Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo arreglo de Ana Isabel Pérez y Martín Valmased

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo arreglo de Ana Isabel Pérez y Martín Valmased

13 de mayo de 2021

El cuento de Willy. Capítulo 26

 El cuento de WILLY 

Historia de un niño algo especial que de mayor lo siguió siendo… a su manera

Martín Valmaseda

Dibujos: Karla y Andrea Aguilar

CAPÍTULO 26

UN MUNDO DISTINTO

Iban a descender  por  un  camino  enlodado… Willy preguntó  asombrado : ¿por  aquí? Así  terminó  el  capítulo anterior.

Como Willy  estaba  acostumbrado a   ver  en las misas a  las que  iba,  gente muy  religiosa  de  clase más  bien elevada,  se extrañó  de que aquella  comunidad  de base se   reuniese,  en aquella  ¡pobre barranca  llena de  champas, chabolas  más que pobres. Era una  comunidad  del  fondo!


Telma  le explicó: “ Sí el  P. Juan o vive  en  una  champa  allí  abajo y  trabaja  de  albañil en  una empresa del centro de la  capital.”

_ Pues  vamos p´allá- dijo Willi.  Empezaron  a  bajar.  Había  llovido  hacía unas horas.  Tuvieron  que agarrarse  de la  mano, para no  rodar  por  la  cuesta  y   con  cuidado  llegaron a la  casa  de  Juan y Mari.  No  era una champa  de lamina sino una casita  de bloques. Allí estaban  ya  unas 8  personas  en  bancas y sillas.  Telma  presentó al  nuevo:-“Willy es un compañero  mío  del instituto  y  no  conocía lo  que  es una comunidad de base plástico, el  techo, sí de cinc. 

Telma  presentó  al  nuevo:  “Willy es  compañero  del instituto. No sabe  lo que son comunidades de  base y  por  lo  que hemos  hablado, creo  que es algo  que  está buscando…”   Había  empezado ya la reunión  y sin más  preámbulos siguieron.  Jorge el dueño  de la  casa  con Marina su  esposa ,  siguió  con  el tema: Estábamos  hablando  del problema del agua  que en esta  colonia  nos  están  cobrando cara  y no nos  llega ni para   cocer  los  frijoles.  El ayuntamiento  no  había camiones  más  que…

Willy lo interrumpió: a mi me  dijo Telma que  aquí  trataban  temas sobre la fe…

Jorge  le aclaró,  es que la  fe también  es  esto.  Empezamos viendo  alguna situación  en  nuestra  vida. Lo  que llamamos ver.  Luego iluminamos   con lo que  dice el  evangelio  a nuestra  vida  sobre  eso,  y  hacemos  una  oración  y deducimos al  final  que debemos  hacer para  que cambie  esa  situación…

“¡Ah- comentó Willy.  En mi parroquia  sólo  rezamos!…  Eso  de unir la  vida  con la  oración.  Ver-iluminar- orar y  actuar,  me parece  una buena  idea”…

Y se calló para  ver cómo  funcionaba la   reunión.  Todos  participaban    poniendo en común la experiencia  que tenían.  Algunos,  entre  ellas  Telma  leyeron  alguna  frase  del evangelio  que  tenía  algo  que  ver  con  el  agua, se quedaron  un  rato en oración,  y esto se unió  con  pensar  el  modo  de conseguir  que  hubiera agua en aquel  barrio  y que no  faltase  a quienes no podían  pagarla,  pues  había  mucha  pobreza por  aquel  lugar,  como ya  había  visto al bajar Willy.  Alguien planteó  que había  dicho  Jesús: “el que tenga  sed  que venga a mí y beba”  y  lo  que  eso significaba  en  la  vida  práctica.

No  vamos a  desarrollar  toda la  reunión  que duró  algo más de hora y  media. Sólo imagínense que como  comentaba  Willy  luego,  “esta  reunión  no  tiene mucho que  ver  con la  religión  de  la parroquia donde yo  voy…”

Claro,-  dijo  Telma -  no habrán  pensado  en  lo  que  dice  en  su  carta  el  apóstol  Santiago. <La verdadera  religión  es ayudar   a las  viudas y huérfanos  en  sus  necesidades  y librarse del mal  de  este  mundo>  pero para muchos   lo principal   es pasar el tiempo  en ceremonias   y…


Así  subieron  platicando  y  agarrados  de la  mano para no  caerse,  aunque al  llegar  arriba,  hasta  la  parada  de la camioneta  así siguieron. Willy le  pregunto  otra  vez  a Telma  si  se  hacían novios,  pero  Telma  volvió a contestar,  que era  pronto, que  solo  “amigos fuertes”. Al  llegar  la  camioneta  a  nosotros  se nos  termina  el capítulo.  Tengan  paciencia hasta el  27