Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo arreglo de Ana Isabel Pérez y Martín Valmased

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo arreglo de Ana Isabel Pérez y Martín Valmased

7 de mayo de 2021

El cuento de Willy capítulo 25

 

 El cuento de WILLY 

Historia de un niño algo especial que de mayor lo siguió siendo… a su manera

Martín Valmaseda

Dibujos: Karla y Andrea Aguilar

CAPÍTULO 25

DESCUBRIMIENTOS DE WILLY




Ya ven cómo nuestro amigo Willy iba cambiando muchos aspectos de su vida. Podemos decir que era un caminante hacia el horizonte. Es que, aunque no se lo imaginen, hay personas, también jóvenes, que caminan hacia atrás. Hacia las costumbres y la vida que aprendieron de pequeños, sin pensar que tenemos en la vida gente que nos ayuda a tomar conciencia del futuro.

Personas que viven hoy o personajes de la historia pasada que son luces para el futuro, como Jesús, su palabra, su vida… (hay otros: Ghandy, Buda, San Juan de la Cruz… Lo malo es cuando la historia que se estudia en la escuela, son sólo guerreros, políticos, manipuladores del pueblo (¿y el pueblo no cuenta? Willy se iba dando cuenta de que entre gente humilde campesinos, obreros, o más cultos como los maestros que tuvo la suerte de encontrar, tenía personas con el horizonte claro y que no andaban aislados en la vida.


Telma, aquella campesina queqchí y el P. Eulogio, le abrieron Las puertas a la comunidad. Precisamente el primer día que hubo esa reunión de lo que llamaban CEB (comunidad de base).  Como no sabía Willy donde era la reunión quedó en una esquina ir junto con Telma. En el camino Willy preguntón quería saber más sobre las comunidades esas, y si tenía eso que ver con la comunión que el hizo de pequeño. Telma le dijo: “Yo no creo en lo que llaman primera comunión aunque yo también la hice” Willy puso cara de interrogante(¿?)



-Yo creo en la comunión- siguió la muchacha- estar unidos las personas, formando comunidades que se unan también con otras comunidades y que todo el mundo sea una comunidad de comunidades…

Aquí saltó Willy: “Pero yo conozco grupos que están muy unidos entre ellos… pero que chocan con los demás…”

- “Eso no son comunidades, son sectas, grupos que van a lo suyo contra los que no        son ellos…”

- ¿Cómo los partidos políticos?

- Como esos cuando lo que buscan es el tener el poder a costa de lo que sea:               sobornos, mentiras..

Lo dice la palabra: están partidos, pero no comparten ni reparten, todo para ellos.”

- “Pero esa comunidad que dices es un sueño”

- “Claro, hay que empezar soñando y luego ver cómo se puede hacer realidad”

- Willy escuchaba y no sabía que decir… Ese sueño le parecía que tenía un  despertar muy lejano.

- “Claro que es lejano – seguía Telma - y algunos cuando quieren correr mucho y  hacerlo violentamente, pues lo parten. Hacen partidos … y los que quieren todo para ellos hacen otro partidos y se arma el enfrentamiento”

- “O sea que sí hay que hacer partidos?”

- “Sí pero partidos que no partan la sociedad… que no peleen sino que eduquen de buenas maneras a las personas”

- “Muchacha con todo esto me da vueltas la cabeza.”

- “Pues ya estamos llegando a casa de Mercedes que es donde tenemos hoy la reunión.”

- Con el diálogo no se había dado cuenta Willy que donde llegaban era una barranca de las afueras de Guatemala, llena de casitas pequeñas, algunas puras champas. Iban a descender por un camino enlodado. Willy se detuvo. “ ¿Por aquí?”



- Pues nosotros nos detenemos también y esperamos al próximo capítulo para escucharla respuesta de Telma y lo que encontraron por “aquí”.

__________________

Quieres leer todos los capítulos del

 Cuento de Willy

Ve al siguiente enlace  👉