Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

16 de noviembre de 2017

Lo Que Va De Ayer A Hoy "Miedo"


Lo que va de ayer a hoy
(Historias   bíblicas  de ayer que se repiten hoy)

   MIEDO
¿Ves? Te has caído por desobediente. Dios te ha castigado.


Seguramente ustedes han oído esto de pequeños o lo han dicho de mayores.  Y así nos luce el pelo desde que aún no teníamos pelo.
Estas historias del blog  se llaman “lo que va de ayer a hoy”… Pero en este caso el ayer y el hoy son momentos muy resbaladizos. Hay personas adultas   relativamente jóvenes   que todavía viven en el ayer y tal vez conozcamos gente de edad avanzada que siempre han vivido animosos en el hoy. Vamos a explicarnos:
Ayer
“Qué tiempos aquellos “- dicen algunos -  en mis tiempos…-  Y acaso quien dice eso no tiene mucho más de 50 años y sus tiempos son cuando él era joven, y   en el país había una dictadura, en su casa tenía un padre o una escuela que  lo educaba  con el palo en alto y en su parroquia mandaba otro pequeño dictador  que les  amenazaba con el infierno en alto, acompañado de purgatorio para casos menores. Cuando este hombre del ayer llegó a  sus 30 años  flotaban en su cabeza todas esas amenazas.  Eso lo dejó encasquillado mentalmente.  Cuando entró en el camino de la familia y sus responsabilidades de esposo y padre, no tuvo el valor de levantar el palo sobre sus hijos, porque una cicatriz  en  el subconsciente lo frenaba.  Pero tenía  en  alto  la religión que le habían enseñado   y,  cuando sus hijos crecían y no aceptaban sus planteamientos religiosos  en su crisis de adolescentes,  empezó con el consabido “en mis tiempos” para que no se apartasen del buen camino.
El problema para él fue que sus muchachos no se tomaban muy en serio a  unos padres asustados  desde su tierna infancia. Ya  en el país  no tenían dictadura y  en la parroquia había un  cura viejo que  había olvidado en el baúl  la palabra infierno y les  aceptaba con cariño aunque  no fuesen a misa muchos domingos. Entonces el pobre hombre del ayer a sus 50 años se topó de golpe con el

Hoy.
“¡A dónde vamos a parar- le decía a su esposa, - estos hijos tuyos”… Tenía la costumbre, aprendida ayer, de que cuando no  estaba de acuerdo  con lo que los muchachos hacían  los hijos eran “tuyos”, de ella; pero cuando  había fiesta de graduación: “mis” hijos  han aprobado todas las asignaturas” -  comentaba a sus amigos con orgullo. La esposa se consolaba contando lo mismo al revés  a sus amigas.
Ella y él eran almas gemelas, la familia “mis-tiempos” les llamaba algunos amigos.
Las almas gemelas  se iban poniendo cada vez más nerviosas al ver que sus dos hijas y su hijo, entre 13 y 18 años, eran cada vez menos gemelos de su mentalidad. …
Se complicó sobre todo cuando ese nuevo papa empezó a moverse.  Un día volvieron los hijos con un papel que les había dado el párroco. Era un informe, ya un poco antiguo, de la primera asamblea masiva del papa  con los jóvenes en Río de Janeiro Cuando el  matrimonio empezó a leerlo  el  hombre asombrado: exclamó: “¡lo que nos faltaba! Estos jóvenes está locos y mira lo que les dice ese  nuevo  papa”. Leyó: “Espero lío.  , que acá en Río va a haber lío va a haber, pero quiero lío en las diócesis, quiero que se salga afuera, quiero que la Iglesia salga a la calle, quiero que nos defendamos de todo lo que sea mundanidad, de lo que sea instalación, de lo que sea comodidad, de lo que sea clericalismo, de lo que sea estar encerrados….Pienso que en este momento esta civilización mundial se pasó de ‘rosca’, se pasó de ‘rosca’, porque es tal el culto que ha hecho al dios dinero que estamos presenciando una filosofía y una praxis de exclusión de los dos polos de la vida que son las promesas de los pueblos, los viejos y los jóvenes".
“O sea - comentó la esposa - que este santo Padre nos está revolviendo a los muchachos… No se preocupa de que los jóvenes vayan a misa sino de que    salgan a la calle… ¿No están bastante en la calle ya?”…
Pues eso no es todo – dijo él - …- No te lo quería contar pero me han dicho unos amigos del trabajo que Francisco dice cosas como que no existe el limbo… y del purgatorio y el infierno no hay que preocuparse,  que cómo, si es un Dios misericordioso, va a mandar para toda la eternidad a las personas a las llamas”…
-           “¿Y a ustedes eso les parece mal?”- se metió en la conversación una de las hijas.
- “Qué sabrás tú de eso niña.   ¿No te das cuenta de que sin el infierno y el purgatorio la gente va a hacer lo que le apetezca en su vida?”
-           “Claro -añadió la mamá, - como  eso de que también quieren quitar la pena de muerte en el país. Si no hay un poco de miedo  no va haber moral en la sociedad”.
-           “Pues dice el P. Roque, nuestro párroco que la humanidad progresa por la misericordia y la confianza, no por el temor”.
-           “Claro así piensan los jóvenes de hoy día. En mis tiempos…”
-           El hermano soltó una carcajada: “¡Papá que el P. Roque tiene 76 años y tú 55!”
-           EL matrimonio de almas gemelas se miraron uno a otro sin saber qué decir…
-           “Bueno, pero está muy influido por ustedes los jóvenes”…
-           “Según qué jóvenes -  comentó la hermana pequeña- yo veo en la misa jóvenes que no se atreven a tomar en la mano la comunión”
-           “Claro, como debe ser, por respeto”– dijo el papá.   
                         
