Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

20 de mayo de 2021

RELIGIOSO-LAICO, Palabras a Voleo

 

PALABRAS A VOLEO

 Martín Valmaseda



Hoy  echamos a volar  como  dos palomitas, dos palabras que alguna vez, mas  que palomitas  han  sido   buitre y gallina  porque  eran un tanto contrapuestas,  aunque ahora  se van  reconciliando  rápidamente no  tanto como a algunos  nos  parece necesario.  Se  trata  de las palabras RELIGIOSO-LAICO.

Aunque para  entenderlas  debemos  conocer cómo han  evolucionando y  casi  revolucionando.    

RELIGIOSO  era  generalmente  la  persona que de  algún  modo tenía a Dios (en distintos nombres )  como parte importante  de su  vida. Que rezaba,  iba al templo, educaba a su  familia  en  esos  sentimientos… Pero  de modo especial  era quien pertenecía a una orden o  congregación religiosa o era sacerdote en  sus   diversas categorías y  confesiones: católico, budista , musulmán, etc.




LAICO  tiene  significados  más contrapuestos.  Aunque  la palabra  viene  del griego  «λαος» (laos);   que significa  pueblo,  en la  época  de enfrentamiento  con  la religión,  el    laicismo”…  Empezó siendo  laico  el  que no  creía  en elementos  religiosos,  no creía en el  Dios que le habían enseñado  de pequeño,  algo  como  ateo o  agnóstico,  con muchos  matices diferentes.

Hasta  que  los curas  progres que  sabían griego  empezaron  a decir.: pues también  nosotros somos laicos,  somos  pueblo  aunque también   somos religiosos,  creemos en Dios. 



 ¡Qué ganas de complicar  las cosas!.     Y  hoy,  aparecen anticlericales que dicen: pero  yo  soy, laico, laico fetén de verdad,… Entonces   muchos creyentes (lo  que antes  se estaban  llamando seglares)   siguen  diciendo que  ellos  también  son laicos que, laico  es manera  de decir  que  no  son  curas  ni religiosos, ¡vamos  que no dicen misa ni  confiesan!.  Eso  hasta  que  no  triunfe  la  tesis de muchos  laicos curas, obispos que dicen con toda  razón  que  con la falta  de misas    y  celebración de sacramentos,    ¿por  qué  los  curas  no  se pueden casar o los  casados laicos ordenarse  cura?  y…  se monta otra vez el embrollo. Encima  los  historiadores dicen  que en las primeras comunidades cristianas presidían la eucaristía  cristianos  corrientes y hasta cristianas  y  que  no existían  curas ni  curos (como dirían las feministas). Todo se complica más. 

¿Quieren  un  poco más de lío?(es  que  dijo  el papa Francisco que  se armase  lío) .  Pues resulta  que en  las congregaciones clericales  (donde todos  eran  presbíteros) , empezaron a  surgir   “hermanos” – no padres -  que, porque  no podían aprender  latín, o por  humildad,  o por lo  que fuera, se dedicaron a barrer (Fray Escoba)o al cuidado de  las vacas, o  arreglar los  desperfectos  del  convento…

Hicieron  santos o beatos a muchos de  esos  que barrían, etc…  No tantos  como   entre  los presbíteros  y los  obispos que  tenían  más categoría, digo yo,

Y  puestos a decir, les cuento  que  de pronto,  en  algunas congregaciones  religiosas, empezaron  a surgir hermanos –    que  ya no  barrían, ni cuidaban  las vacas  sino  que estudiaban ciencias  de la educación, química, literatura, filosofía, hasta teología   y  no se hacían presbíteros,  padres,  sino  que  seguían  siendo  hermanos,  laicos… ¡laicos!¿laicos?  pues hemos rizado  el  rizo.    De  los  laicos  que se querían  tragar vivos a los    religiosos  hemos  llegado a los  religiosos  laicos  y, para  hacerlo más  difícil, todavía  resulta que  también  están  existiendo  laicos  religiosos  que  no  son  lo mismo  que religiosos  laicos.  Se  lo  digo  yo  que pertenezco  a una congregación de  esas donde después de  50 años  como  sacerdote  religioso, me parece  que ahora estoy más bien  como   religioso  laico.

