Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

4 de abril de 2020

Palabras a Voleo... Catecismo

PALABRAS A VOLEO



Hoy  nos vamos a Grecia  ese  país  centro de cultura  en tiempo de Jesús. Seguramente que, como hoy mucha gente  habla inglés, aunque muchos lo hablan a medias para el turismo, las ventas, el arte, los negocios… pues entonces pasaba igual con el griego y es que les vamos a hablar de...



 κατηχισμός

Perdón¿ me  lo  puede traducir?
Sí, eso en letras latinas se dice CATECISMO
Ah ya está  más  claro pero ¿qué significa?

La palabra "catecismo" viene del griego κατηχισμός (katecismo = instrucción oral) formada de: El prefijo κατα- (kata- = hacia abajo) como en cataclismo(cuando algo se hunde se viene  abajo) y catacumba (que eran cuevas bajo tierra)… Y  ( El verbo ηχεῖν (ekhein = resonar, hacer ruido, dar instrucciones en voz alta).

El predicador, el maestro,- a veces  con poca maestría - que se ocupa de  enseñar  la doctrina de alguna religión  generalmente a  los niños y niñas.

Ahí esta lo peligroso de la catequesis, que se enseña a niños y quien lo enseña también lo aprendió cuando era patojito.  Los maestros en la escuela los profesores de universidad se preparan estudiando una carrera, varios años. 

En  cambio los catequistas se “preparan” cuando el párroco dice a una  jovencita o jovencito: Bueno, ¿tú  quieres ser catequista? Pues los sábados a  las 4  de  la tarde… y  el catequista con unas  pocas instrucciones o sin ninguna se pone a enseñar a  los pequeños la doctrina que aprendió él mismo hace unos pocos años.  Así pasa lo que pasa.  Que a veces enseña cosas falsas, lo que aprendió mal aprendido en su infancia, a veces  herejías,  y  ahí  se queda todo. 

Menos Misas y más comunión

En estos momentos que no tenemos misas que bien nos cae traer al escritorio este folleto que nos llama a la comunión, y cómo sin misas?....




MENOS MISAS Y MÁS COMUNIÓN



Fíjense que no digo "más comuniones",
sino más COMUNIÓN.

Si quieren saber por qué, lean esta historia y se enterarán.

Martín Valmaseda.



Presentación:


Este escrito es como la tercera parte del libro "Y la llamaron misa". ¿La tercera?, ¡si
¡Todavía no existe una segunda parte!

Pero como dicen que nunca segundas partes fueron buenas… pues me salto a la tercera y ya está. Aunque sí existe una segunda parte que continúa el susodicho libro. La continuación del primero son los comentarios que hacen los amigos. Alguno de ellos está incluso escribiendo algo sobre sus experiencias de eso que “llamaron misa”.


 Me dicen algunos: “está bien lo que dices, pero como siempre se ha hecho así…”. Y es que, a pesar del Concilio y de los esfuerzos que se hacen en muchas comunidades para dar más vida a lo que llamaron misa, en muchas parroquias y templos en general todo sigue igual y la gente, sobre todo entre los jóvenes, se va desapuntando de esas ceremonias repetidas y monótonas, porque no parece que les aporten nada. 

Evangelio Mt.27, 39-50, Comentario de A. Pagola



CRUCIFICADO
( Mateo 27, 39- 50)

Los que pasaban lo injuriaban y decían, meneando la cabeza:
_ Tú que destruías el templo y lo reconstruías en tres días, sálvate a ti mismo: si eres Hijo de Dios, baja de la cruz.

Los sumos sacerdotes con los escribas y los ancianos se burlaban también diciendo:
_ A otros ha salvado, y él no se puede salvar. ¿No es el rey de Israel?. Que baje ahora de la cruz y le creeremos. ¿No ha confiado en Dios?. Si tanto lo quiere Dios, que lo libre ahora. ¿No decía que era Hijo de Dios?

Hasta los bandidos que estaban crucificados con él lo insultaban.

Desde el mediodía hasta la media tarde vinieron tinieblas sobre toda aquella región. A media tarde, Jesús gritó:

..Elí, Elí, lamá sabaktaní ( Es decir << Dios mío, Dios mío, ¿ por qué me has abandonado?) 

Al oírlo, algunos de los que estaban por allí dijeron:
--A Elías llama este.

Uno de ellos fue corriendo; enseguida cogió una esponja empapada en vinagre y, 
sujetándola en una caña, le dio a beber.

