Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

28 de diciembre de 2018

TRES EN UNO. Palabras a voleo

PALABRAS A VOLEO



Seguro que al leer el título de las palabras que “volean” o que vuelan hoy  van a   pensar  ustedes en algo tan sagrado como la Santísima Trinidad o algo  semejante… pues nos quedamos más allá de tierra  porque vamos a hablar de 

TRES  EN   UNO
Hoy la ciencia cuántica se ceñiría más al uno, al abrazo del universo en lo transpersonal. “Todos somo uno” dice nuestro blog,  pero permitan  que  sin apartarnos de ese lema fundamental  hablemos de tres ángulos o tres pasos  que son necesarios para la unidad.

No vamos a pintarles ese desagradable triángulo que convierte  la teología  en geometría,  con un ojo en medio (¿el  de Dios?); ese fue el modo  como de pequeños nos intentaban “explicar” el misterio de la Trinidad. No.

Mejor podríamos  hablar de  actitudes que necesitamos en nuestra vida, como tres pasos  para dar vida a la unidad.

Estas  reflexiones las  podemos referir a cualquier grupo humano de cualquier  asociación, religiosa o no.
Bueno: les cuento qué puntos   o pasos necesitamos  para  funcionar como comunidad  viva.


Vamos a  analizar lo que sucede   en muchos grupos y asociaciones, especialmente religiosos.

1.- Todo grupo humano parte  por conocer  su origen, su historia, su fundador, sus ideas  , sus objetivos, primero 
CONOCER
Pero ¿de  que sirve conocer si todo eso que sabe  más o menos bien  se le queda en la memoria pero no lo ponen práctica?



2.-Esa organización   con sus ideas necesita  moverse, tener iniciativas,  participar en acciones de caridad y justicia por una vida mejor  necesita

ACTUAR

3.-Claro  que para profundizar ese conocimiento y acción   el grupo se reúne  en asambleas,    con sus símbolos, e imágenes,sus cantos y gestos, aveces sus vestimentas… para  eso se reúne a

 CELEBRAR

Conocer, actuar, celebrar… ¿que es lo más o menos importante para usted, perteneciente a cualquier  cualquier  comunidad o  grupo  humano?,, por ejemplo  en la IGLESIA CATÓLICA  y para eso vamos a observar como es la vida de los católicos.  No sé si estarán de acuerdo en  cómo resaltamos  las leras  de ese triángulo,  fíjense:


No se asusten  al ver el distinto tamaño (importancia  que damos a esas tres ideas). ¿Se  asombran  de que destaca sobre todo la idea de  la celebración?

Nosotros,  nuestro grupo, estamos comprobando que para muchos llamados cristianos   su gran obsesión son las celebraciones, litúrgicas  o no. Misas etc…

El ir al templo u otros actos religiosos es para muchos lo principal de su religión.  Ir a misa o a distintos  actos litúrgicos o paralitúrgicos, celebraciones, generalmente presididas por algún clérigo, sacerdote, diácono… es la manera principal de lo que llama fe.  Tal vez  su conocimiento de lo que enseña esa fe, el saber quién es Jesús  y los seguidores que lo acompañaban, al conocer o meditar los libros llamados sagrados… eso queda  en segundo plano.  Aprendieron muchos  alguna doctrina en su infancia o, primera juventud… y luego se acabó el aprender. Ese pequeño CONOCIMIENTO  le sirve para toda la vida. 

Aunque alguien  les dijera que estaba cambiando la  doctrina aprendida en su juventud, no les importó, con lo que aprendieron de pequeños tienen bastante. Repetir y repetir lo que aprendió es suficiente. Alguien lo llamará a eso  IGNORANCIA.

Ven a también que lo más reducido de estas letras en el triángulo es el ACTUAR.     No se preguntan  qué le pide el mundo de hoy, la iglesia en su situación presente, la situación social del país, las necesidades del pueblo, la pobreza... ¡Ay, no! eso es  meterse en política y le trae sin cuidado. Todo se arregla con rezar.

Ahí tienen ustedes ese triángulo donde lo más importante  son las CELEBRACIONES  repetidas durante toda la vida  dirigidas  por los clérigos, obispos, sacerdotes  que llevan la voz  cantante.  Hoy  no quieren e enterarse de las críticas que hace resonar el Papa Francisco  contra ese clericalismo  que estrangula a los  cristianos laicos, a los que él quiere dar la  responsabilidad que les corresponde.

Pero precisamente después del Concilio Vaticano II  junto con  los ánimos que va dando al pueblo cristiano el  obispo de Roma,   está  empezando a crecer  en las conciencias  de los creyentes, el sentimiento de que un laico no es un cristiano de segunda categoría.  Laicas y laicos  se sienten pueblo de seguidoras (es)  de Jesús y   su misión en la Iglesia no es callar y echar unas monedas al cestillo en misa. La misión de laicos y laicas  es  ser miembros  responsables en la iglesia y la sociedad  para que cambien el mundo según el evangelio de Jesús.

Los laicos  van abordando los cambios y las propuestas de nuevos pasos. Laicas y laicos van conociendo a fondo los libros bíblicos y otros  libros que antes parecían exclusivos  de llamado “clero van”  tomando la palabra y conociendo y siguiendo a ese Jesús que parecían   tener acaparado los  “reverendos padres”.  El panorama va cambiando y nivelando  el   CONOCER  - CELEBRAR-ACTUAR de ese triángulo que antes pintamos.

