Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo arreglo de Ana Isabel Pérez y Martín Valmased

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo arreglo de Ana Isabel Pérez y Martín Valmased

2 de julio de 2021

El cuento de Willy capítulo 33

  El cuento de WILLY 

Historia de un niño algo especial que de mayor lo siguió siendo… a su manera

Martín Valmaseda

Dibujos: Karla y Andrea Aguilar


CAPITULO 33

 


…Siguiendo  el  capítulo anterior,  ya  saben,  Willy  se  sentó  en  el lugar  que le dejó  el  ministro de  educación  y  con  la voz  un poco temblona  al principio y luego.  Poco a poco más  segura  empezó  a explicar por  qué  llamaban a  aquella  emisora  con  ese nombre   que “olía a papel”.  Mientras hablaba se  estaba  imaginando  a  oyentes  de  aquel barrio,  la barranca  de Santa Marta  escuchando  su nueva emisora. Y tenía razón  porque  toda  la  familia y  sus  amigos  habían pegado afiches  por toda  Nueva  Chinautla  y  colonias   cercanas .  Buen número de vecinos   se  habían pegado a su  radio o a   su  celular,   para escuchar  qué   podrían  decir  del barrio  aquella  gente  del  mismo lugar.


“Soy hijo -  comenzó  nuestro amigo -  de un vecino  que     tenía una  librería,     (dijo  con  voz  irónica)¿saben?  Una tienda  donde  se venden  libros. Supongo  que  ya saben  ustedes lo que  es un libro…  esa colección  de hojas de papel  manchadas, con  unas manchitas  que  llaman  letras.  Las letras  suenan  en la  cabeza  y en  la  boca  de los  que saben  leer. ¿Ustedes saben leer, supongo? O tal vez  muchos  en  esta  colonia?  no  saben, o saben  pero no lo practican.  Mi papá estuvo   en  una de estas calles del barrio,   detrás de un  mostrador,  sobre el que  sólo había libros, muchos libros. El libro tiene una ventaja    sobre el televisor, que no  gasta  electricidad  aunque se lea muchas veces.   En 4  años  mi papá sólo vendió 11 libros… y se empeñó en  seguir intentando vender   porque decía  que  la  cultura  puede  servir  para salvar este país… al  final  se puso enfermo del disgusto  y  los libros  no  salieron a la calle,  están  al  fondo de nuestra  casa…

 

Sonó  el teléfono  del papá: “Don  Ramón  le  saludo  desde Radio  Gerardi  de Cobán. Dígale  a su  hijo,  que  estamos  transmitiendo  por nuestra  emisora  la inauguración  de la suya,  y la  están  escuchado  en las aldeas de  Alta Verapaz, supongo que está   ahí nuestra vecina  Telma. Nuestros  saludos a ella y  a ustedes…

 

Don  Ramón  cortó a su hijo  su discurso … Perdona  Willy  que te interrumpa.  Me dicen, amigos radioescuchas, de Cobán  que  allá  por  Alta Verapaz  también  nos  escuchan Y… ”  Se  creó  un clima  de entusiasmo  en la nueva emisora,    Telma  también intervino saludando a los  verapacenses… Entonces  Willy, puso  un  CD y lo presentó  diciendo:  “pues para terminar  esta transmisión  escuchen  ustedes  el disco que  va a ser nuestro  himno; con el que empezaremos y terminaremos  la  transmisión  de cada día.  Conocerán esta canción  los admiradores de  esa gran  cantante  que  es Mercedes  Sosa… y  esté  deseando  que Guatemala se transforme, cambie  en  un país de paz y justicia...  Escuchen  ustedes para finalizar  la canción  ¡Cambia,  todo cambia!  Porque con la ayuda de libros, de emisoras  de televisión y radio y de todas  la personas de buena voluntad en  Guatemala  las cosas tienen que  cambiar”.


Y  en  Chinautla, en Verapaz  y otros lugares  empezó a sonar  la voz de Mercedes Sosa...  Nosotros  la hacemos  sonar  aquí  en nuestro  blog para terminar  el  capítulo y que¡¡ TODOS SEAMOS UNO !!


!