Los demás decían:
--Dejadlo, a ver si viene Elías a salvarlo.
Jesús dio otro grito fuerte y exhaló el espíritu 


Comentario al Evangelio

NO TE BAJES DE LA CRUZ
J. A. Pagola

Según el relato evangélico, los que pasaban ante Jesús crucificado se burlaban de él y, riéndose de su sufrimiento le hacían dos sugerencias sarcásticas: si eres Hijo de Dios, << sálvate a ti mismo >> y << bájate de la cruz >>.

Esa es exactamente nuestra reacción ante el sufrimiento: salvarnos a nosotros mismos, pensar solo en nuestro bienestar y, por consiguiente, evitar la cruz, pasarnos la vida sorteando todo lo que nos puede hacer sufrir. ¿Será también Dios como nosotros? ¿Alguien que solo piensa en sí mismo y en su felicidad?

Solo escuchando hasta el fondo este silencio de Dios descubrimos algo de su misterio. Dios no es un ser poderoso y triunfante, tranquilo y feliz, ajeno al sufrimiento humano, sino un Dios callado, impotente y humillado , que sufre con nosotros el dolor, la oscuridad y hasta la misma muerte.

Salmo 21 Dios mío, Dios mío


Eloi, Eloi, lama sabactani
Dios mío, Dios mío ¿ porqué me has abandonado ?

Oración común :

La experiencia de soledad, de angustia, de abandono que vivió Jesús en la cruz hoy muchos hermanos nuestros siguen viviéndola. Con Cristo gritan Eloi, Eloi, lama sabactani. Dios mío, Dios mío ¿ porqué me has abandonado ? . Y sin embargo no nos damos cuenta, pasamos de largo, no escuchamos. En este rato de oración- contemplación queremos hacernos solidarios con ellos y escucharles.

n  Eloi, Eloi, lama sabactani. Dios mío, Dios mío ¿ porqué me has abandonado ?. Grita un negro subsahariano que junto a otros, incluidos niños y mujeres, abarrotan una patera en medio del estrecho de Gibraltar, de noche, con marejada de fondo, a punto de naufragar.

n  Señor, que este grito no caiga en saco roto, que escuchemos y cambiemos nuestro corazón para acoger, acompañar e integrarlos como el Papa Francisco nos dice.

n  Eloi, Eloi, lama sabactani. Dios mío. Dios mío ¿ porqué me has abandonado ?. Grita un niño en medio de un bombardeo después de haber visto morir a su mamá y a sus hermanos, en una ciudad destruida y desolada.

n  Señor, que este grito no caiga en saco roto, que escuchemos y cambiemos nuestro corazón para protestar enérgicamente y defender que los conflictos se resuelvan por la vía del diálogo y de la misericordia.

n  Eloi,Eloi, lama sabactani. Dios mío, Dios mío ¿ porqué me has abandonado ?. Grita una joven embarazada, rechazada por su pareja y abandonada por su familia, que se plantea abortar la nueva vida.

Pecado, cruz y dolor



PECADO – CRUZ – DOLOR

Reflexiónes  de Enrique Martinez  Lozano

Tal como la presenta el catecismo, la llamada “historia de la salvación” pivota sobre dos ejes inseparables: la doctrina del “pecado original” y la doctrina de la “redención”, el pecado y la cruz.

Durante siglos, el catecismo fue petrificando esa creencia hasta llegar a configurar el imaginario colectivo cristiano. Aun a riesgo de caer en la caricatura, el núcleo de la misma podría expresarse de este modo: el designio de Dios se frustró debido al pecado de “nuestros primeros padres”, que fueron expulsados del paraíso y condenados a vivir con dolor en este “valle de lágrimas”. Ahí podría haber terminado todo, pero Dios fue sacando adelante su proyecto de salvación. Para ello se eligió un pueblo (Israel o el pueblo judío) del que habría de nacer el Mesías, su propio Hijo. Este, por medio del suplicio de la cruz, expiaría aquel pecado primero y, de ese modo, redimiría (rescataría) a toda la humanidad que creyera en él.

En esa apretada síntesis quedan claros los dos pilares sobre los que se asienta la creencia: el pecado original y la cruz. La conexión entre ambos es sustancial, hasta el punto de que si uno de ellos se tambalea, el otro se viene abajo. Tal vez ello explique las resistencias de la autoridad eclesiástica a reconocer el carácter mítico del relato del Génesis. Quizás teme que, si se niega historicidad al llamado “pecado original”, resulte insostenible la doctrina de la redención tal como habitualmente se ha explicado.