-           –“Yo a ese respeto le llamo miedo… miedo a pecar porque de pequeños les dijeron…”
-           Tenían unos catequistas como Dios manda- insistió la mamá
-           Y ¿tú crees-  dijo la hermana mayor que…?”
-           Pero los padres  ya no la hicieron caso y se levantaron.: “Otro día te escuchamos. Hoy es jueves. Tenemos reunión en la capilla de los “Hermanos del espíritu” , que viene un predicador de Nicaragua”…
-           “Ya ya… ”-dijeron los tres rebeldes…
Y cuando se quedaron solos la hermana mayor les sugirió:
-           “Bueno, aprovechemos que se van los viejos. ¿Recuerdan que el P. Roque nos encargó para mañana hacer una lista de los miedos que encontramos en los cristianos de hoy?”
-           “De hoy y de ayer- matizó el hermano – aprovechemos que ya nos lo han preparado con sus ideas  papi y mami”.
-           Como fin dela confrontación ideológica, les vamos a ofrecer la lista de miedos que los hijos con ganas de armar lío hicieron para la reunión juvenil del día siguiente:
CUÁLES SON LOS MIEDOS QUE LA GENTE REFLEJA EN SU RELIGIÓN
-           miedo al Dios enojado  que nos va a castigar
-           miedo al demonio que nos va a llevar
-           miedo al infierno y al purgatorio
-           miedo a  las tormentas y los rayos que caen del cielo
-           miedo a  los clérigos  que son los que mandan en la iglesia
-           miedo a ponerse cerca del altar porque es de mucho respeto
-           miedo a la confesión por si Dios no nos perdona
-           miedo a tocar la eucaristía con la mano.
-           miedo a no ir a misa el domingo “que es pecado mortal”
-           miedo al fin del mundo que puede llegar cualquier día
-           miedo a cualquier “mal pensamiento”
-           miedo a políticos que se apoyan en la religión para manejar.
-           miedo a la unción de los enfermos, porque es “extrema” unción -           miedo a no bautizar al hijo de pequeño porque si se muere…
…. Pues mientras los tres hermanos siguen haciendo la lista aquí les dejamos a ustedes que la completen. Seguro que tienen recuerdos y experiencia de miedos en su vida o en su ambiente….

-
-
-