Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

7 de junio de 2019

Palabras para el Silencio


Alabanza
Alabanza de la mañana

Bendito seas, Señor, Dios de Israel,
Dios de Jesucristo, Dios de mis padres y
Señor de mi vida, porque quieres librarnos del poder de las tinieblas y con la luz del sol nos hace sentir cada día el signo de tu luz que ilumina nuestro caminar y da alegría y calor a nuestros corazones.

Benditos seas en esta mañana, al principio de un nuevo día, porque ya no tienes en cuenta mi pecado de ayer, sino esperas confiado mi respuesta del día de hoy.
Porque ya desde la aurora, cuando aún cuestan arriba los ojos, hace sentir en mi corazón tu amor y tu cariño.
Bendito seas, Dios de los hombres, en quienes confías, a quienes entregas el día para que construyan la vida y a quienes alientas con tu presencia continua.
Bendito seas tú, Señor de esta mañana a ti y a tus hijos, los hombres, quiero consagrar esta jornada.
Bendito seas en mis padres, por quienes me diste la vida.
Bendito seas en mis hermanos los hombres, por quienes mi vida tiene sentido.


Bendito seas en mi trabajo, en mi oración, en mi alimento, en mi tristeza y mi alegría, en mi comunidad y en mi soledad.
Bendito seas en todo aquello que ofrezca el día de hoy; en lo que será fácil darte gracias, y en lo que costará aceptar.

Bendito seas,
Señor de mis bendiciones,
a quien espero alabar, agradecer y bendecir,
cuando al final de la jornada,
tú vengas a recoger el fruto
de este día de mi vida.
Bendito seas, Señor,
por siempre bendito y alabado tú, mi Dios.
Palabras para el Silencio