La recuperación de la crisis del COVID-19



PRESENTACIÓN DEL INFORME SOBRE LOS EFECTOS SOCIOECONÓMICOS DEL COVID-19

"La recuperación de la crisis de la COVID-19 deberá conducirnos a una economía diferente."
António Guterres
31 de marzo de 2020

El mundo se enfrenta a una prueba sin precedentes. Y ha llegado el momento de la verdad.

Cientos de miles de personas están cayendo gravemente enfermas a causa de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), que se está propagando exponencialmente en muchos lugares.

Las sociedades están en crisis y las economías están en picada.

El Fondo Monetario Internacional ha reevaluado las perspectivas de crecimiento para 2020 y 2021 y ha declarado que hemos entrado en una recesión, tan grave o peor que en 2009.

Debemos responder de manera resuelta, innovadora y conjunta para suprimir la propagación del virus y abordar la devastación socioeconómica que la COVID-19 está causando en todas las regiones.

La respuesta deberá ser en gran escala, coordinada y amplia, en correspondencia con la magnitud de la crisis, y guiarse a nivel nacional e internacional por la Organización Mundial de la Salud.

Papa Francisco ¿recogerá el manto de J. Pablo I?


Papa Francisco ¿recogerá el manto de Juan Pablo I?

El día de la elección papal del cardenal argentino Bergoglio, muchos radioyentes escuchábamos en las ondas que, un mes antes, la novia de un joven había puesto un twitter contando que su novio había soñado con un nuevo Papa de nombre Francisco I. Ni qué decir que ese twitter dio la vuelta al mundo tras la elección del nuevo Papa que decidió llamarse Francisco. Pero hay otro dato, para mi aún más sorprendente, que se puede consultar en la Web de la Comunidad de Ayala:


“Un Papa Francisco. Que el Señor te bendiga y te guarde” Resumiendo: escribe el sacerdote Jesús López Sáez que el pasado 5 de febrero, aniversario del cardenal argentino Pironio (la misteriosa “persona de Roma” a quien Juan Pablo I confió sus intenciones), recibió un correo de un italiano, Efrem Ori, residente en España, en Castellón, para felicitarle por su libro: “Juan Pablo I. Caso abierto” donde, entre otras cosas, le comunicaba que él, sin tener presente a Juan Pablo I, había escrito años atrás un libro titulado “Papa Francesco”, pero con la lectura de “Juan Pablo I. Caso abierto” cayó en la cuenta de que “el papa Francisco, mi papa soñado, había venido, pero no me había dado cuenta”.

Llama la atención que una de las primeras frases que pronunció el papa Francisco tras salir elegido fuera la misma que pronunció Juan Pablo I: “Que Dios os perdone por lo que habéis hecho”. Francisco nos ha traído a la memoria a Juan Pablo I. Se han prodigado los artículos en este sentido. A día de hoy, por los detalles vistos, se aprecia una línea de comunión entre ambos Papas. Empezando por el tema de la pobreza evangélica y el modo tan simple -aparcando el rígido protocolo y el boato- con que ambos Papas hicieron sus primeras apariciones públicas, revelando ambos pequeños detalles (secretos) del cónclave. El Papa Francisco es argentino, hijo de emigrantes italianos. Juan Pablo I es italiano, hijo de un obrero emigrante.

Imagen para meditar


Reflexiones del hoy para mirar el mañana.

Reflexiones del hoy para mirar al mañana. 
Francesca Morelli, psicóloga

En este vídeo la psicóloga Francesca Morelli comparte una carta, una reflexión sobre los efectos sociales del coronavirus, que escribió desde el confinamiento en su casa de Roma. Morelli critica los mecanismos individualistas que nos mueven y asegura que ahora debemos actuar juntos: “La única forma de salir es la reciprocidad, el sentido de pertenencia, la comunidad, el sentimiento de ser parte de algo más grande que nos cuida y que también nosotros debemos cuidar".


27 de marzo de 2020

Palabras a Voleo... Sínodo


PALABRAS A VOLEO

Los que van siguiendo las palabras del Papa Francisco   se habrán dado cuenta de una nueva palabra que ha puesto de moda. Parece que es una palabra que habla de  algo que falta  porque empieza  por sin... Pues no señores, aunque empieza por SIN, habla de CON.



Es la palabra

 Sínodo

 Sínodo sin... sin qué? que no, que sin, en realidad es CON.

¿En qué idioma? en griego amigo, y la palabra ODO quiere decir Camino o sea que sin-odo es con-camino. Cuando unas personas hacen con-camino.  Salen de su casa, de su país para juntarse en otro lugar para hablar sobre asuntos importantes. Cuando por ejemplo se juntaron en Roma para hablar de los problemas de ahí hallado, en Brasil y otros lugares en América del Sur por  donde  corre  el inmenso  río  Amazonas... organizaron   el SINODO  DE  LA     AMAZONIA.

