Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

11 de agosto de 2017

SACRAMIENTOS CAPITULOS FINALES



Lo que va de ayer a hoy 2ª Parte   SACRAMIENTOS. CAPÍTULOS FINALES

Lo que va de ayer a hoy
Historias   bíblicas de ayer que se repiten hoy
Nueva Serie:
Catecismo pies en tierra.

CAPITULO 6

EN EL CUAL SE ABORDA EL ASUNTO DE LOS CRISTIANOS,  CUANDO SE ENROLLAN EN ALGÚN COMPROMISO ESPECIAL, PARA LO CUAL CELEBRAN UN  SACRA…

Ayer
Ya habíamos visto que en principio esos signos que marcan la vida de los creyentes seguidores de Jesús, todos ellos los van realizando normalmente a lo largo de su vida,  tanto si son verdaderos sacramentos como cuando son esos falsos sacramiiientos
Pero algunos de esos signos no los celebran todos los creyentes, porque en la circunstancia actual de la iglesia de Jesús unos deciden celebrar uno y otros otro.  Seguro que esto pronto va a cambiar pero, por ahora,  algunas y  algunos  deciden  buscar su compañerito, su compañerita y expresar lo que se quieren con eso que llaman boda; esa boda que algunos prefieren hacerla en nombre  de Jesús, otros no. Sino “por lo civil”. Eso  hablando sobre el matrimonio.
Y además,   hay algo  que está actualmente en revisión al que le dan nombres distintos: presbítero, cura, pastor, sacerdote…

Es muy delicado tratar este tema ahora porque, como les decía, ha sido distinto ese sacramento en distintas épocas y seguro que va a ser distinto en el futuro.
Volviendo a lo primero,  hubo un tiempo en que las parejas no se “casaban por la iglesia” como hoy.  Celebraban su matrimonio según las leyes del país donde vivían: Grecia, Roma, Judea… Sólo algunos siglos después se reguló el matrimonio “por la Iglesis” y se fueron dando normas para los cristianos.
Pero pasando a lo que popularmente llamamos cura, sacerdote o más teológicamente   “presbítero” resulta que hoy los sacerdotes no se casan, pero los apóstoles se ve que estaban casados algunos aunque fue poco a poco entrando la norma del celibato, de no casarse  hacia más allá de la edad media.
  Muchos no lo saben… pero los sacerdotes católicos de rito oriental (Grecia, Rusia…) pueden estar casados
Y así podemos pasar del ayer al



