Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo arreglo de Ana Isabel Pérez y Martín Valmased

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo arreglo de Ana Isabel Pérez y Martín Valmased

29 de octubre de 2021

El cuento de LOS TRES BICHOS. Capítulo 6


LOS  TRES  BICHOS AMIGOS

Martín Valmaseda

Capítulo  6

Empezamos a contarles  una  nueva aventura  de los  tres bichos amigos: La  golondrina, el delfín  y  el perro  callejero.

Pero  antes algo  que  ustedes  se preguntarán o nos  preguntarán:

¿Dónde está  esa isla, la  isla de los delfines? Si la  buscan en el  mapa  no la encontrará  porque es una islita o islote,  como se dice    tan  pequeña,  que  sólo  viven  en  ella  los  papás  con  Arturo y Larota la amiga de los tres bichos.

Para  que  ustedes busquen en el mapa,   les  cuento  que ese  islote está  en el mar Caribe.


Que dónde  está  ese mar?  No se lo digo;  quiero  que ustedes   mismos lo busquen en el mapa y  así  aprenden  más  geografía.

Bueno  pues  los  tres o cuatro  amigos, (porque eran los  tres bichos con   la bichita Larita)  se quedaron después del baile    en la  orilla de la playa. El delfín en  el agua

sacando  su morro  picudo y el perro,  la golondrina y Larita allí en la arena,  platicando los cuatro.  Ya les dije  que la niña  entendía  el lenguaje  de  sus amigos.

El delfín  que era   muy generoso les  dijo: “ si  en  la  aventura  anterior  hemos  vencido  a  los  caza-delfines,  podemos  ahora  hacer  una  patrulla de  salvamento,  para  salvar  a otros bichos  que estén en  algún peligro”

-        “Sí,sí- ladró  el perrito  guauito,- buena idea”

-Además - pió la golondrina tuit-tuit – nos ayudamos unos a otros,  yo  me muevo por el aire, el perro por tierra y  el delfín  por agua…  Eso nos ayuda  mucho”. Añadió Larita : “Y  yo por tierra y por  mar, porque sé nadar  un poco,  pero a volar todavía no he aprendido…  Claro  que antes tengo  que pedir  permiso a mis papas… Si les parece  ahora  nos  vamos  a  comer y por la  tarde nos reunimos aquí mismo”.

Así quedaron.

Larita  cuando estaban comiendo dijo a sus papás:  “¿Qué  les parece?  Hemos  hecho  una patrulla…”

-“Pero  ¿con  quienes? Si en esta isla no hay scouts,,,” -  el  que hablaba  era Arturo el hermano  mayor  de Larita . 

-“Es  que no  es patrulla de niños,  es de  bichos.”

El hermano  soltó una carcajada, pero  el papá y la mamá no  se rieron, Ellos eran científicos,  especialistas en  vegetales, árboles y plantas  y  se  tomaron muy  en  serio  lo  que  decía Lara:” ¿y  qué  bichos son tus compañeros”?

-“Una golondrina,  un    perro  de la calle  y… y un delfín”

Habló entonces el  papá: “un poco difícil  va a ser  que se  entiendan  entre  los cuatro”

-“Pues no- Dijo  Larita, todos nos entendemos.  Yo también  comprendo  lo  que  ellos dicen”

Los papás y  Arturito  se quedaron  con la boca abierta”

La primera  que la movió para hablar fue la mamá:” ya  me  gustaría  ver cómo se  entienden  ustedes”

La niña  movió  la  cabeza:  “Pero no lo pueden ver  ustedes,  Sólo se fían de  mí:  si ustedes vienen   se esconden “

Buenooo -.    dijeron los tres mayores

Pero Arturito  pensó en  descubrir,  cómo   su hermana  pequeña hablaba  con  su patrulla  de bichitos.
Cuando por la tarde,  los papás estaban trabajando  y  Arturito  vió que  Larita salía  de la  casa, esperó un rato y luego la siguió sin que se diera cuenta ella.  Llegó  Larita a la playa, dío un grito: ¡aeiouuuu!  Y  pronto apareció el perro entre  los matorrales, bajó volando la golondrina desde su nido  y  asomó  su hocico puntiagudo  el  delfín. 

Iban  a empezar a hablar  cuando  desde los  árboles del  bosque se escuchó  el  grito, de otras veces: “”¡Cuidado hombres a la vistaaa!- unos  loros  desde los árboles  habían  divisado  a Arturito, el hermano,  mal escondido entre las plantas.  Inmediatamente el  delfín se metió en lo profundo del  mar,  la golondrina  levantó  el vuelo   hacia  su nido, pero   el perro  como era callejero, no se asustaba  de los hombres  se puso junto a Larita enseñando los  dientes para  defenderla  si  hacía  falta

Arturo  se  vió descubierto y también  salió corriendo  hacia su casa.

¡Arturo  cabeza dura, ya  me estropeaste el plan! – grito Laurita  al  ver correr a su hermano avergonzado. 

Y  aquí  se termina el capítulo  6. 

Veremos en el 7 si se  arreglan las cosas a la patrulla de los  cuatro  bichos.