Hubiera sido igual llamarlo asamblea, concilio, reunión, o juntarse para platicar... Pero hacía falta una palabra   nueva que llamase la atención porque se iban   a tratar asuntos serios.   Prepárense que vamos   a tener sínodos para rato. Suelen ser estos sínodos pues, reuniones de gente gorda (unas veces) gorda de verdad y otras de pensamientos e ideas nuevas, avanzadas.

El Evangelio 5o. domingo de Cuaresma

La muerte de Lázaro
Jn. (11, 3-7, 17.20-27.33b-45)

 Un hombre llamado Lázaro había caído enfermo. Era natural de Betania, el pueblo de María y de su hermana Marta. Esta María, hermana de Lázaro, fue la que derramó perfume sobre los pies del Señor y los secó con sus cabellos.  Así que las dos hermanas enviaron a decir a Jesús:

–Señor, tu amigo está enfermo.
Jesús dijo al oirlo:
–Esta enfermedad no va a terminar en muerte, sino que ha de servir para mostrar la gloria de Dios y también la gloria del Hijo de Dios.
Jesús quería mucho a Marta, a su hermana y a Lázaro; sin embargo, cuando le dijeron que Lázaro estaba enfermo, se quedó dos días más en el lugar donde se encontraba. Después dijo a sus discípulos:
–Vamos otra vez a Judea.
Los discípulos le contestaron:
–Maestro, hace poco los judíos de esa región trataron de matarte a pedradas, ¿y otra vez quieres ir allá?
Jesús les dijo:
–¿No es cierto que el día tiene doce horas? Pues bien, si uno anda de día no tropieza, porque ve la luz de este mundo;  pero si uno anda de noche tropieza, porque le falta la luz.

 Después añadió:
–Nuestro amigo Lázaro se ha dormido, pero voy a despertarle.
 Los discípulos le dijeron:
–Señor, si se ha dormido es señal de que va a sanar.
Pero lo que Jesús decía era que Lázaro había muerto, mientras que los discípulos pensaban que se había referido al sueño natural. Entonces Jesús les habló claramente:
–Lázaro ha muerto. 15 Y me alegro de no haber estado allí, porque así es mejor para vosotros, para que creáis. Pero vayamos a verle.
 Tomás, al que llamaban el Gemelo,h dijo a los otros discípulos:
–Vayamos también nosotros, para morir con él.

Comentario al Evangelio, J. A. Pagola


Comentario al evangelio
 J, Antonio Pagola

NUESTRA ESPERANZA

El relato de la resurrección de Lázaro es sorprendente. Por una parte, nunca se nos presenta a Jesús tan humano, frágil y entrañable como en este momento en que se le muere uno de sus mejores amigos. Por otra nunca se nos invita tan directamente a creer en su poder salvador: Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque muera, vivirá… ¿Crees esto?

La familia está rota. Cuando se presenta Jesús, María rompe a llorar. Nadie la puede consolar. Al ver los sollozos de su amiga, Jesús no puede contenerse y también él se echa a llorar. Se le rompe el alma al sentir la impotencia de todos ante la muerte. ¿Quién nos podrá consolar?

Como los seres humanos de todos los tiempos, también nosotros vivimos rodeados de tinieblas. ¿Qué es la vida? ¿Qué es la muerte? ¿Cómo hay que vivir? ¿Cómo hay que morir? Yo soy la resurrección y la vida: el que crea en mí, aunque haya muerto, vivirá… ¿Crees esto?

A pesar de dudas y oscuridades, los cristianos creemos en Jesús, Señor de la vida y de la muerte. Solo en él encontramos una esperanza de vida más allá de la vida.

LLORAR Y CONFIAR

¿Qué podemos hacer? Ante la muerte, Jesús hizo dos cosas: llorar y confiar en Dios. Jesús sufre al ver la distancia enorme que hay entre el sufrimiento de los seres humanos y la vida que Dios quiere para todos ellos.

El Salmo


Del Señor viene la misericordia (salmo 129)

Resultado de imagen de imagen del salmo 129 del Señor viene la misericordia

Anuncios de redención:
un mundo sin cadenas,
los desterrados retornan a su patria
y los esclavos recobran la libertad.

Una redención copiosa.
Es Cristo el Redentor, el que libera.
Se hizo esclavo para liberarnos.
-- Sal de la cárcel, hermano,
Cristo rompe las rejas.
-- Sal del sepulcro, hermano.
Cristo quita la piedra