Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

12 de abril de 2020

Lavarse... palabras a voleo

PALABRAS A VOLEO




La palabra que va a volar hoy sobre nuestra conciencia. inteligencia y sentimiento no hace falta que la expliquemos. Las fiestas litúrgicas y los médicos ya lo están haciendo.  Es que vamos a tratar sobre el





LAVARSE


¡Ciudadanos de este mundo!
Unidos cuando hay desgracia
pero siempre desunidos
cuando el dinero les llama.
Unidos cuando hay tormenta
enfrentados si hay ganancia
que repartir entre todos,
porque aquí no hay quien comparta.

Mediten en estos  tiempos

cuando encerrados en casa
celebran, si  son cristianos
esta  compleja  semana
que llaman,  por decir algo
“solemne  semana santa”
Aunque hoy,  como están las cosas
es  la semana  lavada
pues  se lavan  muchas cosas…
menos las que hacen  más  falta.


+


El Jueves a sus amigos

les lavó Jesús  los pies
era un  servicio de esclavos
que  no pudo  comprender
Simón el líder del grupo
aquel triste  anochecer.

 +


Pero  luego el viernes santo

con Jesús ya ante los jueces
no fueron pies, sino manos
que se lavó el presidente
y ¡fíjense qué curioso,
cómo reacciona hoy la gente!
que  las  manos  nos  lavamos
en  juicios,  causas pendientes
en compromisos,  trabajos
los políticos, los  jueces,
diputados y eminencias…
como  Pilatos inquieren:
¿quién  sabe qué es  la verdad?
……………………….

+


Pues ya ven, esta  semana,

semana de  los lavados
quienes nos  lavan los pies
en  horarios alocados
son  médicos y enfermeras
enfermeros, sanitarios
aunque se jueguen la vida
en el  riesgo  del trabajo.

Pero al poder lo que importa

es que lavemos las manos,
las manos de  carne y hueso
no  el  trabajo mal pagado
ese del trabajo humilde,
de ayudar  al  marginado
no  lavar  dinero sucio
que se nos pudre en el banco.

Y en ejemplo de limpieza
terminaremos  pensando
cómo  el buen papa Francisco
también hoy sigue lavando
lo sucio y las  telarañas
que arruinan el Vaticano

y en recuerdo del maestro
vertiendo agua y secando
los  pies  de la gente pobre
cuando puede,  el  jueves santo
cuando  olvidan los políticos
a  emigrantes o  encerrados.