Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

29 de junio de 2018

COMERCIO, Para otro mundo posible

Para Otro  Mundo Posible




Seguimos rebuscando COM en el tesoro de nuestro rico  idioma. Recuerden que ya se nos terminaron casi todos los com del libro adjunto, pero no olvidemos que siguen  bailando los bellos vocablos que reflejan unión de los seres humanos.

Hoy vamos a  asomarnos a un  com  que a primer golpe de vista les va a parecer negativo y nocivo, pero que cuando lo expliquemos se pueden reconciliar con él. Se trata de la palabra:
                            Comercio
Algunos  fruncirán el ceño:… eso me  huele mal. Me suena a economía de mercado,  negocio injusto, competencia desleal.
Tienen en parte razón pero no toda.  Busquemos etimologías y diccionarios:

La palabra comercio proveniente del latín commercium. Ésta se descompone en cum, que significa con, y merx o mercis, que significa mercancía. Mercancía es una "cosa mueble que se fabrica o se adquiere para ser vendida".

Y cuando  se entrega o se vende puede ser”mercada” de distintas maneras.

 A medida que han aumentado las necesidades del hombre, la importancia de la actividad mercantil también ha sido constante. En las primeras épocas el primitivo habitante se proveía personalmente de sus necesidades que eran pocas y elementales, pero luego ya no pudo hacer lo mismo, las necesidades se habían multiplicado y se vio obligado a utilizar el cambio de mercaderías, constituyéndose al principio en una gestión personal; actitud que debió abandonar ante la dificultad de trasladarse de un lugar a otro, sin medios de transporte adecuado y abandonando sus principales ocupaciones. En estas circunstancias nace la función del INTERMEDIARIO entre el productor y el consumidor, es decir entre el que tiene un objeto y el que lo necesita. Se origina así el comerciante, que dotado de ciertas aptitudes, conocimientos, facilita el intercambio de los productos entre los centros de producción y los de consumo, persiguiendo a través de su actividad una ganancia o lucro.



Concepto de Comercio.- Con estos antecedentes el comercio se lo podría conceptuar como una actividad que tiene por principal objetivo trasladarlos productos desde su lugar de origen y llevarlos a los centros de consumo. Tratando de dar un concepto más completo diremos que: Comercio es un conjunto de operaciones tendientes a realizar el cambio de bienes entre productores y consumidores, mediante un intermediario que persigue una ganancia o utilidad habitual. O sea  que el intermediario aparece entre el productor y el consumidor. Ahí en medio está el intermediario… ¡el intermediario!

Como ustedes ven en esto del comercio nos encontramos  una situación complicada  gracias a los que se ponen en medio y  es posible que  el comercio si vuelva difícil… Pero hay muchos modos de mirarlo, observen estas dos imágenes de mercado.







Una es un mercado popular donde campesinos venden los productos que ellos han sacado de la tierra. 

La otra es de unos grandes almacenes donde se ofrecen toda clase de productos, a veces traídos de países lejanos donde los intermediarios juegan con la oferta y la demanda y consiguen grandes ganancias a costa de los clientes. El hecho es que el ser humano necesita adquirir lo que es más o menos necesario  para vivir, vestirse, estudiar, cuidar su salud, tener  habitación ,muebles o divertirse, pero tiene que ajustarse al precio  que rige el comercio. Y aquí nos hablan de precio justo  o precios abusivos.


Preguntamos a Wikipedia sobre el...

 El comercio justo (también denominado comercio equitable, comercio equitativo, o comercio alternativo) es una forma alternativa de comercio promovida por varias ONG (organizaciones no gubernamentales), por la Organización de las Naciones Unidas y por los movimientos sociales y políticos (como el pacifismo y el ecologismo) que promueven una relación comercial voluntaria y justa entre productores y consumidores.


El comercio justo es una iniciativa para crear canales comerciales innovadores, dentro de los cuales la relación entre las partes se orienta al logro del desarrollo sustentable y sostenible de la oferta. El comercio justo se orienta hacia el desarrollo integral, con sustentabilidad económica, social y ambiental, respetando la idiosincrasia de los pueblos, sus culturas, sus tradiciones y los derechos humanos básicos. El comercio justo puede ser considerado una versión humanista del comercio libre, que al igual que este es voluntario entre dos partes, y no tendría lugar si ambas partes no creyeran que iban a salir beneficiadas.


Principios del comercio justo

Los principios que defiende el comercio justo son:

Los productores forman parte de cooperativas, asociaciones u organizaciones voluntarias y funcionan democráticamente. Libre iniciativa y trabajo, en rechazo a los subsidios y ayudas asistenciales (de allí la frase del comercio justo: «Comercio, no ayuda»).

Rechazo a la explotación infantil.
Igualdad entre hombres y mujeres.
Se trabaja con dignidad respetando los derechos humanos.
El precio que se paga a los productores permite condiciones de vida dignas.
Los compradores generalmente pagan por adelantado para evitar que los productores busquen otras formas de financiarse.
Se valora la calidad y la producción sostenible.
Cuidar del medio ambiente
Se busca la manera de evitar intermediarios entre productores y consumidores.
Se informa a los consumidores acerca del origen del producto.
El proceso debe ser voluntario, tanto la relación entre productores, distribuidores y consumidores.
Precio que se paga, más allá de lo que ofrece el mercado capitalista.


Es favorable a la libertad de comercio en iguales condiciones, es decir, abolir las restricciones discriminatorias a productos provenientes de países en desarrollo, desde materia prima a manufacturas o tecnología. Así se evita la discriminación y el proteccionismo. Intenta también evitar las grandes diferencias entre el precio que pagan por un producto los consumidores del primer mundo y el dinero que se les paga a sus productores en el tercer mundo, además de evitar la explotación de los trabajadores. Esto contribuye a compensar los efectos de la obsesión consumista por el precio más barato, sin otra consideración, y sus consecuencias:



Progresivo deterioro de la calidad y durabilidad de los productos.

Explotación de los productores.

El precio justo, es decir, que este no contenga componentes influenciados por intervenciones o subsidios estatales que distorsionan el concepto de comercio justo. Las distorsiones y consecuentes quejas en el mercado derivadas de los subsidios son elevadas por las partes interesadas a la Organización Mundial del Comercio.

La filosofía del comercio justo es que la mejor ayuda de los países centrales a los países en vías de desarrollo es el establecimiento de relaciones comerciales éticas y respetuosas, con crecimiento sostenible de las naciones y de los individuos. Más que por las entidades oficiales o estatales, el comercio justo es impulsado y practicado por millones de personas solidarias en diversas partes del mundo. Aquí las llamadas Tiendas del Tercer Mundo cumplen un rol decisivo, a través de voluntarios que en sus horas libres apoyan en la venta de productos como Café de Colombia, Ron de Cuba, Miel de Chiapas, Quinua de Bolivia y Perú, etc.



Garantizar para los trabajadores un salario justo.
Mejorar las condiciones de seguridad e higiene del lugar de trabajo.



Fomentar la igualdad de oportunidades para las mujeres.





Proteger los derechos de los niños.
Salvaguardar las minorías étnicas.



Preservar el medio ambiente.





Y  solo nos queda ahora ofrecerles completo el documental que empezamos a ver: la Isla de las flores.

 Fíjense bien en  la frase con la que termina dicho documental.

a

Libertad es una palabra que el sueño humano alimenta.
Que no hay nadie que la explique
Y nadie que no la entienda
(…¿puede el comercio ayudar a esa libertad?)