Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

25 de septiembre de 2020

Los otros Salmos

Salmo 24

Enséñame tus caminos                                                

Enséñame, Señor, tus caminos,

pero no solo con palabras.

Enséñame desde dentro,

grábalos con fuego en mis entrañas.

 

Háblame, si, buen Maestro,

en lo más íntimo del alma,

palabras vivas y eficaces

que penetren como espadas.

 

Enséñame, Señor, tus caminos,

que no sean sólo enseñanzas,

caminos que ya fueron vida,

sendas que ya han sido andadas.

 

Camino hecho carne en tu madre,

camino de fe y esperanza,

camino alfombrado de amores,

camino de entrega y de gracia.

 

Camino que fue recorrido

por peregrinos del alma

y que descansan gozosos

en tu entrañable morada.

 

Enséñame, Señor, tus caminos,

que son libertad no estrenada,

vida y luz en el destierro, y alegría solidaria.

 

Hazme ver mis desviaciones,

mis sendas equivocadas,

que son pecado y fatiga,

tristeza y desesperanza.

 

Quiero andar por los caminos

de esa entrañable alianza

que hiciste con los humildes,

dóciles a tu palabra.

 

LOS OTROS SALMOS