 Hasta  ahora he escrito  con cierta  ironía  pero  buscando  la  verdad.  A ver si consigo   hacerlo  ahora  un poco más en  serio.

EL  LAICO- RELIGIOSO, O LAICA  RELIGIOSA es quien  sintiéndose  («λαος» (laos); pueblo   sin  categoría clerical  vive  unos compromisos (votos o  promesas) en  comunidad  religiosa  dedicado a la oración y/o a    acciones  de comunicación misionera,  caritativa,  cultural…

En  cambio

EL  RELIGIOSO LAICO O RELIGIOSA LAICA es el  creyente en Jesús  y  su  evangelio  que sin  hacer votos públicos,  viviendo incluso en  comunidad familiar,   participa  en  las acciones  de misión, comunicación,  trabajo profesional.Entre  el  R.L y  el  L.R  hay  muchas  semejanzas  y muchas diferencias.

Muchos   RELIGIOSOS LAICOS,   empezaron siendo laicos  en  comunidades y  luego,  descubriendo la vida  y  palabra de Jesús se animaron  a formar comunidades    religiosas, unas con sacerdotes  y  otras  siguen  siendo Religiosos laicos, algunas incorporando sacerdotes  pero otras  firmes en su  laicidad  siendo  todos RELIGIOSOS  y todos  LAICOS.

Pero   ahora, desde hace  varias  decenas  de años  están  empezando a bajar  el numero  de vocaciones  religiosas  y muchas  congregaciones  se  dicen ¿y  ahora  que hacemos?  (muchas  de  esas  comunidades   se  dedican sobre  todo a la  educación) tenemos  que cerrar  colegios y  parroquias… y  sobre  todo se cierran  las pequeñas comunidades en ambientes  misioneros y  de  barrios  pobres.

Afortunadamente hubo religiosos  que  empiezan contar  con los laicos,  y no solo  porque  les falta  gente  sino  porque  confían  en  que los  LAICOS   aunque no  tengan  votos  pueden  ser   tan  fieles  en  su misión con  los comprometidos con  votos.  A  algunos religiosos  les da miedo el  cambio.  A otros  les  parece que muchos  cambios  en la  historia de la humanidad y  también  de la iglesia  se han  hecho  después de muchas dudas y  discusiones y  hoy  son  cosas  normales.

Quien más claro lo  contó  fue  Bertold Bretch  y lo tradujo y  canto en  español Adolfo Celdrán: EL  SASTRE  DE ULM

-¡Obispo, puedo volar!-

le dijo el sastre al obispo.

-¡Fíjate, voy a probar!-

Y con algo como alas

el sastre subió al lugar

más alto de la catedral.

Pero el obispo no quiso mirar.

- Como el hombre no es un ave,

eso es pura falsedad -

dijo el obispo del sastre

- Nadie volará jamás.-

- El sastre ha muerto - la gente

al obispo fue a informar

Fue una locura. Sus alas

se tenían que desarmar.

Y ahora yace destrozado

sobre la plaza de la catedral.

- ¡Que repiquen las campanas!

Era pura falsedad

Como el hombre no es un ave

- dijo el obispo a la gente -

¡nunca el hombre volará! –

 

“Nunca  se  hará  eso jamás “ dijo ese obispo  y muchos otros  obispos  y  clérigos  y  laicos.  Muchos  todavía  lo  están diciendo  del  concilio  Vaticano II y  de muchos inventos e iniciativas  de hoy.  Muchos  prefieren  morirse de aburrimiento  antes de estrellarse  contra la incomprensión y el  riesgo.

¿Hasta qué  punto estamos decididos a arriesgarnos a salir,   en busca  de caminos  nuevos  que  nos  esperan?

Ya  ven que en  el pasado y el futuro  LAICO Y RELIGIOSO  van cambiando  de significado.