Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo arreglo de Ana Isabel Pérez y Martín Valmased

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo arreglo de Ana Isabel Pérez y Martín Valmased

18 de noviembre de 2021

Un último adiós a nuestro Padre Gabriel Delgado


Os adjunto el escrito que se leyó en el funeral del Sacerdote Gabriel Delgado. Esta persona ha sido, durante muchos años un regalo que Dios nos
dio a los Gaditan@s. Pero, sobre todo ha sido un " Padre Bueno " para muchos migrantes y refugiados de muchos Países diversos.

Oración del CÍRCULO DE SILENCIO en la Catedral de Cádiz, 

Hoy, por voluntad de Dios, estamos reunidos aquí para dar un último adiós a nuestro Padre GABRIEL.

Padrecito, Boza, jefe, mon per, my father, eran los términos que utilizábamos cada uno  en nuestra lengua o dialecto para dirigirnos a él y demostrarle nuestro afecto.

Hoy, en cada ciudad, en cada rincón de cada pueblo de la geografía Europea, habrá  un inmigrante que  llore su muerte,  fueron muchos a los que ayudó.

Porque tenemos grabado a fuego la acogida, la protección, la promoción y la integración que nos brindó.

No es fácil para nadie dejar su tierra, su gente y su cultura para venir a empezar de nuevo  a otra tierra con otra gente y con otra cultura. De eso sabía mucho nuestro Padre Gabriel, que nos entendía y nos ayudaba para que el choque de identidad fuera los más llevadero posible.

Él nos ACOGIÓ en Tartessos, dándonos techo y comida para descansar y curar las heridas sicológicas que traíamos marcadas por el paso del Estrecho.

Él nos PROTEGIÓ y nos defendió para poder regularizar nuestra situación legal.

Oración en la playa de Barbate por la muerte
y desaparición de migrantes y refugiados en una patera.


Él nos PROMOCIONÓ, en Tierra de Todos, ofreciéndonos cursos para aprender el español, talleres para formarnos en oficios y trabajos,  allá donde podíamos tener nuestra oportunidad laboral, con cursos, como de cuidado y atención a personas mayores, de hostelería, de cocinero, de costura, de geriatría, de camarera de piso, etc.

Gabriel Delgado en el centro, con su equipo de trabajo

Él nos INTEGRÓ en lo social, con charlas organizadas sobre temas de interés y de actualidad en España, sobre cultura y costumbres de aquí, preparación de examen para conseguir la nacionalidad española, punto de encuentro,  celebración de actos religiosos significativos.

Él nos INTEGRÓ en lo laboral con intermediación y prácticas en empresas.

El joven de la derecha es Martial
es de Senegal rescatado de milagro....

Él sabía cómo activarnos para no dejarnos vencer, nos alentaba animándonos a no desfallecer, nos enseñó a creer en ese Dios suyo que ahora es nuestro. Nos enseñó que a Dios sí le importamos, y que nos quiere a todos por igual.  

Él tendió puentes para el entendimiento entre inmigrantes y autóctonos, y nos  convocaba al encuentro del otro todos los segundos miércoles de cada mes, frente a la Catedral, en nuestro circulo de silencio. Llevamos ya más de cinco años acudiendo ininterrumpidamente. Su idea se extendió y materializó por localidades de la Diócesis, como Algeciras, Conil de la Frontera, Barbate y Ceuta.



Nos deja  huérfanos, frágiles, perdidos, con nuestros corazones rotos, pero con unos mandatos muy claros: seguir tendiendo puentes, seguir adelante en la construcción de un mundo más humano y fraterno.



Descanse en paz nuestro padrecito, nuestro boza, nuestro jefe, nuestro per, nuestro father y que Dios lo tenga en su gloria.

Colaboración de Juan García