Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

12 de junio de 2021

El cuento de Willy capítulo 30


El cuento de WILLY

Historia de un niño algo especial que de mayor lo siguió siendo… a su manera

Martín Valmaseda


CAPÍTULO 30  

DE LA REVOLUCIÓN SALE LA UNIÓN

Los caminos  de Willy  y Telma  se fueron  juntando  más a causa  del último conflicto en  la tierra de Verapaz, conflicto que también  juntó  a  las dos familias  campesina y capitalina.

 


Hace tiempo que no les hablaba de los papás de Willy.  Nuestro amigo tenía gran confianza con   ellos que al revés de lo que suele suceder estaban al tanto de la “fuerte  amistad”  de su  patojo.  Telma también les iba a visitar a veces y hasta la  mamá,  Doña Paula   acompañó  a  la  pareja  en  alguna  ocasión  a  la aldea.  El papá Don Ramón, todavía convaleciente de su enfermedad  no  estaba  para esos trotes  por  el monte.  Bastante tenía con ir buscando trabajo    para cuando los médicos le dejasen  libre.    Había tenido que  cerrar la  librería, no  solo por  su enfermedad,  sino  porque   por la falta  de interés  por  la lectura y la  baja  economía en  aquel  barrio  popular  no  había conseguido vender  muchos  libros.

 


En  la facultad  de ciencias de la  comunicación,  Telma  y  la mayor parte  de  compañeros  estaban  enfrentándose  con  el  grupo de  estudiantes conservador,  que intentaban  quitarse de  encima a  aquel profesor  acusándolo de que  no  trabajaba, que sólo  les  daba  tareas  a  realizar  y  él  no preparaba  las clases,  acusación falsa según la mayor  parte de  alumnos.  Lo  malo es que entre los contrarios al profesor,  estaba un hijo  del ministro  de economía.   Ese muchacho creaba  mal ambiente  en  la universidad  y  el  papá, prepotente,  hacía  caso  a su  hijo…

En  la  aldea, donde la  única  universitaria era Telma (la llamaban  la  estudiosa, en corto  la “estudi’’)  también  se  creó  un  ambiente  de interés y preocupación por  los  problemas  que la  estudi  tenía en la  capital.  Uno de los  trabajos  que  ella hizo,  fue  un  reportaje  sobre “cómo se prepara un  locutor”.  Ese   documento  reflejaba    el conflicto  de los  estudiantes en  torno al  profesor  D. Melquiades.  Y  no  solo  lo  entregó,  ella al  profesor  sino  que  lo llevó a  Radio  Gerardi,  la  emisora  de la  diócesis donde lo transmitieron  y  escuchó,  traducido al  q´eqchí, todo el  pueblo.

 

Cuando  subió el domingo  a la aldea Telma  tuvo  que  dar explicaciones de lo  que  pasaba  en la universidad.  Eso también se transmitió  en  radio  Gerardi  y  lo pudieron  oír  en  toda  Alta  Verapaz y  hasta   algunos    en la  capital.

 

…Se   armó  revuelo.  Algunos  de los  alumnos  del  bando  conservador increparon  a Telma    que ¿por  qué  tenía  que sacar  esos temas?,  que  la ropa  sucia  se  lava  en  casa…Willy  y  cuatro  compañeros más  tuvieron que  acompañarla  por  miedo a reacciones violentas…

 

Dejamos  aquí este capítulo  tan  conflictivo,  solo  les  contamos  un detalle  esperanzador. Estando  de visita  Telma  en  la familia  de Willy,  comentando  los  sucesos  de la aldea y  de la universidad  comento  la muchacha  que  echaban  de menos  una  emisora  que  en  los barrios marginales  de Guatemala  sacase a luz  esos  problemas  de las aldeas y  de las zonas deprimidas del país.


Don  Bruno, el papá  levantó  el  dedo. “Yo me  apunto, mejor que  estar  sin  trabajo  es hacer algo  que sirva a la  gente…  aunque no lean libros,  radio y  televisión  si  que  siguen con interés”. Se miraron unos a otros  Doña Paula y la  pareja y…  y ya seguiremos en el  capítulo 31.       

 _______

Quieres leer todos los capítulos del

 Cuento de Willy

Ve al siguiente enlace  👉