Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

4 de noviembre de 2018

CARAVANA... Palabra a voleo

PALABRAS A VOLEO






Hoy les presentamos nuestra palabra a voleo  como a  vuelo… pero que se la vamos  a presentar  cantado, escuchen 




Hemos formado la caravana y caminamos hacia el mañana, cuando gritando¡ hermano, hermana!, todos se asomen a la ventana

Pues sí nuestra palabra que vuela hoy de nuestros labios es

CARAVANA

Y empezamos presentándola, no con una definición abstracta sino  con una descripción que prestamos de Nómada
+++
Proliferan las imágenes de policías reprimiendo migrantes en carreteras y pasos fronterizos. Las migraciones son una muestra de la dignidad humana, rebelándose al sistema económico y político, cruel y contradictorio.

La globalización económica de las últimas décadas, ha priorizado eliminar los obstáculos para el movimiento del capital. Este es un proceso de cambio desde núcleos de poder económico, que ha cambiado el mundo con nuevas oportunidades.  Quizás lo que no esperaba la élite económica, era que la gente común exigiría la misma libertad de locomoción que tienen sus flujos de inversión.

Nuestra especie ha sido nómada muchísimo más tiempo de lo que hemos sido sedentarios, agricultores o industrializados. Estar en movimiento es parte de nuestra esencia e intentar de huir de la pobreza, el miedo, la miseria, la persecución o las frustraciones es lo más natural que puede hacer un ser humano. Migramos durante los primeros años de existencia como especie y en un mundo cada vez más desigual y más interconectado, la migración se seguirá dando.

La migración contemporánea se ha explicado, en primer lugar, por factores de rechazo o atracción. Es decir, factores que expulsan a las personas de sus contextos, como la pobreza, la violencia o la persecución. Y por factores que atraen a las personas hacía otros contextos, como la esperanza de mejores condiciones de vida.

Sin embargo, entre los factores que explican la migración entra también el conocimiento sobre otras realidades. Para entender la emigración de Centroamérica, quiero argumentar que es clave tomar en cuenta la globalización. 

La intensificación en la interconexión del planeta.

Si en décadas anteriores hacían falta redes de solidaridad para identificar la migración como opción, hoy día no es así. Los hijos de la élite han podido migrar desde siempre para estudiar, conocer al mundo o conocerse a sí mismos. Identificaban la migración internacional como una opción atractiva y alcanzable.

El conocimiento era accesible solo a personas con recursos. Ahora, forma parte del conocimiento general de toda la población. Todos hemos visto los anuncios, las telenovelas, las películas, los centros comerciales, los turistas, las casas de remesas y las fotos del tío en Estados Unidos, que ponen en evidencia la afluencia que existe en otras partes.

Los pobres de hoy saben muy bien que existe un mundo lleno de oportunidades fuera de San Pedro Sula, Santa María Nebaj o dónde sea que residan. Mientras las desigualdades e injusticias no se reduzcan, seguirán desafiando a las fronteras.  Van a ignorar a presidentes y poderosos que creen que con amenazas y violencia se puede matar al sueño de vivir con dignidad. 

Es iluso esperar que el intrínseco deseo migratorio del homo sapiens se deje controlar. Más aún cuando las personas que migran no tienen nada que perder. Ante esta realidad, la autoridad que quiera resguardar su relevancia debe dedicarse a buscar soluciones para facilitarles la vida a las personas que están en movimiento. Repatriar al migrante es violar la esencia nómada del ser humano.  Comparable a las peores atrocidades de la historia, como las bandas de mercenarios que traían al esclavo de regreso a la plantación de algodón. 


Soy inmigrante.

+++

Pensemos cada uno de nosotros los momentos y situaciones en los que hemos tenido que cambiar de  lugar,  nosotros o nuestros antepasados, Pero no solo  cambiamos las personas de lugar, cambiamos de  vida, el tiempo cambia para nosotros aunque no  tengamos que marcharnos de nuestro país.  Los tiempos cambian

La tesis que plantea Einstein  en la primera década del siglo XX defiende que el espacio y el tiempo no se pueden medir de manera separada. Einstein reconoció que la simultaneidad es una cualidad relativa que depende del observador. Dos hechos que ocurren en espacios distintos pueden parecer simultáneos para uno y consecutivos para otro. Solamente en el mismo lugar queda de manifiesto la simultaneidad de dos acontecimientos. (Constantin Grosse)

La sociedad que no cambia de lugar, aparentemente pero cambia de estructura, no  escapa de la tierra pero escapa de época es también una caravana que camina hacia el mañana. La revolución francesa, o la socialista… las infinitas revoluciones no sólo políticas sino culturales científicas… los cambios en el modo de vivir y de pensar de las sociedades son nuevos caminos.

La invasión de las tierras de   Aabyayala  por los extranjeros que vinieron de Europa,  produjeron  cambios hacia un mañana que aún no se ven  sus aspectos positivos o negativos… esa transformación aun  es un misterio. Si  lo miramos del punto del punto de vista de la unidad del género humano, del universo unificado y pacificado cada uno podemos deducir cuáles fueron las consecuencias…

Podemos darnos cuenta de que aquella invasión sobre estos territorios s uno de los motivos por los que hoy está n animándose a caminar en esa desesperada caravana gente de las tierras del sur que buscan un cambio de vida en el norte.

En unas  tierras de  Asia occidental  hubo alguien que en nombre de  un abba, papá,  empezó  a predicar un reino, un mundo distinto al que se vivía bajo una extraña organización religiosa centrada en un templo y sus  jerarquías.

Aquella primer  grupo de hombres y mujeres,  a pesar de las persecuciones tortura y ejecución del líder, conscientes de que u muerte no fue una muerte definitiva, lo sintieron vivo entre ellos y  empezaron a reunirse en lo que llamaron “el camino” .Juntos  formaron  una cierta caravana hacia un mundo nuevo, que Él llamaba  el reinado en amor  de su padre celestial.

Otros  caminos y búsquedas hacia un mundo nuevo se fueron  abriendo en otros territorios,  como  las propuestas de Buda, de, Mahoma, de cientos de sabios  que  proponían  cambios  en sus sociedades, en la humanidad…

Desgraciadamente esos caminos y caravanas en muchas ocasiones se cambiaron, no en caminos sino en enfrentamientos que les hicieron matarse unos a otros, en nombre de una cierta religión.

Aunque entre todos esos,  que  deformaron los caminos y los  encuadraron en religiones siguió habiendo profetas y profetisas defendiendo un mundo donde  las caravanas llegasen a caminar unidas en busca de la unidad universal.

Eso no sucede  fácilmente.  Contra la unión del género humano existen  tres fuerzas que la disuelven: el  tener, el poder, el placer  que producen como consecuencia el hambre,  el miedo, la soledad.


En el momento actual de la historia de la humanidad   siguen apareciendo en el mundo mujeres y hombres  sabios,  profetas,  que siguen  anunciado la posibilidad de una nueva conciencia universal  que una a todos  miles de caravanas distintas pero unidas hacia un mismo horizonte.

Cada uno de nosotros podemos formar nuestra pequeña caravana  unida con otras caravanas y todos nos asomemos a nuestra ventana, a nuestro horizonte y caminemos para llegar al mundo de comunicación, de paz, de amor  que transforme el universo.