HOY
Y dejamos hablar a nuestro amigos U.P. (usted pir ejemplo y EMI (ella misma.
U.P.-- Estabas criticando a los novios.
EMI.-- A los novios y a las novias. Estaba diciendo que algunos y algunas no se enteran —cuando van a casarse a la iglesia— de por qué van y para qué van.
U.P.-- Natural.
-EMI.- ¿Natural?
U.P.-- Natural. ¿Tú crees que con la emoción de la fiesta,  los vestidos, los invitados ,   tienen tiempo para enterarse de si lo que hacen es un sacramento cristiano?
-EMI.- O un sacraMIENTO.
-U.P- Eso. Pero ten en cuenta además, que muchos de los que van a casarse «por la iglesia» tienen falta de práctica de esas cosas.
-EMI- ¿De qué cosas?
-U.P- De las cosas de la Iglesia. Desde que hicieron «la comunión» no habían vuelto a saber nada de Jesucristo ni de la fe. Ni les volvió a interesar este tema. ¿Por qué se empeñan en ir al templo para la boda, a sacra-mentir?
-EMI.- Eso digo yo.
-U.P-  Y ¿por qué el casarse tiene que ser un sacramento?
-EMI- Buena pregunta. Fíjate que los sacramentos son signos, señales.
-U.P- Lo has dicho como quinientas veces.
-EMI.- Son signos que hacemos por fuera de lo que pasa dentro de nosotros. Esos signos los hacemos en momentos importantes de nuestra vida. Es conectarse con Jesucristo en esos momentos. Por ejemplo, cuando un hombre y una mujer se comprometen a vivir juntos la fe de Jesús en la Iglesia.
-U.P-. Y si no creen ni en Jesucristo ni en la Iglesia  ni en casi nada religioso….
-EMI- Pues que se casen sólo por el juzgado, que su boda es tan legal como la otra. Y además será más sincera. El casarse no lo inventó la Iglesia. Sólo los que quieren vivir fieles a Jesús y a su Iglesia son los que celebran sinceramente el sacramento.
-U.P.- Entonces ¿casarse por la Iglesia?
-EMI-  Será cuando la pareja quiere compartir esa fe, rezando juntos, tomando parte activa en alguna comunidad cristiana, comprometiéndose en acciones  en  defensa de los débiles, de los derechos humanos,  intentando conocer mejor y vivir el Evangelio. Entonces es cuando la boda en la Iglesia es un sacramento de verdad. Esas parejas construyen la Iglesia. Acuérdate de que la Iglesia no son sólo los sacerdotes
-U.P- Que no se casan
-EMI.- Te estaba viendo venir.
-U.P- Pero ¿por qué no se casan?
- EMI.-No se casan en la Iglesia católica occidental. En la oriental, sí.
-U.P.- ¿Hay dos iglesias católicas?
-EMI-  ¡No hombre! En la misma Iglesia hay un... digamos reglamento distinto para los católicos de rito latino, al oeste de Europa y para los de rito oriental. Al este.
-U.P- ¿Y todo eso por qué-
- EMI-  eso es cosa histórica que aquí no interesa. Lo que decía es que  los sacerdotes católicos de rito oriental  pueden estar casados.
-U.P- Entonces, el que no se casen los sacerdotes ¿no está en la Biblia?
- EMI.-No. Es una norma que se dio poco a poco hacia el siglo quinto y se fue generalizando.
-U.P- Lo mismo que se dio esa norma ¿la Iglesia lo podría cambiar?
- EMI- Sí. Pero eso es cuestión de leyes y ahora estamos hablando de sacramentos. 
- U.P.-Pues ya que estamos aquí, podríamos hablar del sacramento de los sacerdotes. ¿Cuándo se hace uno sacerdote?
-EMI.- Cuando se bautiza cualquier persona, ya se hace sacerdote.
-O.P.- ¿Cómo dices?
- EMI.- Que no hay más que un sacerdote, el sumo y único sacerdote: Jesucristo.
-U.P.- ¿Estás  bromeando?
-  EMI.-  Te lo explico. En el Antiguo Testamento estaban los sacerdotes del templo.
-U.P- Eso ya lo sé. Los que decían la misa en el templo de Jerusalén.
-EMI- iNo, ignorante! Misa no decían. Sacerdotes que ofrecían el incienso y los sacrificios de toros, carneros, corderos que mataban sobre el altar. Entonces no había misa.
-U.P.- ¿Y en el nuevo?
-EMI.-En el Nuevo Testamento, en la carta a los Hebreos, por más señas, se escribe que Jesús se ofreció Él mismo en sacrificio.
-O.P.- ¿Cómo?
- EMI.- Que con su vida sus palabras, su amor a los marginados hizo que los poderosos de entonces, también los sacerdotes, lo persiguieran y lo condenaran, Como un cordero llevado al matadero le llevaron a la cruz, decimos nosotros hoy.
 -U.P- ¿Eso lo vieron sus discípulos como el sacrificio de  una víctima santa?
- EMI.- y   se acabaron los sacrificios de corderos para los cristianos. Vieron a Jesús como la víctima y a la vez como   el único sacerdote.
-U.P- O sea que ahora ya  no hay sacerdotes
-EMI--En realidad no. Pero también dice el Nuevo Testamento que todos los que nos bautizamos formamos parte en ese sacerdocio de Jesús.
-U.P -Vaya, que todos los bautizados somos un poco sacerdotes, padrecitos..
-EMI -Algo así.
-U.P-  Entonces ¿los párrocos, Y  los que dicen hoy misa?
-EMI.- Los apóstoles que recibieron la misión de Jesús, cuando    se organizaba una comunidad cristiana, imponían las manos sobre la cabeza de algunas personas como para hacerlos responsables de esa comunidad
-U.P.- ¿ l sacerdotes?
-EMI.- Entonces no les llamaban sacerdotes. Les llamaban presbíteros, epíscopos.
-U.P.- ¿ Que traducido a  nuestro idioma?
- EMI.-Algo así como senadores, séniores (presbítero es el señor mayor y dirigente) supervisores (eso es lo que significa en griego epíscopo).
-U.P.- ¿Y qué tienen que ver aquéllos con los obispos y padrecitos de hoy?
- EMI.-Los obispos son los sucesores de los apóstoles y de aquellos epíscopos y presbíteros de los primeros tiempos. Todos han ido recibiendo el sacramento cuando otro obispo les imponía las manos en la cabeza y les daba la misma misión. 
-U.P.- O sea que ¿los obispos y los padres?
- EMI.- Digamos que los obispos son como los padres con la misión completa y encargados de una comunidad grande, y los   que hoy llamamos sacerdotes son el equipo que completa en equipo la misión de los obispos.
-U.P.- Pero sacerdote...
-EMI.- El sacerdote perfecto, el que comunica a los cristianos con Dios es Jesús... Aunque también podemos decir que la Iglesia entera, nosotros, aunque no nos llamemos sacerdotes, los que hoy llamamos laicos o seglares, los cristianos de a pie, como se dice, participamos de esa misión de Jesús.
-U.P.- Recuerdo  que me hablaste de esto cuando tratamos  de la pirámide y el círculo, en el capítulo dos de nuestra conversación.
-EMI.-Muy buena memoria. Así que ya sabes, la Iglesia no tiene que ser un asunto exclusivo de obispos y sacerdotes. Los que reciben la imposición de manos del obispo tienen la misión de presidir la asamblea cristiana pero no tienen por qué ser los que hacen y manejan todo. Ese es el problema de lo que hoy se llama clericalismo.  Un modo de pensar que tienen demasiados, cuando piensan que la fe cristiana es asunto de curas y de los que están pegados a ellos.
Pero fíjate en esto: la Iglesia es asunto tuyo, mío, de todos los creyentes. Todos participamos del sacerdocio de Jesús.
-U.P.-.- ¿Y si la parroquia  solo es como  una oficina donde se «reparten» sacramentos,
-EMI.-Que le pregunten a Jesús a ver qué le parece
-U.P.- ¡Vaya! pues ya hemos hablado de todos los sacramentos. Ya podemos acabar. Ya está bien de platicadera
- EMI.-Más o menos. Déjame que abra un último capítulo.
- O.P.-Si te empeñas...

