Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

8 de julio de 2021

El cuento de Willy capítulo 34

  El cuento de WILLY 

Historia de un niño algo especial que de mayor lo siguió siendo… a su manera

Martín Valmaseda

Dibujos: Karla y Andrea Aguilar


CAPITULO 34

LA UNIÓN HACE LA FUERZA

En  torno a Radio “libros a  la  calle”,  se  creó en  Guatemala un fuerte  equipo  de acción.  Con  ayuda  de la nueva  emisora,   unida a las   diocesanas en  Verapaz, aumentó  el  movimiento de   los vecinos    en la  lucha  por  sus tierras  contra la  empresa  de zinc, y   allí  se unió  el departamento de ciencias  de  la  comunicación  en la  universidad.    En  él,  Telma   explicó  a los  estudiantes y  profesores  la  lucha por  la tierra en  Alta  Verapaz y les contó también  que  en  su  aldea  estaban  interesados en la lucha  en  defensa  del profesor de universidad y  su  método  de enseñanza que  atacaban el  grupo  conservador.

Así  se  empezó a organizar  una  red de comunicación y  acción  llamada  GUATEMALA  TODOS  UNO. Los  nudos  de esa red eran: – fíjense  qué  distintas fuerzas -  los  campesinos  indígenas  de Verapaz,  los  profesores  y  alumnos del  departamento  de comunicación  en la universidad  San  Carlos, las emisoras  de radio diocesanas     de Verapaz y LIBROS A LA CALLE,  donde  Paula y  Ramón  fueron  los nuevos locutores  con  ayuda de Victorino. A todos  estos  se unió  Seño  Cristy  con  su  escuela y  el instituto  donde     estudiaron Willy y  Telma,  que mantenía  su amistad con  ellos.   La típica  frase “La unión hace la fuerza”  allí  fue  una realidad,  y  también la contraria  “la  fuerza hace la  unión”  porque  los  “amigos  fuertes” que  empezaron   a ser  Willy  y  Telma , desde los  montes, se fueron uniendo   cada vez  más,  no  solo  entre  ellos, sino  con  esa  red de todos  los  que a lo  largo  de su juventud  habían  ido  conectando  con  ellos. Y  tampoco  nos  olvidemos  del P. Eulogio, el  que, sin  pensarlo, conectó a la pareja  fuerte  y al párroco  Juan    que  coordinaba  las comunidades de base en  las colonias  marginales  de la capital.

Cada uno  de los personajes de nuestra historia   era uno  de los hilos  que se anudaban    en  escuelas, universidades,  emisoras  familias, parroquias  populares,  … y  se enfrentaban a   otras  fuerzas negativas  que  dispersan  la  vida de Guatemala,  como  la ignorancia  de muchas familias, el individualismo   y el  “yo puedo más que tú”   desde  niños a grandes,  el racismo  que  envenena  ese bello  país. 

Detalles de todo  esto, los   han visto si han  leído  toda esta historia  de Willy  y  sus  amigos.  No nos  queda  más  que poner el punto final,    eso lo vamos a hacer  en el   capítulo 35. Hasta   la próxima o el próximo.

 

            

Mercedes Sosa


Quieres leer todos los capítulos del

 Cuento de 

Ve al siguiente enlace  👉