Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

15 de diciembre de 2018

EL RUIDO... Palabras a Voleo

PALABRAS A VOLEO




En la lista de  palabras que lanzamos a voleo,  hemos pensado hoy en la importancia de analizar una que es de gran actualidad  , muchas veces de actualidad molesta por comprender´n enseguida. Se trata de la palabra

RUIDO


La Palabra ruido viene del  latín rugitus: rugido o sonido ronco y sordo palabra  derivado del verbo rugire : rugir,  estar ronco

Esa es la etimología,  pero  en la vida  ordinaria todos saben  que encontramos  los ruidos  como efectos sonoros molestos no   porque suenen mal  sino porque no nos dejan  hablar o escuchar algo que nos interesa .

El  sonido de un motor puede ser desagradable pero para quien  esta luchando con  su vehículo   que no funciona  y escucha  que  empieza a  sonar  se le ilumina el rostro.

Puede se muy alegre y bonita una melodía  pero si nos golpea  el oído  en un momento en que necesitamos silencio  por nuestro trabajo, nuestra reflexión u oración,  esa bella melodía para nosotros es un ruido

El  sonido de la lluvia un día en que teníamos planeado salir de paseo para  nosotros es un ruido… ¡Vaya se nos estropeó la  excursión!”en cambio para  el adolescente que  quería quedarse en casa a ver la final de fútbol en televisión y  sus viejos le dicen que  se prepare que van a salir  al campo  e l sonido de la tormenta y  el chaparrón es la más bella sinfonía.

El ruido, en el área de  las comunicaciones, es definido como una perturbación.
En telecomunicaciones, el ruido es una anomalía en la señal, que impide claridad para entender el discurso.




Todos hemos oído hablar o quejarse de los decibelios en muchos ambientes ciudadanos
la Unión Europea ha aprobado una normativa por la que todos los reproductores de música  (MP3 y móviles) deberán tener un límite estándard de 85 decibelios. Un informe elaborado ya hace  años por el Comité Científico de Riesgos Sanitarios Emergentes estimaba que hasta diez millones de ciudadanos europeos ponían en riesgo su capacidad auditiva al escuchar música fuerte en su reproductores ..

El decibelio o decibel,  con símbolo dB, es una unidad que se utiliza para expresar  los valores, muchas veces excesivos de presión sonora. El nombre se le ha dado en homenaje a Alexander Graham Bell.

En algunas sociedades se llega a multar a quienes abusan del exceso de decibelios. En los lugares donde los amplificadores dominan el ambiente todos necesitaríamos  defensores  del oyente que en ese momento no quiere oír.

Los gritos, la música estridente,el exceso de imágenes luminosas  reflejan  la lucha por  el poder de los que confunden  el convencer  con el  aplastar membranas y retinas

También se llama ruido, no sólo al sonido impositivo  sino a la imagen  que deshace nuestra necesidad de escuchar algo que nos interesa  o simplemente pensar.

En el lenguaje  español  refleja  sentido crítico el refrán “ mucho ruido y pocas nueces”. En los países donde crecen los nogales, quienes  consumen su fruto saben de lo entretenido del trabajo  y el ruido con el cascanueces pero  cómo a veces al partir la cáscara la encuentra vacía. Mucho ruido pero…

Se resume, no solo en la expresión  vocal  sino en  la escritura  con la  acusación de verborrea,  demasiadas palabras para expresar una idea… o para no decir nada.

El exceso de imágenes  que distraen de   lo que realmente se  quiere comunicar

En el lenguaje, la  contradicción del ruido y las nueces  se resume en “ir al grano”

Pero  en la evolución de los medios de sonido  notemos cómo a demasiada gente le cuesta precisamente ir al grano,  tiende mucho más a la  citada verborrea.

En lenguaje deportivo  eso se expresa con “echar balones fuera”, hablar mucho para no abordar  el tema que interesa.

 Existen  demasiados medios de comunicación  que no comunican, demasiadas imágenes que  impiden nuestra imaginación y búsqueda de conocimientos,  demasiados sonidos que no reflejan ninguna realidad.

El fundador de los religiosos marianistas convierte  la  lucha contra el ruido  en varios  modos de silencio: silencio de la palabra. silencio de los signos (comunicación no verbal). silencio de la mente. silencio de las pasiones,silencio de la imaginación.


Necesitamos un diálogo teñido de silencio.  Lo  contrario del ruido que no es el silencio físico  sino el silencio del que escucha, reflexiona y comparte palabras en busca de la verdad, comparte  música e imágenes en busca de la belleza y la bondad.