Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

5 de mayo de 2017

Lo que va de ayer a hoy: CATECISMO PIES EN TIERRA. 1

Lo que va de ayer a hoy
Historias bíblicas de ayer que se repiten hoy
Nueva Serie
Catecismo pies en tierra.1

Con su permiso vamos a empezar una nueva modalidad dentro de la serie Lo que va de ayer a hoy. Vamos a empezar nada menos que un catecismo. Tal vez usted tuerce el gesto. ¡Por favor! ¿a mis años me van a volver a catequizar?. No se asuste y siga leyendo. Si usted es persona que vive en contacto con lo que se llama religión, aunque no en íntimo contacto, tal vez tenga que revisar muchas de las “verdades” que aprendió en su tierna infancia. Este catecismo es para quienes creen que ya se lo saben todo.
En esta serie viene invitada a nuestro blog una buena amiga, que es Ella-Misma,(familiarmente EMI), dispuesta a dialogar con otro buen amigo que es Usted-Precisamente (U.P)

En este primer diálogo vamos a tratar el tema de introducción que hoy se llama:


Nos lo cambian todo

Y empezamos como siempre por el

ayer

Todos nosotros y nosotras, ya mayorcit@s, aprendimos las primeras palabras de religión en aquellos libritos donde el catequista hacía la pregunta y el patojo respondía… cuando se la sabía.

Para hacer la primera comunión había que sabérselo todo, todito, de memoria, aunque los niños no entendieran nada de lo que decían.

Pues ahora se nos ha ocurrido hacer otro catecismo de esos.
Pero este es un catecismo para gente “más mayor” aunque sean de corazón patojo.
En la Iglesia católica existen muchos catecismos de distintos tamaños y más o menos complejos. Aquí buscamos algo sencillo que les de pie para buscar, si les interesa, volúmenes con más contenido.

Este tiene preguntas que sirven para hacerse todavía más preguntas. Tiene respuestas que sirven para sentarse en grupo, en familia, en comunidad y empezar a platicar entre todas y todos.

Quien quiera respuestas prefabricadas, para no pensar, mejor que no lea esto. Que se compre un loro. Desgraciadamente muchos que se llaman creyentes en Jesús tienen muy poca idea d lo que significa tener fe.

Agarren, pues, este catecismo y no se extrañen si las preguntas y respuestas no son las que ustedes se esperaban. Tal vez este sea un poco provocativo.

Nuestros amigos U.P. (usted precisamente) y EMI (Ella Misma) tienen su modo especial de dialogar.

Hoy

1.- DE LO QUE SOMOS O NO SOMOS

-U.P.-Dígame niña ¿es usted cristiana?

*EMI.- Disculpe, yo tengo mi cédula de identidad así que mejor no me llame niña.

U.P- Perdón joven ¿eres cristiana pues?

*EMI.- Pues ¿qué quiere que le diga?... Intento serlo…. Le diría que poco a poco voy siendo cristiana, gracias a Dios.

U.P.- ¿Qué quiere decir cristiano?

*EMI.- un cristiano o una cristiana de verdad son unos de esos locos que intentan seguir a Jesús, el Cristo. Pero mejor ¿por qué no me pregunta qué “no es” un cristiano?

- U.P Oiga señorita, quien pregunta soy yo… pero ya que se empeña dígame: ¿qué no es un… una cristiana?

* EMI.- Cristiano “no es” el que se aprovecha de la religión para subir puestos, ganar dinero y situarse bien en la vida; ni el que en nombre de la ´”civilización cristiana” desprecia o domina a los que no piensan como él; ni el que piensa de Dios o de Jesús como si fueran unos ídolos que si los rezas te dan buena suerte; ni el que va de vez en cuando a la Iglesia para cumplir en actos sociales como funerales, bodas, quince años, primeras comuniones… ni…

- U.P.-¡Para, para muchacha que no va a quedar ni uno!… Anda, dime ahora quienes “sí son cristianos”. O, mejor ¿cómo se les nota que lo son?

*EMI.- Se les nota por lo que creen, por lo que hacen y por lo que celebran. Las tres cosas juntas.

- U.P.-¡Muy bien, pues vamos a hablar de lo que creen, hacen y celebran los cristianos.

* EMI.-Vamos.

Comentario: Aquí nos quedamos en la introducción.

Se darán cuenta de que en lo que llamamos Religión se encierran los conocimientos sobre ella, , junto con los actos religiosos, y los lugares donde se realizan: templos, oraciones, ceremonias, lo que se llama “liturgia”, objetos, imágenes… Pero todo esto necesita el modo de actuar de quienes dicen cree en esa fe. Quien cree y reza, pero no hace nada, o, peor actúa de modo contrario… ¿se puede decir que tiene fe?

En nuestro blog encontrarán un librito que les puede ayudar a profundizar: Tener religión o tener fe. Se lo recomendamos especialmente. (También lo tenemos impreso a su disposición)

Aquí le dejamos hasta el próximo blog donde seguiremos con el segundo capítulo del Catecismo pies en tierra”.