Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

7 de junio de 2019

A voleo


PALABRAS A VOLEO

 Seguramente  que cuando  lean el título de esta  “volea”  de hoy,  sabrán enseguida quién  es  la persona  que está echando a  voleo por todas  partes,  esta  palabra y cada uno tendrá su opinión del caso que  le están  haciendo  Porque la palabra que hora les proponemos es

  PERIFERIA

Como siempre, empezamos   con la etimología  que nos suele venir  del griego

• El prefijo “peri-“, que puede traducirse como “alrededor”.
• La forma verbal “phero”, que es sinónimo de llevar.
• El sufijo “-ia”, que es equivalente a “acción” o “cualidad”.



El concepto refiere a aquello que rodea un cierto centro, como una zona determinada, un contorno o un perímetro.




 Por ejemplo:   “El presidente no escucha a quienes están en la periferia: sólo se comunica con aquellos que forman el núcleo más cercano al  gobierno”.
 “El hombre le recomendó a Mariana que no camine sola por la periferia del barrio”.


El uso más frecuente de la noción está vinculado a la geografía y a la organización urbana. Se entiende que la periferia es la región que está en los alrededores de un cierto centro. Así, un barrio o una ciudad siempre tienen una periferia en los alrededores:

Hoy en las ciudades  se habla también de suburbios En las viejas ciudades la gente rica  que antes vivía en el centro  ahora se han ido a vivir a los suburbios, a zonas periféricas,  que sin embargo  ahora son centros de  poder y riqueza.


Tal vez  hoy debemos hablar más de  gente o comunidades   que se han quedado al margen.

No es sólo cuestión de ciudades aisladas;  En el  mundo  entero también se distinguen  las naciones  que son como el centro de  la humanidad y los pueblos  o las personas que se han quedado marginadas;       están en    los bordes,  en las cunetas de la historia;  son los que no tienen adelantos técnicos,  viviendas cómodas, ni armas  para imponer su poder;  están pues en la periferia, al margen    de los avances sociales, políticos   económicos del mundo.  Y después de hecha esta descripción “geográfica”  podemos meditar en  este video  donde alguien aborda de frente el tema de la periferia.




Después de  contemplar y  escuchar  estas palabras del obispo de Roma  en ese solemne escenario de la basílica de San Pedro, supongo  que a muchos se les ocurrirá la reflexión;  pues no es muy periférico este lugar.

Desde que Pedro y Pablo dejaron las tierras  más al margen  del mediterráneo oriental, para predicar a su líder  en los barrios periféricos de  aquella gran ciudad,  aunque lo tuvieron que hacer en  zonas marginales o  desde las cuevas (catacumbas) donde a veces se tenían  que ocultar.




Esas  palabras, las tres juntas para que se mediten mejor,  la periferia,  los suburbios,  las cunetas de  la  autopista de la historia,  el margen, los marginados de la sociedad  nos tienen que pedir un examen  personal y  comunitario;



Nosotros  los que nos consideramos seguidores  de  aquel  galileo (¿de  Nazaret puede salir algo bueno?),   los creyentes de  parroquias, congregaciones, comunidades  cuando no salimos de nuestros  refugios de vida más instalada , los  que
 admiramos  las palabras del actual 
 “sumo pontífice” pero nos
mantenemos en nuestros centros…  sería bueno  que de verdad  nos asomásemos a la periferia  y   nos preguntemos  ¿Qué  podemos hacer  para arriesgarnos  por  esos caminos periféricos, no los de las autopistas, sino los de  terracería,?  ¿Cómo podemos descentrar  nuestra vida personal y comunitaria y centrarnos en los márgenes de la historia?  Entonces podremos   comentar lo bien que habla el papa  sin que  se nos caiga la cara de vergüenza  por escurrirnos dela periferia.