Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

13 de agosto de 2016

Imágenes para meditar: BLOQUES PARA DIOS




Bloques  para Dios


Van  subiendo  por la senda en la montaña

esos jóvenes y ancianos

campesinos, sus mujeres y sus niños.

En las bolsas de su espalda van llevando su tesoro:

Unos bloques de cemento.

La energía que les mueve

es el sueño de tener allá en la aldea

un rincón para su fe,

para ese Dios que no se encierra en catedrales

ni hay quien pueda ser capaz de secuestrarlo bajo un techo.

Saben bien que el Dios con quien platican

 está dentro de su tierra, en las  raíces de sus pinos

en la lluvia que abre el  fruto de sus milpas

y en las aves que les llaman al trabajo en la mañana .

Ya lo saben.

Pero saben que, también, el duro viento y las tormentas, los terrenos enlodados

las serpientes, y alimañas  no les dejan agruparse al aire libre

 y sentarse reunidos en silencio.

También saben  que el camino de los “padres” 

con el cáliz y “las cosas de la misa” en la mochila,  

por las  cuestas,

necesita que, al llegar, puedan tener un lugar bajo la sombra

donde  leerles con sosiego el evangelio,

recordarles que  el Jesús que no tenía  ni un pedrusco  en que repose su cabeza,

 tendrá  ahora otra cabaña  donde puedan reunirles

y llenar de bancas, santos,  y  candelas.



Un rincón  en donde  Dios los vea unidos en familia.

Y por eso  recogieron del camión, que ya no puede ir más arriba,

esos  bloques  de cemento .

Y empezaron a subir

donde  levanten su pequeña catedral

para darse bajo  techo  el abrazo de la paz

y cantar  a voz en grito, con el son de la marimba

¡¡qué alegría – me dijeron -porque vamos a la casa del Señor!!