Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

24 de diciembre de 2016

La Misericordia actualizada

Han cambiado muchas cosas en la vida Hace falta que también LA MISERICORDIA se adapte a las circunstancias actuales.

Francisco Maya Maya (que no es maya, sino español de Badajoz) nos presenta lo que el denomina "las catorce obras de misericordia y solidaridad". Son las siguientes:

"Las siete primeras son individuales, las otras siete son colectivas.

Las individuales podrían ser éstas: 1ª Compartir los bienes con los más pobres y necesitados; 2ª Crear puestos de trabajo y ayudar a encontrarlos; 3ª Acompañar y consolar al que está sólo y enfermo; 4ª Perdonar al que te ofende y reconciliarte con el Dios de la misericordia; 5ª Acoger e integrar a los emigrantes y a los sin techo; 6ª Visitar al encarcelado. Educar y rehacer al delincuente; 7ª Rescatar al cautivo de la droga o de otras dependencias y dignificar al que se ha prostituido.




Las siete colectivas podrían ser éstas: 1ª Promocionar y buscar el desarrollo de los pueblos empobrecidos; 2ª Defender los derechos de los excluidos; 3ª Combatir las injusticias y la opresión; 4ª Defender el desarme y la no-violencia; 5ª Liberar de la tiranía del consumo; 6ª Trabajar por la solidaridad de los pueblos: una globalización solidaria; 7ª Cuidar la casa común de nuestro mundo".

"La misericordia – dice el autor - no es un sentimiento pasajero, es una actitud permanente. No debe confundirse la misericordia con la lástima. La persona misericordiosa es aquella que se deja afectar por el sufrimiento del otro y actúa solidariamente".