Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

11 de agosto de 2018

OFRENDA... Palabras a voleo

PALABRAS A VOLEO

En nuestras Palabras a voleo  hoy queremos abordar alguna que  se emplea con un sentido a veces religioso y a veces  laico. Me refiero a la  palabra



OFRENDA


 Suele suceder en ambientes religiosos que  lo que se dice se entiende de otra manera diferente. Eso desconcierta bastante a las personas que tienen poco contacto con lo que llamamos religión.

Como ejemplo  les ofrecemos  esa  expresión que seguramente ustedes han escuchado o utilizado: OFRENDA

Nos lo explica Wikipedia:

Una ofrenda es un obsequio, dádiva o don que se ofrece en muestra de reconocimiento, gratitud o veneración. La palabra, como tal, proviene del latín offerenda, que significa ‘cosas que se han de ofrecer’.


Ofrecer puede significar comprometerse a dar o hacer algo. La palabra proviene del derivado del latín offerre.

Se puede usar con el sentido de dar de manera voluntaria algo: "Te ofrezco mi ayuda"; de presentar una cosa determinado aspecto: "La sierra nevada ofrece su mejor imagen"; de proponer algo a alguien: "Le ofrecí que fuera mi socio", o de dedicar determinada cosa a una persona: "Le ofrecieron un homenaje por sus 50 años de servicio".

Como ven ofrecer y ofrenda tienen un sentido de voluntariedad, de regalo que se da sin ninguna obligación.

Pero resulta que en el lenguaje religioso con demasiada frecuencia se emplean expresiones como la siguiente:

“El próximo domingo se proyectará  en la parroquia una película sobre la pasión de Jesús. Ofrenda 15 quetzales.”

Ofrenda? O sea que si llego a la sala de proyección y entro sin pagar,  ¿ No me dirán nada?  Haga la prueba.

Pero si me exigen sacar el boleto y soltar el pisto? Entonces ¿por qué lo llaman ofrenda?.  Imagínense: Vuelos a Miami lunes y jueves ofrenda $ 260.  ¡Qué bien! si yo no quiero ofrecer nada o acaso solo llevo un regalito a las azafatas. -.. quedo muy bien.

Déjenme que complique mas la situación. Ha fallecido un pariente y voy a la parroquia a “encargar una misa”

La secretaria, después de apuntar la intención se me queda mirando …:” Ya está. Son de ofrenda 50 quetzales…”

-Ah… ¿de ofrenda?.. yo no pensaba ofrecer nada, no tengo aquí dinero.

- Bueno, no importa, lo puede traer  mañana antes de la  misa
- Y sii no lo traigo
- Entonces no se le nombra en las intenciones y la misa no le vale
- ¿No le qué…?
- No le… bueno, pues que el Señor no escucha  su oración
-¿ Y no se va al cielo mi pariente?... ¿o se va un poquito mas tarde?

La  secretaria se pone un poquito colorada:
- A mí es lo que me han dicho que la misa cuesta 50 quetzales
- ¿Y quienes no  tienen dinero, ¡al infierno o al purgatoria para toda  la vida…  o toda la muerte?... Pero lo que pienso es que no  lo  llamen ofrenda por lo menos, sino pago, precio, o alguna otra palabra que no se entiende como estipendio . (algunos piensan que es estupendo porque les viene estupendamente.).

Eso de ofrenda aplicado a  temas religiosos algunos lo llaman eufemismo  que viene del griego  eu: bueno, bien  y femismo: de la palabra femi: decir;  o sea  decir bien una cosa que puede sonar mal  ( hay señoras que se llaman Eufemia: que habla bien,  de buen nombre…)

O sea que eufemismo es emplear la palabra ofrenda  para disimular que se está cobrando  una misa.

Muchos eufemismos se emplean en las iglesias para no decir la verdad pura y dura… o  sea para no hablar claro.

Podremos escuchar al papa en una  audiencia del vaticano


a

El Papa Francisco no emplea eufemismos Tal vez nosotros, lo cristianos de a pie tampoco  deberíamos emplearlos. Lo malo es que los ministros de la religión sí los suelen emplear, pero no sólo los religiosos. También los maestros, abogados, políticos… que no piensen que eso es un tema religioso.  Una manera de  mentir en nuestras relaciones es jugar con las palabras deformándolas.

Escuchemos a  un artista del lenguaje:

Dicen que cuando el político te dice sí, es quién sabe. Y cuando dice quién sabe, es que no. Y cuando te dice que no, entonces no es político. Y en esta media broma podemos acercarnos a la forma en que refleja el mundo su forma de ser. 

Nosotros como cristianos tenemos que ser diferentes. 

Nuestro Señor Jesucristo nos dice que no haya variación en nosotros; que no tengamos un doble ánimo en el corazón. 

Que tú seas definido, que antes de que tú hables, pienses muy claramente qué es lo que vas a decir. 

Si tú vas a dar un sí o vas a dar un no; que lo hagas con una plena convicción de que eso es lo que vas a hacer y de que eso es lo que vas a sostener.

Así nos acercaremos más a la autenticidad de Jesucristo. 

                              Vicente Montesinos

Y para terminar:  cuando digas ofrenda que sea ofrenda generosa de verdad y cuando sea precio que sea de verdad precio justo.


Pero me dirán, los que se  andan envueltos en temas de la religión  son seres humanos que necesitan  comer, vestirse, viajar, estudiar, comprar medicinas… necesitan vivir y eso no lo hacen gratis…

Ah, pues es verdad, pero eso, como dice el autor del libro de la selva… eso es otra historia. (hablaremos de ella otro día)