Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

17 de agosto de 2018

EUCARISTÍA (o Fracción del Pan, o Misa)

Eucaristía

(o Fracción del Pan o Misa)



Comparadas  entre  el año 30 del siglo I(entonces) y el año  2018 del siglo XXI)(ahora).

Parece que entonces tendría Jesús de Nazaret  unos 30 años  … fue cuando se celebró la primera de eso que hoy llamamos misa.

Sin embargo  tal vez  estén ustedes de acuerdo conmigo en que las diferencias entre la de “ENTONCES”  y las  que “AHORA”  celebramos sin mucha reflexión son demasiado llamativas.



Pensemos juntos


ENTONCES no existía  en Jerusalén más que el templo  de los sacrificios judíos. La llamada cena de Jesús con sus discípulos se hizo en el  segundo nivel de una  casa  particular (así se conserva hoy)

Esto no solo sucedió en la llamada “ultima cena” sino en las cenas o comidas de los seguidores de Jesús, después de su muerte y resurrección,  en Jerusalén o en lugares donde se formaban comunidades.









AHORA.- las misas se celebran en templos más o menos grandes; incluso se suele prohibir celebrar eucaristías en casas particulares por ciertos abusos que se  pueden dar y que  ya se han dado.









ENTONCES:  la llamada  cena del Señor o fracción del pan se celebraba en torno a una mesa, lo suficientemente grande, con los creyentes sentados familiarmente  en el suelo o sobre almohadones   









AHORA.-  al convertirse la sala en templo, se convirtió la mesa familiar en  “altar”, situado alto y alejado de los creyentes y ellos también   lejos del llamado altar, lejos del presidente de la reunión, lejos unos de otros, lejos… lejos… lejos








ENTONCES.-se trataba de una reunión informal donde  todo el mundo platicaba e intervenía en la conversación. Se cantaban salmos o himnos,  se recordaba la vida de Jesús, los sucesos  y problemas pendientes… Todo espontáneo y familiar, no como ahora.






AHORA.- no es conversación  sino monólogo. Aparte de que sólo uno, el “padre” es quien habla, o  también alguno de los llamados laicos interviene para leer algún  texto de la escritura o algunos para cantar, por lo general como solistas.  Con frecuencia los demás callan y escuchan







ENTONCES.- tengamos  en cuenta que  no existían más sacerdotes  que los del templo. En la fracción del pan todos  eran celebrantes, aunque la persona de más respeto,  quien más cerca estuvo de Jesús presidía e iniciaba las oraciones… Pero todos eran participantes.










AHORA.- como decíamos, el llamado sacerdote “dice” la misa y los demás  “ven y escucha”… ¡ah! y  dan algo de dinero cuando pasan la bandeja o cestito.






ENTONCES.- esa reunión era realmente  la cena del señor.  Se llevaba  comida , en la cena de pascua era un cordero y  algunos vegetales, algún jarro de vino que en aquellas regiones  era de uso corriente en las comidas. Sin embargo empezaron los abusos cuando algunos llevaba su comida para ellos solos y dejaban con hambre a otros más pobres, (carta 1 a  los corintios, cap 11, 17…)
 Eran pues comidas animadas  donde se alternaba  el banquete con  la plática,  algunos rezos y cantos de los salmos, el recuerdo de los sucesos recientes y,  claro,  Jesús siempre presente;… los comentaros  de lo que  sería importante hacer en el futuro… En la cena de Jesús eso fue lo que iba tensando el ambiente,  la persecución  que  parecía acercarse y lo que se cernía en torno a  Él.



AHORA. Habla por lo general solo el Padre en la homilía o alguna persona que recibe el encargo del  párroco. Cuando en algún templo el sacerdote intenta que la gente participe, por lo general muchos  se escabullen, se ponen cerca de la puerta o se van a otra iglesia. ¿Para qué nos complican la vida?






ENTONCES. El recuerdo central de lo que Jesús hizo y dijo (Hagan esto en memoria mía) lo seguían los fieles  atentamente. El presidente partía el pan, pan de verdad, que  repartía en las manos de todos, pasaba la copa de vino  que todos bebían…

Todos tenían presente  la memoria  de Jesús y lo que esa memoria les pedía a cada uno, para que no  fuera aquello una memoria vacía sino una memoria del futuro de lo que les esperaba luego en la vida, lo que su conciencia les pedía al salir de misa.  Que allí la celebración no terminaba.







AHORA.-  mucha gente  va, como decíamos a oir misa. No son conscientes de que  no es que el pan se convierte en Jesús, sino que Jesús se hace pan,  que al consagrar la eucaristía  se consagran también los que comulgan  que se hacen pan con Jesús para amar y servir al prójimo, a  los pobres , al  mundo en el que viven… 






ENTONCES.-  Después de partir y compartir el pan se estaba “de sobremesa” platicando de lo que vendría luego… Eso está muy claro en la larga conversación  con Jesús en la última cena que terminó cuando les dijo :levántense y vámonos… y salieron al huerto de los olivos con todo lo que vino después.



AHORA.- Poco después de comulgar ya se dan los avisos parroquiales (pueden ser importantes para saber  lo que se hará  la semana que viene).Se hce la oración final y… “Pueden ir en paz” Todo el mundo  sale… ¿con que sentimiento;  de  salir a una misión (piensen el parecido entre misa y misión) o  cada uno se va a a lo suyo, que ya ha cumplido con la obligación? 

Aquí tienen estas comparaciones. Usted que lo lee, ¿ con qué se queda?. ¿Acepta la fidelidad a Jesús , la fidelidad de los primeros cristianos o prefiere  lo que como muchos dicen ¿para  qué  nos quieren cambiar la misa? “siempre se ha hecho así”?… Cuando “siempre” es su capricho y su pasividad, tal vez mal enseñados por unos catequistas  sin formación ni reflexión?