Pero de pronto miramos atentamente  el mundo actual  y descubrimos que en muchas  comunidades   existe algo que  ellos llaman ACCIÓN  pero que    en realidad no lo es,  sólo son  ACTIVIDADES.

Cuidado: La ACCIÓN intenta  cambiar la realidad, atender a  los pobres y marginados, defender los derechos humanos, un mundo en paz y justicia  … y las actividades? Esas tienen mucho movimiento, suelen ser agradables y hasta divertidas, peregrinaciones, fiestas,  visitas… Pueden ser  interesantes en  momentos para aumentar la comunicación, relajar la tensión… Pero si en  una comunidad  sólo tienen actividades  y ninguna ACCIÓN de  servicio y mejora  social, algo muy importante falta.

Nuestro deber  como creyentes de CONOCER las  enseñanzas, la vida, La persona de  nuestro líder Jesús  se nos puede quedar  todo en CONOCIMIENTO  y CEREMONIAS.

Pero  si nos olvidamos de  aquellas palabras de Jesús: No basta decir ¡Señor Señor!  Si no HACEMOS  lo que él nos dice  no estaremos   entrando “en su reino”, en su camino
Podríamos  resumir  cómo  podríamos centrar la  vía de cualquier comunidad modificando las letras del anterior triángulo, tal vez  así:


Ya ven, el CONOCIMIENTO de nuestro líder y amigo de sus palabras e inspiraciones se hace más grande entre nosotros.

Las celebraciones, sacramentos, actos de culto. Tienen menos relieve y lo que dominará nuestra vida  es la ACCIÓN.  Insistimos” no todo el que dice Señor, Señor entrara en  el reino de los cielos sino el que HACE…

NOS HACE FALTA UN EXAMEN DE   INCONSCIENCIA…

-       ¿Cómo? ¿No será examen de conciencia?
-    No, porque nuestro problema es que  somos inconscientes, que no nos damos cuenta  de nuestra vida y de por qué y para que  hemos tomado la decisión de pertenecer a la asociación o comunidad a la que pertenecemos, en este caso una comunidad cristiana. Nos podemos preguntar personalmente o en una reunión de comunidad esta cuestiones:
-      1.-¿Cuán de los  tres “ángulos” de este  misterioso triángulo  es  al que damos más importancia, y al que menos?
-        CONOCIMIENTO
-   2.- ¿Cuándo fue la última vez que me tomé en serio conocer más el evangelio, leer algún libro serio sobre Jesús o temas  de fe… ¿Aprovecho el Internet,  si lo manejo, para  informarme de temas de actualidad  sobre la Iglesia, la situación social,  informaciones alternativas distintas a las que muchas veces nos cuelan  la prensa, radio y televisión?
- 3.- Lo que leo, lo que estudio sobre la fe se une con la oración, la meditación  sosegada... ¿ solo hago rezos mecánicos o hago oración y medito?
     CELEBRACIÓN
- 4.- Cuando me reúno con la comunidad a celebrar,  ¿siempre tiene que ser con un sacerdote o también podemos  juntarnos a dialogar, orar, hablar de temas  actuales  laicas y laicos solos?
- 5.- Cuando no hay un sacerdote  para decir   MISA ¿ ya no sabemos que hacer o somos capaces  de  celebrar la palabra y hasta comulgar los laicos por nuestra cuenta?
- 6.-¿Rezamos mecánicamente sin pensar lo que decimos o nuestras oraciones son fieles al evangelio de Jesús?
-  7-¿ creemos que lo importante es hacer oraciones largas y no pensamos en lo que dice el evangelio de Mateo (6,7..) :»Cuando ustedes oren, no usen muchas palabras, como hacen los que no conocen verdaderamente a Dios. Ellos creen que, porque hablan mucho, Dios les va a hacer más caso. . No los imiten, porque Dios, nuestro Padre, sabe lo que ustedes necesitan, aun antes de que se lo pidan.. »Ustedes deben orar así: “Padre nuestro que estás en el cielo …”
-        ACCIÓN
- 8.- ¿Nos damos cuenta de que se nos conocerá por los frutos, por nuestras vida y acciones más que por lo que recemos  y hablemos’?
-  9.- De verdad intentamos  convertir lo que leímos en el evangelio en lo que hacemos en nuestra vida?. ¿Nos damos cuenta de que Jesús  hacía mucha oración pero no era muy religioso, no estaba  siempre metido en el templo?
-         10.- ¿Nos damos cuenta de que la fe no es  el tiempo que uno está en el templo sino  lo que uno vive,  que no se puede separar la fe del amor al prójimo?
-                                               
-    Como despedida les recomiendo   que lean el capítulo 4 de la primera carta de San Juan.

-       O este parrafito de  Santiago:

-     Hermanos, si uno dice que tiene fe, pero no viene con obras, ¿de qué le sirve? ¿Acaso lo salvará esa fe? .Si un hermano o una hermana no tienen con qué vestirse ni qué comer, .y ustedes les dicen: «Que les vaya bien, caliéntense y aliméntense», sin darles lo necesario para el cuerpo; ¿de qué les sirve eso? .Lo mismo ocurre con la fe: si no produce obras, muere solita. Y sería fácil decirle a uno: «Tú tienes fe, pero yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin obras, y yo te mostraré mi fe a través de las obras."
-       Y no se olviden del triangulito completo: