Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

16 de noviembre de 2017

Lo Que Va De Ayer A Hoy "Miedo"


Lo que va de ayer a hoy
(Historias   bíblicas  de ayer que se repiten hoy)

   MIEDO
¿Ves? Te has caído por desobediente. Dios te ha castigado.


Seguramente ustedes han oído esto de pequeños o lo han dicho de mayores.  Y así nos luce el pelo desde que aún no teníamos pelo.
Estas historias del blog  se llaman “lo que va de ayer a hoy”… Pero en este caso el ayer y el hoy son momentos muy resbaladizos. Hay personas adultas   relativamente jóvenes   que todavía viven en el ayer y tal vez conozcamos gente de edad avanzada que siempre han vivido animosos en el hoy. Vamos a explicarnos:
Ayer
“Qué tiempos aquellos “- dicen algunos -  en mis tiempos…-  Y acaso quien dice eso no tiene mucho más de 50 años y sus tiempos son cuando él era joven, y   en el país había una dictadura, en su casa tenía un padre o una escuela que  lo educaba  con el palo en alto y en su parroquia mandaba otro pequeño dictador  que les  amenazaba con el infierno en alto, acompañado de purgatorio para casos menores. Cuando este hombre del ayer llegó a  sus 30 años  flotaban en su cabeza todas esas amenazas.  Eso lo dejó encasquillado mentalmente.  Cuando entró en el camino de la familia y sus responsabilidades de esposo y padre, no tuvo el valor de levantar el palo sobre sus hijos, porque una cicatriz  en  el subconsciente lo frenaba.  Pero tenía  en  alto  la religión que le habían enseñado   y,  cuando sus hijos crecían y no aceptaban sus planteamientos religiosos  en su crisis de adolescentes,  empezó con el consabido “en mis tiempos” para que no se apartasen del buen camino.
El problema para él fue que sus muchachos no se tomaban muy en serio a  unos padres asustados  desde su tierna infancia. Ya  en el país  no tenían dictadura y  en la parroquia había un  cura viejo que  había olvidado en el baúl  la palabra infierno y les  aceptaba con cariño aunque  no fuesen a misa muchos domingos. Entonces el pobre hombre del ayer a sus 50 años se topó de golpe con el

Crimenes A Periodistas



2 DE NOVIEMBRE: DÍA INTERNACIONAL PARA PONER FIN A LA IMPUNIDAD POR LOS CRÍMENES CONTRA PERIODISTAS

Frank la Rue, subdirector general de la UNESCO, expresó que “en el año 2013, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 2 de noviembre como el ‘Día Internacional para Poner Fin a la Impunidad de los Crímenes contra los Periodistas.’ Este día representa una ocasión única para reflexionar sobre las enormes consecuencias que tiene la impunidad de los ataques y la violencia contra periodistas en todo el mundo.”

Imagenes Para Meditar

Por TmEx.es on Nov 08, 2017 08:29 am



Su pasión, su profesión y su misión es la fotografía, con la que quiere ser la mensajera de los que no tienen voz en Siria, de los que “quedaron atrapados en la sombra de la guerra. Víctimas silenciosas”. Es Carole Alfarah, fotógrafa editorial y documental. Nació en Damasco en 1981, donde ha vivido hasta la Navidad de 2012 en que tuvo que abandonar su país con su familia con destino a Barcelona.

Los Juegos De La Mente En Guatemala



13 noviembre 2017
AddThis Sharing Buttons
Share to Facebook12Share to TwitterShare to Más...22

Los juegos de la mente

Los humanos poseemos un mecanismo de adaptación que nos salva o nos arruina.
No dejo de maravillarme cada vez que alguien intenta justificar el estatus actual en Guatemala, como si esperara la aparición de algún fenómeno mágico capaz de transformarlo y, de paso, responsabilizando a las víctimas por la imperdonable situación de marginación, hambre y discriminación en la cual viven: “es que se reproducen como conejos”, “es que el problema reside en la sobrepoblación”, “es que si se aplicara la pena de muerte esto cambiaría”, “es que las mujeres no educan a sus hijos”… Actitudes especialmente recurrentes en personas cuyo nivel de educación está por encima de la media, con posibilidades de incidir en cambios sustantivos de un sistema política y económicamente caduco, un sistema cuyo efecto más notable es la división de la sociedad entre unos pocos ricos muy ricos y una inmensa mayoría de pobres muy pobres.

Lo Que Pagan Los Pobres


Somos Luz




Quienes transitamos los caminos de la vida buscando nuestra realización espiritual vamos por muchos lados para saciar nuestra sed. A veces encontramos verdades claras, otras son espejismos o informaciones incorrectas. Siempre avanzamos, porque en algún lugar de Universo debe estar lo que buscamos, resonando con nosotros, de lo contrario no habría motivo de búsqueda.

Muchas veces incorporamos conocimientos, conceptos, frases sin entender totalmente lo que significan pero suelen resonar fuerte en nuestro interno y lo aceptamos como verdades incuestionables. Una de esas frases que yo acepté como auténtica, pero no terminaba de comprender racionalmente era: Somos seres de luz. Me gustaba cómo resonaba, me sentía un ser de luz, me comparaba con la aureola de los santos, me sentía irradiando mi alegría y mi espíritu, a veces podía visualizar mi resplandor en un espejo. Pero también me quedaba una sensación de incertidumbre. ¿Por qué dirán los Maestros que somos seres de luz?

Los Dos Burritos



LOS DOS BURRITOS
Por Mamerto Menapace, publicado en Cuentos Rodados, Editorial Patria Grande

Érase una vez una madre - así comienza esta historia encontrada en un viejo libro de vida de monjes, y escrita en los primeros siglos de la Iglesia -. Érase una vez una madre - digo - que estaba muy apesadumbrada, porque sus dos hijos se habían desviado del camino en que ella los había educado. Mal aconsejados por sus maestros de retórica, habían abandonado la fe católica adhiriéndose a la herejía, y además se estaban entregando a una vida licenciosa desbarrancándose cada día más por la pendiente del vicio.

Y bien. Esta madre fue un día a desahogar su congoja con un santo eremita que vivía en el desierto de la Tebaida. Era este un santo monje, de los de antes, que se había ido al desierto a fin de estar en la presencia de Dios purificando su corazón con el ayuno y la oración. A él acudían cuantos se sentían atormentados por la vida o los demonios difíciles de expulsar.

Fue así que esta madre de nuestra historia se encontró con el santo monje en su ermita, y le abrió el corazón contándole toda su congoja. Su esposo había muerto cuando sus hijos eran aún pequeños, y ella había tenido que dedicar toda la vida a su cuidado. Había puesto todo su empeño en recordarles permanentemente la figura del padre ausente, a fin de que los pequeños tuvieran una imagen que imitar y una motivación para seguir su ejemplo. Pero, hete aquí, que ahora, ya adolescentes, se habían dejado influir por las doctrinas de maestros que no seguían el buen