Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

29 de julio de 2018

CONSOLIDAR, Para Otro Mundo Posible

PARA  OTRO  MUNDO   POSIBLE

Nuestros artículos en torno al  Com o CON   hoy van a presentarles  algo que debería estar presente en muchos de nuestros actos o de nuestra vida. 

Iniciativas que empezamos con ánimo e ilusión llega un momento en que empiezan a tambalearse…  Algunas llegan a desaparecer con decepción para quienes las habían comezado  no llegaron a conseguir que pudieran

Consolidarse


 El término consolidación se utiliza en diversos ámbitos con la idea general de dar solidez a algo, o bien integrar varios elementos en uno solo.  Cum…  solidum.

Hay trabajos, obras iniciativas  que nacen  con pocas esperanzas de que resistan a las adversidades,  los embates del tiempo,… digamos que hay iniciativas que aparecen  blandas  sin con-sistencia…

Puede darse el caso en edificios que se han construido sobre débiles cimientos y que se pueden hundir si no se consolidan que… 


Seguramente a  quienes  tienen cierto manejo del Evangelio de Jesús ya le ha saltado la chispa.

Como contaba el doctor Lucas:  Voy a decirles a quién se parece todo el que viene a mí, y oye mis palabras y las pone en práctica: 48 Se parece a un hombre que, al construir una casa, cavó bien hondo y puso el cimiento sobre la roca. De manera que cuando vino una inundación, el torrente azotó aquella casa, pero no pudo ni siquiera hacerla tambalear porque estaba bien construida. 49 Pero el que oye mis palabras y no las pone en práctica se parece a un hombre que construyó una casa sobre tierra y sin cimientos. Tan pronto como la azotó el torrente, la casa se derrumbó, y el desastre fue terrible».

Hemos  empezado  refiriéndonos a  consolidar  la construcción. Supongo que quienes están  atentos a nuestras reflexiones  “para que otro mundo sea posible”  les puede estar  ya bailando en la mente la cantidad de acciones, organizaciones, situaciones  que necesitan( o necesitaron  porque ya es tarde)  consolidación.

Insistimos en el con… que es cosa de por lo menos dos..Se comienza una asociación… dos  o más compañeros  empiezan a trabajar en los estatutos y líneas de acción… pro al final se ve  que objetivos y métodos de cada  uno son diferentes, que uno de  ellos tiene todas las soluciones y las propuestas de los demás le  rebotan.  La organización no se <con-solida>  precisamente porque le falta el con y aquello no tiene solidez,  Se disuelve como un terrón  de azúcar en el café.

Cuántos fundadores, inventores,  iniciadores,  han visto  que quienes apaecían como seguidores suyos, en vez de consolidar la iniciativa  estaban deformándola , disolvéndola, frenándola, dándola marcha atrás.

Seguramente que ustedes y yo pertenecemos a algún colectivo que  nos atrajo por sus ideas y su línea de pensamiento y acción.

Ese colectivo lo vimos como ideal atrayente y “nos apuntamos”.

Al pasar  el tiempo pudo suceder que nuestro entusiasmo  y confianza en esa  aventura se fue consolidando y que a pesar de pequeños errores seguimos viviendo  con esa iniciativa y consolidándola con nuestro trabajo.Pero…

Pero también pudo ser que con el paso del tiempo nos fuinos desilusionando  y arrastrando aburridos   aquella primera idea o  abandonándola  porque no daba más de sí., Aquello ya había perdido solidez.  No se consolidó.

Hace bastantes años un grupo de amigos utilizamos una proycción audiovisual  titulada  LA COSA. ¿Dónde está  hoy?

Ni el  autor  y dibujante  de  aquel pequño y sugerente diaporama”, ni sus amigos lo tienen. No apareció.

 He pensado en contárselo, por si alguno lo tiene o alguien se decide a rehacerlo.

No trata sobre tema religioso, ni político, ni sicológico… Trata sobre LA COSA: Se lo cuento:

1.-Alguien  a quien llamaremos  así,, ALGUIEN  reflexionando sobre la vida, la suya y la de los demás, tuvo una gran  IDEA. 
2.- Esa idea había que plasmarla, darla cuerpo…
3.-Pensó escribió, dibujó, diagramó… y de todo aquello salió algo concreto que sin saber   que nombre ponerla, la llamo  LA COSA
4.- El dicho ALGUIEN  se  quedó mirando  LA COSA. No le convencía demasiado , tampoco le parecía mal, pero no sabía…
5.- La enseñó a algunos amigos y muchos de ellos exclamaron:”¡¡Eto está muy bien, es fantástico” !Hay que difundirlo!
6.-ALGUIEN  no estaba muy convencido… pero les siguió la corriente, se juntó con ellos,
7.- y empezaron a hacer copias del original y a distribuirlo por todas partes
8.- la COSA corrió por la sociedad, los amigos organizaron asociaciones y planes de propaganda y mucho más se animaron cuando vieron que empezaban con ello  a ganar dinero.
9.- A ALGUIEN aunque seguía  sin estr muy convencido, lo metieron en el movimiento que iba creciendo en popularidad y  atrayendo muchos amigos y aprovechados.
10.- la IDEA  convertida  en COSA crecía en tamaño, en poder, en fuerza… y a ALGUIEN  le  empezó a parecer que más que  una  COSA , ésta  se iba convirtiendo en un  BICHO extraño.
11.- ALGUIEN  ya no acababa de reconocerla como suya  a pesar de que sus amigos e interesados le seguían empujando hacia ella.
12.- y llegó un momento enque  ya la COSA no era ni cosa, ni siquiera bicho, se había convertido  en MONSTRUO
13.- y el MONSTRUO acabó devorando a ALGUIEN y a los amigos que se juntaron  con  él . 
14.- Claro que hubo otros aprovechados, que aparentado que estaban a favor de LA COSA   en realidad estaban de parte  del  MONSTRUO  y con él participarn  de la merienda que se dieron con LA COSA, con ALGUIEN y con sus incautos amigos
15. Hoy la siguen llamando”cosa” pero no tiene nada que ver con la COSA  que ALGUIEN  inventó.
Por si ustedes  se encuentran  con el  autor de esta triste historia, díganmelo  para volverlo a encontrar y preguntarle por LA COSA.

+   +   +  

Mientras tanto  escuchen ustedes esta parábola escrita por León Felipe y cantada por Paco Ibáñez  . Si la siguen con atención  verán que sin nombrarla habla también  de LA COSA   y de si la cosa se CONSOLIDA




Parábola

(León Felipe - Paco Ibáñez)
Había un hombre que tenía una doctrina,
una doctrina que llevaba en el pecho,
una doctrina escrita que guardaba
en el bolsillo interno del chaleco.

La doctrina creció, creció, creció.
Y tuvo que meterla en un arca
como la del Viejo Testamento.
Y el arca creció, creció, creció.
Y tuvo que llevarla a una casa.

Entonces nació el templo.
Y el templo creció, creció, creció.
Y se comió al arca
y se comió al hombre
y a la doctrina escrita que guardaba
en el bolsillo interno del chaleco.

Había un hombre que tenía una doctrina,
una doctrina que llevaba en el pecho,
una doctrina escrita que guardaba
en el bolsillo interno del chaleco.

Luego vino otro hombre que dijo:
El que tenga una doctrina que se la coma,
antes de que se la coma el templo;
y que su cuerpo sea
bolsillo,
arca y templo.


(Que ustedes lo mediten bien)