialista.
El retorno de los restos de Jacobo Arbenz en 1,995 marca un hito final a su voluntad por volver a su patria natal sin odios ni perjurios. Su imagen es reivindicada por la historia tras conocerse las transgresiones de las que fue objeto su Gobierno a manos de la gran potencia mundial. El estudio de su memoria da cuenta de sus profundas convicciones democráticas y la fe en el pueblo de Guatemala.