Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo arreglo de Ana Isabel Pérez y Martín Valmased

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo arreglo de Ana Isabel Pérez y Martín Valmased

24 de diciembre de 2020

PALABRAS A VOLEO

Palabras a Voleo
Martín Valmaseda

Hoy voleamos, echamos a voleo una palabra clásica, hoy un poco desfigurada por el coronavirus de nuestros dolores. Les vamos a hablar del

CAMINO

Me da vergüenza decirles su etimología, por ser tan popular esa palabra, pero fíjense que no viene del latín, ni del griego sino del celta, por eso hemos puesto CAMINO en letra gótica (en mayúsculas GÓTICA) su nombre que viene de cammin= paso. No les explico lo que significa pero sí les comento los significados especiales. Porque no se trata solo de marchar de un lado para el otro por caminos cualquiera y el mundo está lleno de caminos especiales aquí está el camino de Santiago que recorren españoles, alemanes, franceses, y... uff japoneses, ... africanos...

 Pero lo que llamamos camino de tierra, asfalto, o cualquier otro terreno para andar a pie o "caminos de hierro del norte de España" también se usa para hablar de caminos espirituales.

 Los primeros seguidores de Jesús, los que le acompañaron por las sendas de Galilea se dejaron llamar: "los del camino" porque no se camina en la vida solo con los pies, sino que todo ser humano, sobre todo los "buscadores," los inquietos, los que preguntan y se preguntan, hacen de su vida un camino.


Esos son también los que hacen peregrinaciones a distintos santuarios, religiosos o laicos.

Por eso podemos preguntarnos a veces, ¿cuál es mi camino? ¿hacia dónde voy? ¿a quién hice caso para empezar ese camino? o al revés, ¿estoy pasivo en mi vida? ¿No me preocupo por nada ni por nadie? ¿Yo voy a lo mío? (es decir no voy?)




Para terminar, les cuento este chiste del hombre que se cayó mareado en la calle. Los que pasaban se reunieron en torno y un muchacho con libros en la mano se acercó: "déjenme, soy estudiante de medicina; a ver qué le pasa"". Le ausculta, le toma el pulso y la tensión...y dice:"se ve que esto es por un corte de digestión. Ha comido demasiado, se curará con dieta y"... el hombre desmayado abre un poco los ojos y con voz apagada dice al "doctorcillo": amigo ¡qué camino llevas!; no he podido comer nada en tres días... ¿no hay por ahí un bocadillo por favor?

Martín Valmaseda