CAPITULO 7

SIMPLEMENTE PARA REMACHAR EL CLAVO: PARA RECORDAR QUE ADEMÁS DE ESTOS ACRAMENTOS HAY OTROS MAS DESCONOCIDOS (y pedir otra vez al público que nos escucha que deje de sacramentir, por favor)

- U.P.- ¿Que hay más de estos    sacramentos? Primero dijiste que solo uno,   después siete y ¿ahora?...
- EMI.- Quiero decir que signos cristianos son toda la vida de un creyente que se entrega a servir a los demás, que se juega la vida por la justicia y la paz, que no se encierra en su muralla egoísta, que procura hacer comunión, comunidad, comunicación... que recibe con solidaridad y defiende a los débiles, a los pequeños, a los que no están en lo alto de la pirámide. Toda una vida de un seguidor de Jesús un sacramento.
-U.P.- Pero me decías que los sacramentos no son cosa de un individuo aislado, sino de la comunidad.

-EMI.- Es verdad. Toda la vida de una comunidad, de un grupo de cristianos, si es un grupo abierto al servicio de los demás, si comparte sus bienes con los que menos tienen, si son solidarios con las personas que otros desprecian, en su tierra y en los pueblos más pobres, si no se dejan llevar del lujo, del consumo y la competencia... Toda comunidad   así es un sacramento, un signo por el que la gente puede encontrarse con    Jesús

-U.P.- Pues creo que ya hemos terminado, compañera. ¿Tienes algo más que decir?
-EMI.- Pedir un favor a todos:
   Que dejemos de sacramentir.
   Que nos dejemos de ceremonias vacías y falsas.
   Que los sacramentos no son, desde luego, para gente perfecta y sin fallos (entonces ninguno podríamos...) pero sí que son para gente, que a pensar de sus fallos y defectos,  de verdad, intenta seguir a  Jesús y tomar parte activa en su comunidad.
-U.P.- O sea que a los que se montan bodas, bautizos, comuniones sin una fe sincera?
- EMI.-A esos les digo... o si te parece se lo decimos los dos a coro: ¡Señores, por favor, no más sacra-MIENTOS!
- ¡Señores, por favor, sean sinceros con Dios y los signos con que, según   decimos,  lo adoramos.