Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

8 de abril de 2017

Análisis socio religioso de los jóvenes

Hacia un diálogo interreligioso juvenil para la transformación social

Edwin Roberto Mendoza Hipp

3.3.3) Análisis socio religioso de los jóvenes del Área Metropolitana de Guatemala

Abrir los ojos a la gran pluralidad religiosa que existe en Guatemala es una actitud fundamental para contemplar el rico e inagotable horizonte religioso latente en cada aldea, municipio, barrio, colonia y ciudad. Guatemala no es un país donde solamente convergen ciertas religiones predominantes, sino también otras tradiciones y movimientos espirituales que cada vez van cobrando más fuerza. Un ejemplo de esto es el sincretismo religioso practicado por una gran cantidad de comunidades indígenas en localidades como Santiago Atitlán y Chichicastenango.

Lugares tan emblemáticos como estos son espacios donde se vive a flor de piel otras formas de espiritualidad, y que constituyen a su vez una invitación a experimentar la realidad religiosa en clave indígena-juvenil. Sin embargo, el estudio de estas espiritualidades emergentes es un tema sumamente amplio que merece ser tratado con más detenimiento por aparte. Por lo que la presente reflexión centrará primordialmente su atención en algunas pautas y orientaciones para animar a la praxis del diálogo interreligioso con jóvenes urbanos del Departamento de Guatemala, y más específicamente, del Área Metropolitana.

Partiendo de ese contexto, un estudio que puede ser de gran ayuda para situar el tema del diálogo interreligioso juvenil en Guatemala es el análisis cuantitativo elaborado por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), la cual realizó una investigación en la que se intentó caracterizar con mucha objetividad el sentir de jóvenes urbanos acerca de distintos temas en el marco de la cultura política y democrática. Dicho trabajo se basó en una considerable muestra de jóvenes de 15 a 29 años de los municipios de Guatemala, Mixco, Villa Nueva, San Miguel Petapa y Santa Catarina Pinula. Dentro de las temáticas abordadas, el elemento religioso fue sin duda uno de los más sobresalientes, pues ratificó que las convicciones religiosas se convierten a menudo una fuente moral que influye en la mentalidad y la forma de actuar de los jóvenes.

El trabajo en cuestión revela datos muy interesantes sobre la identificación religiosa de estos jóvenes, del total de los encuestados, el 44% se declaran católicos, el 37% se consideran evangélicos y el 2% pertenecen a otras religiones. Mientras que sorprendentemente, un 16% manifestó que no practica ninguna religión o no cree en Dios. De la totalidad de los jóvenes que practican una religión, solo un 51% manifiesta que asiste al menos una vez a la semana. Aun así, se puede observar que una buena cantidad de jóvenes participa de las actividades religiosas de sus congregaciones