Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

20 de febrero de 2021

Palabras a Voleo: Competir y Colaborar

 Palabras a voleo 

Martín Vamaseda

Hoy queremos ofrecerles dos palabras “A VOLEO” que podríamos llamar  candentes porque en la  vida de la humanidad  marcan toda la conducta de las personas y los  colectivos.  Estas palabras, como verán, son totalmente opuestas. 

Vamos a tratar de

COMPETIR y COLABORAR

Dicho de una manera más sencilla podríamos hablar de 

 “A VER QUIÉN PUEDE MÁS” y “A VER CÓMO PODEMOS JUNTOS…”

No vamos a empezar buscando etimologías de estas dos palabras, mejor  partimos de unas preguntas:

En este mundo en que vivimos ¿cuál de los dos verbos se usa más?  ¿Las personas son principalmente competidoras o  colaboradoras? 

Sospecho que me  dirán : pues… mita-mita… existen momentos en que mujeres  y  hombres  viven  sumergidos en  la  competencia  y otras veces  domina en su vida la  colaboración…

Y  ¿cómo  sería  el  mundo más  feliz?

Seguramente aquí habría división de opiniones. Unos me dirían que con la competencia avanzan los trabajos más y mejor si cada uno intenta ganar más. Pero otros dirían que con un sentimiento de fraternidad el trabajo conjunto, en colaboración, mejora en calidad cualquier obra, cualquier sociedad.

Aquí saldrán los que desconfían de la humanidad: “pero el mundo está lleno de egoísmo y lo que mueve a las personas es la competencia, el ganar más que otros.

Pero, les contestarán quienes creen que se puede hacer otro mundo distinto: “si lo que domina el mundo es al amor será la colaboración entre todos lo que hará progresar la sociedad”



Pero no domina el amor – cortarán los competitivos – sino   la lucha individual  por  la  vida.

“¿Y  no  podríamos llegar – dirían los soñadores - a hacer un mundo de amor y  colaboración  donde todos  se  ayudarían  a mejorar la vida a todos? Se empieza hoy a hablar de  un  salario  mínimo a todas  las personas  donde nadie pasaría hambre pero todos seguirían co-laborando por mejorar los cultivos, las construcciones, el  arte, la cultura, la  industria, la  escuela, la  salud…”

“Bah, - cortarían  los  competidores-  Eso son ilusiones que terminan en el  comunismo.  Es  imposible  que la humanidad  funcione con el amor.  Termina funcionando  con la dictadura  comunista.  Todo en común a la  fuerza y los líderes  del poder  dirigiendo  todo  desde sus palacios.”

Pero  los  defensores  de la colaboración,  del  amor  eficaz, sacan  la  bandera de  la educación: eso es porque educamos a las personas  en un porvenir sin esperanza,  sin conciencia… sin darnos cuenta  que la humanidad cambia y hoy sigue  cambiando  la   manera  cómo se  vivía  el   tiempo  pasado.”

Un colaborador mete la mano en el bolsillo  y  saca  el poema de Bertold  Bretch  que en  esta misma página les  presentamos.  Lee “El  sastre Ulm


Nunca el hombre volará se dijo en la Edad Media.

Hoy los obispos y el papa vuelan. Aunque  todavía se  estrelle algún avión.

Pero todavía hay gente que se siente tranquila en el “¡no se puede! “Cuando se la propone algo nuevo.

Dijeron:  “no  se puede”  encender bombillas con electricidad,   no se puede hacer  vestidos si no  es con pieles de animales,  no se puede viajar  a mucha velocidad  en trenes  o vehículos sin  que los arrastren caballos.

Actualmente están diciendo “no se puede“  que  laicos  casados  o  mujeres puedan  presidir la  eucaristía,  que la eucaristía vuelva a ser una comida de amigos  sentados en torno a  una mesa, tomando el pan partido en las manos  como  fue  la primera y las siguientes de los primeros siglos, que puedan haber mujeres  gobernando  diócesis  o  la  iglesia  entera…



Si  hiciéramos  una lista  de  lo  que en algún  tiempo  se  ha  dicho  que  “no   es, ni  será  posible nunca”  y  más tarde fue algo normal que no  extrañaba…

Para  hacer esa  lista de <no-se-puedes> no  habría  bastantes libros en  el  mundo.

Solo falta que  vayan  avanzando  en  la  humanidad  dos  cosas:

LA CONCIENCIA  Y  EL  AMOR  VERDADERO

 Entonces podrá  ser  que  existan  seres competentes (como habilidad,)  pero  que  no  compitan  entre sí  y  pongan en  común sus cualidades para colaborar, todos  con  todos,  en  hacer  un  mundo  nuevo  donde  se  viva  en  comunión.

Hoy día, (otro contrasentido), los que van a hacer comunión son anticomunistas, los comunistas no van al templo a celebrar comunión… por lo general.  Es que estas palabras que echamos a voleo, cuando caen a tierra   ya no tienen el  mismo sentido  porque les faltan esas dos  palabras:  CONCIENCIA (sentido común) y AMOR (verdadero), como el de un tal Jesús  de Nazaret, el  que se  estrelló en  la  cruz por querer volar al  mundo nuevo.

Y no digan que ese mundo nunca  llegará.


Tan sólo llamaremos competencia

A servir a los otros los primeros

Sin que nos mueva a ello la ganancia

La turbia obstinación de ganar más que otros

¡Ganar!

 Esa palabra sólo será en plural

Ganaremos cuando ganemos todos

Pero ¡todos!

(Poema Colaborar, del libro Para que Otro Mundo sea Posible)

______________________________

(Les  recomendamos  para pensar más  este tema,  el  libro: PARA  QUE  OTRO MUNDO SEA  POSIBLE,  de  PPC (España) y LIBROS A LA CALLE (Guatemala).