Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo arreglo de Ana Isabel Pérez y Martín Valmased

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo arreglo de Ana Isabel Pérez y Martín Valmased

18 de abril de 2021

Los otros Salmos

Oración nocturna (salmo 4)

Rafael Prieto



Un poco de luz, Señor,

un poco de esa luz maravillosa,

de ese resplandor de tu rostro,

porque estoy enteramente a oscuras.

 

Han puesto mi cuerpo en la caverna,

mi cama entre los muertos.

 

He bajado a los infiernos, lugares profundos,

donde no hay más que noche y silencio.

 

Un poco de luz, Señor.

Muchos se burlaban y decían

que me habías abandonado,

que me echabas a las tinieblas,

que ya no había luz ni alegría para mí.

 

Un poco de luz, Señor.

Escúchame, defensor mío.

Tú fuiste siempre mi Abbá.

Tú me alimentabas con tu cariño.

Tú me ensanchabas el alma con tu dicha

en el momento del aprieto.

Tú eras mi encanto y mi victoria.

Ahora te necesito más que nunca.

 

Un poco de luz, Señor, Padre mío.

Que no quede en esta sombra para siempre.

Dime que esto sólo es un sueño,

que puedo dormir en paz, que solo serán tres días.

 

¡Ah!, sí estoy seguro, solo serán tres días.

Así estaba escrito.

 

Después será la vida,

contemplar el resplandor de tu rostro

y bañarse eternamente

en el océano de tu luz.

  

Los Otros Salmos